Yerberito

La lecitina de girasol tiene beneficios para tu cuerpo

Contiene nutrientes importantes, como fósforo, potasio, calcio, colina y ácidos grasos omega 3 y omega 6.
martes, 28 diciembre 2021
Cortesía | Ayuda a reducir los niveles de colesterol

La lecitina de girasol está presente en infinidad de productos alimenticios y cosméticos. Se ha especulado que esta sustancia aportaría notables beneficios para la salud. Por eso, en los últimos años también ha ganado mucho terreno en el mundo de los suplementos.

Esta sustancia ayudaría a disminuir los niveles de colesterol, a promover la salud digestiva, a reducir las complicaciones de la lactancia y conseguir una piel más suave. Esto explica el aumento de su popularidad.

¿Qué es la lecitina de girasol?

Comencemos por decir que la lecitina, en general, es una sustancia que está presente de forma natural en los tejidos del cuerpo. Se compone de ácidos grasos y funciona como emulsionante. Esto significa que ayuda a que las grasas y los aceites se mezclen con otras sustancias.

Algunas de las lecitinas más conocidas son la de soja, de yema de huevo y, por supuesto, la de girasol. Esta última se extrae de las semillas de girasol.

Todas las lecitinas son muy usadas en la industria de la alimentación, ya que ayudan a mezclar sustancias que se repelen, como el agua y el aceite. El resultado es que aportan cremosidad. También se emplean en cosméticos, pues los dotan de efectos hidratantes.

Los beneficios de la lecitina de girasol

La lecitina de girasol contiene nutrientes importantes, como fósforo, potasio, calcio, colina y ácidos grasos omega 3 y omega 6, entre otros. Aunque aún no existe suficiente investigación, los datos disponibles indican que puede tener efectos medicinales.

Reducción de los niveles de colesterol:

Algunas investigaciones sugieren que la lecitina de girasol ayudaría a reducir los niveles de colesterol malo o LDL. Al mismo tiempo, contribuiría a aumentar los niveles de colesterol bueno o HDL. Esto contribuye a eliminar la acumulación de placas de grasa en las arterias.

Promoción de la salud digestiva:

Hay algunos estudios en los que se señala que la lecitina de girasol mejora la condición de las personas que sufren colitis ulcerosa, síndrome de intestino irritable o enfermedad de Crohn. El elevado contenido de fosfolípidos de esta lecitina ayuda a recomponer la capa de moco intestinal y esto previene la invasión de bacterias dañinas.

Facilita la lactancia materna:

Muchas mujeres presentan conductos obstruidos durante la lactancia y esto genera diversas molestias. También aumenta el riesgo de padecer mastitis. La lecitina de girasol ayuda a reducir la viscosidad de la leche materna y esto contribuye a prevenir tal obstrucción.

Mejoría de la función cerebral:

La lecitina de girasol es rica en dos componentes que promueven la buena función cerebral: colina y ácidos grasos omega 3 y 6. La colina facilita la producción de un neurotransmisor llamado acetilcolina, involucrado con las funciones de aprendizaje y memoria.

Contribuye a la salud de la piel:

La mayoría de los productos cosméticos para la piel contienen lecitina de girasol. Esto se debe a que esta sustancia tiene el potencial para aliviar la sequedad y la irritación.

Se cree que su uso tópico ayuda en el tratamiento de problemas como el eccema y la dermatitis atópica. Sin embargo, no hay evidencia científica contundente de esto.

¿Cómo usarla?

La lecitina de girasol está presente en muchos de los alimentos que se consumen de forma habitual. También, por supuesto, se encuentra en el aceite de girasol, pero su alto contenido calórico exige prudencia.

De otro lado, la lecitina de girasol se puede encontrar en forma de suplemento. Dado que se trata de un producto aún novedoso, todavía no se ha establecido una dosis o un tiempo de uso recomendados.

En general, las dosis van desde los 500 miligramos a los 2 gramos al día. Lo mejor es dividir esa cantidad y tomar cada parte con las comidas.

El producto se puede encontrar en varias presentaciones:

Líquido: viene en gotas o para tomar por cucharadas.
Cápsulas: son perlas blandas. Se pueden tragar o aplicar sobre la piel si se requiere ese uso.
Polvos o gránulos: este formato viene para ser combinado con batidos o yogures.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/I2kSXaefTBA49tkAc1gOxU

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí: https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: