Opinión

¿Y si cambio?: Comenzar una nueva relación con la misma persona

"Cuando en una pareja existe intimidad, entre ellos hay: Confianza y credibilidad entre ellos"
Yamilet PINTO
sábado, 15 junio 2019

No sé si te ha pasado, pero en ocasiones las personas que están en una relación de pareja pelean y “terminan”, se reconcilian y al cabo de unas semanas vuelven a pelear y “vuelven a terminar” y así se mantienen por meses y hasta años.

El punto es que en algunas ocasiones estas personas dicen sentir un profundo amor por la otra, pero no saben por qué pelean tanto, por qué les cuesta tanto llevarse bien, por qué se irrespetan, se ofenden y hasta se maltratan emocional, mental y en algunos casos, físicamente. Ellos desean vivir una vida diferente, en armonía, en comunicación asertiva pero no saben cómo hacerlo.

El circulo vicioso de la codependencia

Una de las características de este tipo de relaciones es que, en medio de tantas peleas y producto de una muy ineficiente gestión emocional, desarrollan espacios de codependencia que les impide vivir en pareja armónicamente, pero no deciden separarse definitivamente porque sienten que el otro les hace mucha falta. Este ciclo comprende sentimientos y emociones como: Orgullo exacerbado que impide comunicar oportuna y adecuadamente lo que necesitan, sienten, piensan o perciben, quedando de lado las necesidades del otro.

Deseo de venganza que los lleva a salir y “relacionarse” transitoriamente con otras personas para provocar los celos de la “ex” pareja y con ello intentar herirla donde más le duela.

Rabia irracional que transmiten al expresarse de manera inapropiada e irrespetuosa sobre su “ex” frente a familiares y amigos, despertando en ellos sentimientos negativos hacia la pareja en cuestión. En ocasiones, si llegaran a comunicarse entre ellos, en medio de la interrupción de la relación, pueden llegar a insultarse, lastimarse y ofenderse mutuamente o unilateralmente, dañando aún más la relación.

Deseo por encontrarse sexualmente, confundiendo la reconciliación consciente con la momentánea satisfacción sexual, cerrando espacios de comunicación tan necesarios.

Todo este círculo vicioso, que se repite una y otra vez, es el reflejo de la toxicidad que existe en la relación, llenando a ambas personas de frustración, rabia y tristeza, impidiéndoles vivir juntos, felices y en un ambiente de respeto, porque han confundido codependencia con amor y no lo saben.

Miedo al abandono. Ninguno quiere ser víctima de abandono o rechazo, sin embargo, existen personas que logran efectos contrarios a los que esperaban.
Un nuevo comienzo

La búsqueda de ayuda profesional es fundamental para la solución de esta situación. Se necesita:

1. Sanar viejas heridas, especialmente las vividas en la infancia, donde el abandono, el rechazo, la humillación, la traición y la injusticia han dejado secuelas en la percepción emocional y mental del individuo, provocando comportamientos inconscientes, cargados de agresividad, violencia, control, egoísmo y celos. Conectar con ese niño herido marcará una gran diferencia.

2. Cambiar programas de pensamientos y comportamientos que se grabaron de lo vivido, visto y oído en la infancia, trasmitidos por papá, mamá o los abuelos y tíos. Estas programaciones están grabadas en el inconsciente y de ellas se desprenden de forma automática y sin saber por qué, modelos de comunicación, comportamientos y acciones inadecuadas.

3. Perdonarse y perdonar. Cuando a lo largo de la relación se ha hecho tanto daño, interno y externo, comprender el origen de tales daños nos hace más compasivos y comprensivos con nosotros mismos y con los demás, especialmente con la pareja, y se comienza una nueva vida en pareja, con una nueva pareja, la que nace producto de la trasformación.

4. Aceptarse y aceptar al otro tal como es, sin la expectativa de que el otro cambie cuando se vayan a vivir juntos. Esto lo digo, porque muchas relaciones fallan por creer que eso sucederá y realmente no sucede, no es verdad. El cambio del otro es posible, sí y sólo sí, decide con determinación cambiar por reconocer y aceptar que cambiar sería beneficioso para su propia vida y para la de su pareja. Pero, no tiene que ver con la boda ni con el hecho de vivir juntos, sólo tiene que ver con la determinación personal de cambiar o no.

La Teoría del triángulo del amor

Robert Sternberg, psicólogo estadounidense, creador de la teoría El Triángulo del amor, dice que el verdadero amor de pareja está conformado por tres componentes y la falta de alguno de ellos define las otras “clases” de amor. Estos componentes son:

1. Intimidad. Involucra el afecto, el cariño, la confianza, el respeto, la confidencialidad, el compartir, la camaradería, la amistad, la complicidad, el apoyo, la solidaridad. Ser uno con el otro.

Cuando en una pareja existe intimidad, entre ellos hay: Confianza y credibilidad entre ellos. Comunicación basada en la comprensión. Fundamentalmente respeto mutuo, ayuda y valoración. Conocimiento mutuo de sus gustos y necesidades. Capacidad de mostrarse vulnerables y sensibles entre ellos, reconociendo lo que les gusta o no y evitando molestarles y herirles.

Poder personal y autoestima, donde la negociación forma parte de los acuerdos sin menoscabo de ninguno de los dos.

Cohesión, yendo al mismo destino con el mismo amor y comprensión.

Interés por el bienestar del otro, cediendo intereses individuales y evitando condiciones.

Apoyo incondicional.

Convicción y seguridad de poder contar con el otro, en los momentos difíciles, duros o en las experiencias dolorosas.

Gratitud por la permanencia de uno al lado del otro.

2. Compromiso, comprende la decisión de amar a la otra persona y con base en ese amor solidarizarse con ella, respetarla, amarla, considerarla, admirarla, apoyarla y protegerla. Ambos firman ese contrato psicológico y se comparten estos afectos y emociones con responsabilidad, conciencia y honestidad.

3. Pasión, manifiesta en los encuentros sexuales y en el deseo de compartir momentos a solas, y disfrutarse de la compañía entre ellos, planificar juntos sus proyectos de vida.

Si somos capaces de gestionar nuestras emociones, comunicarnos asertiva y activamente y traspasar la zona de confort podremos comenzar de nuevo e ir por la relación que siempre soñamos, aunque sea con la misma persona.

@Yamiletpinto

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Fr9gVHN4A436nOIw6sepgk

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia