Niños y Jóvenes

Judoca María Giménez es símbolo de la nueva generación

Su meta inmediata es cambiar de peso y asegurar su puesto en las selecciones nacionales en el próximo chequeo
domingo, 27 enero 2019
Ángel García | Aseguró que la medalla olímpica le cambió la vida

“Este logro ha cambiado bastante mi vida”, confesó María Giménez, la joven judoca guayanesa que se ha destacado en los últimos meses ganando la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, tras vencer 11-0 a Tababi Thangjam de la India en la categoría -44 kilogramos.

Giménez, en su corta pero fructífera carrera, se ha convertido en una de las figuras de la selección nacional. Para llegar a eso aseguró que hay mucho trabajo detrás.

“Me esfuerzo bastante, para mis próximas metas tengo que seguir entrenando. Esta medalla fue el significado del esfuerzo que hice en esa competencia y en cada entrenamiento, fui a buscar mi medalla en las Olimpiadas”, manifestó.
Durante la búsqueda del boleto a los olímpicos, “agarramos más experiencia y puntos para clasificar, ya que entre varios compañeros estábamos peleando la clasificación. También tuvimos una preparación que fue en España y Túnez donde nos encontramos con la mayoría de los que íbamos a competir y ahí pude estudiar bastante a las rivales”, contó.

Fe en su trabajo
Reconoce que pudo lograr esta presea gracias al apoyo de los que tiene alrededor, “mi mayor fortaleza fue que creían en mí, porque hay veces que no tengo mucha confianza, tenía a la sensei ahí para que me apoyara, que hablara conmigo, me decía que yo podía y que dejara esos nervios. A veces los nervios te atacan y se te olvida todo”.
Giménez destacó que su meta inmediata es seguir entrenando y lograr su boleto a los Juegos Panamericanos, “ahora tengo que subir de categoría, a 48 kilogramos para estar en la adulta como en la cadete, pero primero tengo un chequeo para quedar en la selección y seguir compitiendo, mi objetivo es Lima 2019”.
Reveló que las competencias comienzan en marzo y para eso ya está entrenando fuerte, “para no perder la condición física y mi resistencia”.
Asimismo, destacó que a pesar de todas sus ocupaciones ha tenido tiempo para disfrutar con su familia, “ahorita estoy en quinto año, después de los Olímpicos pude llegar a tiempo a algunas clases, para otras tenía que pedir evaluación, la hice y salí bien”.

Cambio de estrategia
La judoca se enfoca en obtener resultados positivos más allá de ganar la competición o no, “mi objetivo máximo no es tanto ganar una medalla de oro sino tener bastantes resultados; ya sea en la selección adulto o cadete”. Admitió que el subir de peso cambia su estrategia de preparación, debido a que tiene que tomar en cuenta otros aspectos.
Dijo que en la delegación todos se apoyan, pero a veces están cada quien en lo suyo, “cuando estábamos en las Olimpiadas si se vio más unida, no nos conocíamos casi porque éramos de diferentes deportes, pero varios me fueron a apoyar y eso fue muy bueno, había muchos venezolanos allá”.
Admitió que la gira en Europa le sirvió de mucho porque en las primeras competencias se quedaba paralizada, “me proyectaban y perdía, ahora tengo más confianza, ataco y he podido ganar y ahora soy campeona olímpica”.
Explicó que en sus primeras finales sentía correr la adrenalina pero es una sensación buena, “cuando terminas y ganaste al principio no lo puedes creer, ahí sientes que todo el esfuerzo que hiciste durante todos esos años te dieron resultado”.
María Giménez debe lidiar también con la atención de los medios de comunicación tras sus éxitos, aunque no le gusta mucho esta atención, “esto de los medios no he había pasado, dicen que soy una figura pública, tengo que cuidar lo que hago”, expresó con una sonrisa.

Máximo ejemplo
Reiteró que la figura a la que admira dentro del deporte es su compañera de selección, “mi ejemplo a seguir siempre ha sido Elvismar (Rodríguez), convivíamos mucho pero ella empezó a viajar. Mi meta es ser como ella pero como soy yo, a mi estilo”.
Considera que como atleta le falta formación, “todo tiene algunos defectos, pero se pueden mejorar. Voy perfeccionando en cada competencia”.
En su palmarés aparece una medalla de oro en II Juegos Suramericanos de la Juventud celebrados en octubre de 2017 en Santiago de Chile. Superó a la colombiana Diana Palacio en la final, en la semifinal venció 1-0 a la argentina Jackelin Olmos.
En el 2018 ganó oro en el Panamericano cadete- junior de República Dominicana y en la Copa Panamericana en Lima, Perú, bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en el Cadet European Judo Cup en Coimbra, Portugal y recientemente sumó otra dorada en la Súper Copa Junior Ciudad de Valencia en España.