Hogar

¿Cómo hacer pan casero?

HAz tu propio pan para merendar en las tardes.
jueves, 15 agosto 2019
pan casero
Cortesía | No siempre queda bien a la primera

Hay cosas que por más fácil que sea comprarlas, siempre es bueno saber cómo se hace para prepararlas en casa. Por ejemplo, por más sabroso que sea el pan de tu panadería favorita, hacer un pan casero con tus propias manos te hará amarlo como a un hijo.

Ingredientes:

500 g de harina de fuerza.

10 g de levadura seca o fresca.

300 g de agua tibia.

Azúcar

Sal

Preparación:

Mezcla

Con ayuda de los dedos, desgrana y vierte la levadura sobre el agua y el azúcar. Déjala reposar durante unos 10 minutos. Mientras tanto, coloca en un bol la harina y esparce sobre ella la sal.

Después abre un agujero en el centro de la harina y, poco a poco, deja caer sobre ella el preparado de agua y levadura. Ahora con la ayuda de tus manos, mezcla todo en sentido circular hasta unificar los ingredientes y lograr que la mezcla se despegue de las paredes del bol.

Para ir graduando la consistencia que va adquiriendo la masa, ve agregando solo un poco de harina si está muy húmeda o solo un poco de agua si está muy seca. ¡No te excedas! El punto ideal será ese que obtendrás cuando la masa tenga una textura blanda que no se quede pegada a tus manos.

Amasa

Prepara una superficie plana y lisa con harina espolvoreada. Seguidamente, extiende aquí tu masa usando una mano que la sostenga con firmeza, al tiempo que la otra la ensancha hacia un costado.

Estírala de tal modo y enseguida dóblala sobre sí misma, de manera que quede como un bulto sobre el que puedas repetir la misma operación. Si, aja… Toca estirar, doblar, estirar, doblar sistemáticamente durante unos 15 minutos. Te aconsejamos amenizar con algo de música, así no te aburres. Al finalizar, el resultado debe ser una masa homogénea y suave. ¡Ya estás cada vez más cerca de hacer pan desde tu casa!

Fermenta

Toma la masa esa que ya trataste con tanto cariño y haz de ella una bola uniforme que, seguidamente, introducirás de nuevo en el bol, esta vez lavado, bien seco, y untado con aceite de oliva (preferiblemente). Luego tápalo con papel film transparente y aceitado, templándolo sobre la boca del mismo y déjalo reposar en un lugar tibio durante una hora. Ahí es cuando esperamos a que en este tiempo la magia de la levadura haga su trabajo haciendo crecer la masa el doble de su tamaño. Comprueba que el proceso es suficiente, apretando la superficie de la bola con tu dedo índice. La masa se hundirá y deberá volver a su estado original lentamente.

Hecho esto, comienza con una segunda ronda de amasado y fermentado. En esta oportunidad, amasa presionando sutilmente la bola con la palma de la mano en sentido circular y doblando los bordes hacia el centro. Voltea y repite, voltea y repite. Ahora, tornea tu masa dándole forma de pelota y ponla a fermentar durante 50 minutos más, esta vez ya sobre la bandeja de horneado puesta en un lugar cálido y cubierta solo con un paño limpio y seco. ¡Ya estás a punto de hacer pan con esta receta!

Hornear

Primero coloca en la base del horno una nueva bandeja con el contenido de una taza de agua y precalienta el horno a 250°C. Antes de introducir la bandeja donde reposa la masa, traza uno o varios cortes poco profundos sobre su superficie. Introdúcelo en el horno y enseguida atomiza su interior con un poco de agua. Pasados los primeros 20 minutos de cocción, retira la bandeja con agua de la base del horno, baja la temperatura a 200°C y deja cocinar por 15 minutos más. Transcurrido este tiempo, golpea la superficie del pan con los nudillos y comprueba que suene hueco. Si es así, pues… ¡Ya está listo para salir del horno!

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/KmIu177vtD1K9KnLMwoNgo

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: