Opinión

Bitácora Industrial

El mundo económico mundial sabe perfectamente cómo comenzó este enfrentamiento.
viernes, 09 agosto 2019

Guerra comercial China – USA

Lo que se temía desde que Trump arribó a la presidencia de Estados Unidos es un hecho: la guerra comercial entre las dos primeras economías del mundo que de manera inevitable ya está teniendo graves repercusiones en la totalidad de los países desarrollados. El mundo económico mundial sabe perfectamente cómo comenzó este enfrentamiento, pero nadie se atreve a aventurar cómo va a terminar, por las innumerables variables que tiene. La principal de ellas es el carácter voluble de Trump y una muestra de ello es que en junio se reunió con Xi Jinping, en la Cumbre G 20 en la ciudad japonesa de Osaka, y declaró que no impondría más aranceles a los productos importados desde China.

Ahora decidió imponerle un impuesto adicional del 10 por ciento a 300.000 millones de dólares en importaciones chinas a partir del 1 de septiembre, lo que provocó un desplome en todas las bolsas del mundo. A los dos días del anuncio de Trump, China devaluó el yuan y esta semana decidió suspender todas las compras de productos agrícolas de Estados Unidos. Para los expertos, la guerra comercial entre China y Estados Unidos dejó de ser una amenaza para convertirse en un hecho concreto, cuyas consecuencias ya comienzan a sentirse en prácticamente todo el planeta y en los próximos meses debería afectar también al pueblo norteamericano. Esos mismos expertos dicen que el pueblo chino está mejor preparado que el de Estados Unidos para soportar las consecuencias de un enfrentamiento comercial como este.

China está preparada

Fieles a su estilo de vida, los chinos se han venido preparando desde hace mucho tiempo para una situación como la que les plantea Trump. En primer lugar, hay que decir que el principal tenedor de bonos de la Reserva Federal es China. En cifras, Beijing posee 1,3 billones de dólares (millones de millones), el 17 por ciento de los bonos que están fuera de Estados Unidos y del total de la deuda norteamericana casi el 10 por ciento la tienen los chinos. No es que la economía norteamericana va a quebrar si China decide salir de los bonos, pero crearía graves problemas a los consumidores y al gobierno de Washington.

El principal comprador para una suma semejante de bonos tendría que ser la propia Reserva Federal es decir el banco central de Estados Unidos, pero para ello tendría que imprimir dinero y eso provocaría una baja del valor del dólar, lo que a su vez haría más cara la vida para la población norteamericana. De igual manera haría más caros los productos importados, aunque facilitaría las exportaciones. Los economistas aseguran que aunque esta es el arma principal de China frente a Estados Unidos, tendría también consecuencias negativas para su economía. Por eso dicen que sería el último recurso de Beijing en el enfrentamiento con Trump. De hecho el gobierno chino vendió 20.000 millones de bonos de la Reserva Federal en marzo, y compró igual suma en oro, lo que evidencia que ya Beijing venía preparándose para las consecuencias de una guerra comercial con Washington. Esta venta parte del hecho de que si sacan a la venta masivamente los bonos, el dólar perdería valor y eso afectaría también el monto de las reservas financieras de China.

La ofensiva china

Antes de que Trump asumiera la presidencia, ya los chinos venían aumentando su influencia en la economía mundial, mediante inversiones y préstamos a muchos gobiernos, sobre todo en países pequeños pero con ubicación estratégica. En los últimos 5 años, China ha destinado más de 100.000 millones de dólares a fondo perdido en estos países, aumentando de manera considerable su influencia en la economía mundial, incluso en Europa. En Montenegro, Beijing financió una moderna carretera a un costo de casi 20 millones de dólares por cada kilómetro, lo que significó el 40 por ciento del PIB de ese pequeño país. Cuando Sri Lanka no podía pagarle los préstamos, China negoció la operación y control del estratégico puerto de Hambomtote, desde donde puede influir en el Mar de Arabia, parte del Océano ïndico y el Golfo de Bengala.

En esta última ofensiva diplomática y financiera, China estableció intereses en más de 60 países, entre ellos Las Maldivas, Pakistán, Afganistán, Mongolia, Laos, Tailandia, Kirguistán, Tayikistán, Venezuela, Perú, Brasil, México, Montenegro y Serbia. En abril de este año China invitó a un foro comercial en Beijing, en el que participaron 37 jefes de estado y representantes de más de 100 otros países, a los que Jinping ofreció garantías de que China respetará los acuerdos internacionales sobre comercio, e intentó disipar los temores de una guerra comercial con Estados Unidos. Sin embargo, las decisiones de Trump echaron por tierra todas las buenas intenciones y ahora habrá que esperar el desarrollo de los acontecimientos.

Prorrogada exención a Chevron

Trump prorrogó por otros 90 días, hasta el 25 de octubre, el permiso para que la petrolera Chevron pueda seguir operando en Venezuela, a pesar de las sanciones que prohíben a las empresas norteamericanas negociar con el gobierno de Maduro. La exención beneficia además a las empresas Halliburton, Schlumberger, Baker Hugues y Weatherford International. Los analistas norteamericanos dicen que Trump prorrogó la excepción para proteger los activos de estas empresas, sobre todo de Chevron, ante la certeza que si cierra sus operaciones por las sanciones, Maduro los ocuparía de inmediato. En Venezuela Chevron produce 40 mil barriles diarios y da trabajo a unas 8.000 personas.

La producción mundial de Chevron es de 3 millones de barriles, por lo que el cierre en Venezuela no le afectaría mucho sus operaciones, aunque sí perdería sus activos, lo que reduciría las utilidades de esa empresa. No han sido reveladas cifras del monto de los activos de Chevron en Venezuela, pero a juzgar por la producción algunos expertos los sitúan entre 1.500 y 2.000 millones de dólares. Otras petroleras extranjeras expropiadas han tenido que recurrir a tribunales internacionales para intentar el cobro de la indemnización correspondiente.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DMCXOUzdbm454auNileuJ4

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: