Yerberito

Recetas caseras que funcionan para todo

Desde bebidas para tratar infecciones urinarias hasta cómo curar el hipo con azúcar, nos ha dicho nuestra abuela.
Cortesía | El aceite de oliva es uno de los mejores hidratantes para la piel

Los remedios que nos han preparado nuestras abuelas por más descabellado que parezcan, si funcionan desde la mezcla de vinagre y alcohol para prevenir la otitis o el jengibre para evitar las náuseas durante el embarazo son algunos de los métodos tradicionales que estudios científicos confirmaron su efectividad.

Son algunas recomendaciones milagrosas que se pueden encontrar en la alacena de nuestro hogar. Lejos de los fármacos, existen los remedios caseros o los llamados “remedios de la abuela” por su arraigo ancestral.

Varias técnicas para prevenir o curar enfermedades que, más allá de lo que marque el imaginario de la sociedad, la ciencia comprobó que dan resultado.

Gárgaras

Entre 2002 y 2003, la Escuela de Salud Pública de Kyoto, Japón, reunió 400 participantes que luego los evaluaron un año después. El estudio demostró que los voluntarios que, por pedido de los autores, realizaban a diarios gárgaras con agua de la canilla tenían menos posibilidades de contraer infecciones por vías respiratorias como catarros o gripes.

Miel para la tos

La propia Organización Mundial de la Salud recomienda su ingesta con fines curativos en niños. A su vez, en 2012 se siguió a 300 niños que habían enfermado para determinar su efectividad. Una vez concluido el estudio, se reveló que el consumo de 10 gramos de miel antes de dormir registró menos tos y mejor sueño que aquellos que habían tomado placebo.

Cinta adhesiva para las verrugas

El método médico y, por ende, confiable indicaba que congelar la verruga la hacía desaparecer. La criogenización, sin embargo, tan solo logra un 60% de efectividad. En 2002, se realizó un estudio que determinó que el 85% de los tratados con cinta adhesiva -preferentemente la que se usa con fines sanitarios- se libró de las molestas formaciones en la piel.

Sopa de pollo para el resfrío

La sopa suele ser una de las recomendaciones habituales para combatir las inclemencias del frío en épocas invernales. Además, al parecer, hay un agregado clave: el pollo. En 2000, un estudio científico demostró que la sopa de pollo es efectiva para calmar la típica inflamación que produce un resfrío.

Hielo para el dolor de cabeza

Cuando se presenta una fuerte migraña, aplicar hielo sobre la cabeza o la nuca contrarresta el dolor, al menos provisoriamente. Así lo demostró un estudio realizado en 2013 que observó a 50 personas con migrañas.

Los pacientes que empleaban hielo durante 30 minutos, aseguraban que el dolor se reducía en forma significativa y que, una vez que retiraban el remedio casero durante otra media hora, la molestia volvía a aparecer.

Enjuagues bucales 

Estos  contienen ingredientes antisépticos y desinfectantes que son los que eliminan las bacterias de la boca. Estas mismas propiedades son las que lo hacen efectivo para combatir hongos en las uñas en muy poco tiempo.

¿Qué debes hacer?

Remoja las uñas afectadas en el enjuague bucal y déjalo actuar entre 15 y 20 minutos.

Repite el tratamiento dos veces al día todos los días para obtener buenos resultados.

La próxima vez que la abuela te dé ciertos consejos con remedios naturales, recuerda que quizás la ciencia los comprobó.

 

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/HWyKZ9dACBI9Tl0joLIRVu

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia