Niños y Jóvenes

Jesús Marryott: “Ojos que no ven, corazón que siente”

Tiene 18 años y su carrera en los medios de comunicación ya comenzó. Ser invidente no le ha impedido concretar sus sueños.
domingo, 17 febrero 2019
Jesús Marryott (Wilfredo Álvarez)
Wilfredo Álvarez | Comparte acertados comentarios de fútbol

Jesús Marryott habla con mucha seguridad. Describe con mucho gusto su pasión por los medios de comunicación y en especial por el periodismo deportivo.

Está claro en lo que quería ser desde que tiene uso de razón. Su madre, Marta Calixte, así lo confirma. Desde muy pequeño tomaba cualquier implemento como micrófono.

Tenía en mente tan claro el oficio al que quería dedicarse que el universo conspiró para hacerlo realidad.

El joven de 18 años es una de las voces del programa La Revista de la emisora Turística 92.7 FM que se transmite de lunes a viernes de 7:00 a.m. a 9:00 a.m.

Su aventura en la comunicación apenas comienza.

Metas claras

Y es que Jesús quiso llegar al mundo antes de tiempo, tenía ganas de comérselo y no podía perder tiempo.

“Él nació a los 5 meses, estuvo complicado, en la incubadora por 2 meses, es un luchador. No le afectó ni una neurona, él es muy inteligente y tiene una gran retentiva”, comenta la señora Marta.

Jesús suelta la risa y así lo confirma. Es ciego de nacimiento pero eso no le ha impedido nada. Ni siquiera lo amarga ni lo ha hecho cuestionarse.

“Cuando tú asumes que no ver es una dificultad ahí está el problema. Yo más bien pienso que no ver es una ventaja, he desarrollado muchas otras habilidades”, asegura el estudiante de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab-Guayana).

¿Y cómo no creerle? Si en tan poco tiempo ha logrado lo que a muchos les toma años.

Al salir de bachillerato, siempre tuvo en su mente cursar esa carrera y también tenía entre ceja y ceja que sería en la Ucab.

 

La ayuda llegó y la posibilidad se convirtió en realidad.

Apenas comienza y se ha enamorado de “toda la estructura de formación que ofrece la carrera” y del “espectacular” cuerpo de docentes que integra la plantilla de la Escuela de Comunicación Social.

Pasión por el deporte

En su casa siempre han estado puestos los televisores en canales deportivos. Le encantan los análisis de las jugadas y seguir el trabajo de los narradores.

Es además muy crítico con el trabajo de quienes se dedican a reportar la fuente o a comentar los juegos. Está consciente de la responsabilidad que tiene comunicar en radio y de lo exigente que es la fanaticada con cada comentario, dato o anécdota.

De una entrevista en la estación Azúcar con Alma Silva vino luego la oportunidad en Turística. En La Revista, con el lema “Amanecemos en pelotas”, comparte con profesionales como Adrián Becerra, Ricardo Duno, Daniel Quijada y Birmania Quijada.

“Ha sido una experiencia profesional muy completa, fenomenal. Tengo una sección de béisbol titulada En la lomita”, detalla el comunicador.

Allí no terminan sus labores pues también está en TRK Radio con Carlos Dickson Pérez con quien además ha desarrollado un segmento para Instagram: “Ojos que no ven, corazón que siente”.

Considera a Dickson Pérez otro maestro y agradece cada nueva oportunidad de conocer que le regala la vida.

“Lo que más me gusta del deporte es que nos une. Un caraquista y un magallanero pueden ver un juego sin problemas en el estado Universitario de Caracas o en el de Valencia. En la política no es así. Hay que seguir el ejemplo que nos da el deporte”, señala Marryott.

De sus experiencias más grandes está una relacionada con el fútbol, su deporte favorito.

“Ser comentarista de los juegos del Mundial de Fútbol Rusia 2018 para mí fue muy importante, por la cita y porque fue mi primera vez”, relata.

Lo que viene

Jesús Marryott nacido en Upata, admira el trabajo de Pablo Giralt, Alex Candal, Fernando Palomo. En un futuro no muy lejano se imagina formando parte del equipo de su programa favorito: Fútbol Total.

Sigue de cerca la evolución de equipos locales como Mineros de Guayana y Lala Fútbol Club y admira el hecho de que posean las academias, semillero de grandes talentos.

Cuando no está en la universidad o en sus compromisos en la radio está escuchando fútbol.

 

Le gusta analizar los juegos de fútbol. Hasta ha podido jugar en PlayStation.

La voz y el oído de Jesús están súper afinados.

Le gustaría prepararse en el área de coaching para ofrecer acompañamiento motivacional a jóvenes deportistas.

Sabe que hay mucho por hacer pero disfruta mucho lo que le está pasando y el reconocimiento que llega, le hace olvidar los episodios amargos del pasado cuando fue víctima de bullying.

Tiene una gran sonrisa y es cero rencores: la vida es un regalo, considera, y como tal debe honrarlo. Es todo vibras positivas.

“A todo aquel que tenga un sueño le digo que tenemos que luchar. Lo importante no es dar el paso sino dejar la huella”, señala.

De Jesús Marryott Calixte seguiremos escuchando y más aún porque vienen sorpresas con su marca personal.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Iz9ipvYjAnxFCJcV5hWzES

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: