Opinión

Cuenta La Leyenda

Bueno estos títulos que he escrito al inicio, mi adorada compañera y esposa me dice Evelio, con uno, es suficiente, destácalo, le refuté, no, que cada quien seleccione el suyo o el que más se parezca a mí.
sábado, 23 octubre 2021

Ya pasó todo… No estaba muerto, estaba de parranda.

Gracias a la Vida que me ha dado tanto. Nuestro conocido bolerista José Luis Rodríguez estampó un título exitoso llamado: “Agradecido”, en cambio, yo, emulo a Don Pedro Vargas “el Tenor Favorito de las Américas” cuando decía: Muy Agradecido, Muy Agradecido, Muy Agradecido, esto es: el regreso de Evelio Lucero, con lágrimas sinceras; ácidas, dulces y algunas amargas, que fluyen de mis ojos no puedo dejar de hacer saber a todos mis lectores, amistades y la gente de esta gran Ciudad Guayana, que tanto apoyo me ha dado.

Yo partí por espacio de algunos minutos del plano terrenal… (Creo que dos minutos y algunos segundos, aparece registrado en el gráfico que emite el electrocardiograma) ¡!!INCREÍBLE!!! pero a mi lado tenía no sé qué cantidad de profesionales de la medicina con vocación de servicio, dignos profesionales que con orgullo se acogieron al “Juramento Hipocrático” luchando con el más poderoso de todo el universo, para que no me llevara, que no me arrebatara.

Con esto ahora recuerdo, cuando en una ocasión, la periodista Adriana Boccalón, escribió en el Correo del Caroní en una página titulada “Ciudad” donde me entrevista y mi frase lapidaria fue: «NO TENGO DINERO EN EL BANCO, SOLO TENGO UN BANCO FULL DE AMIGOS» yo, he seguido ahorrando, pero esta semana pasada se colapsaron los equipos, cuanto los quiero, y no los voy a defraudar.

Bueno estos títulos que he escrito al inicio, mi adorada compañera y esposa me dice Evelio, con uno, es suficiente, destácalo, le refuté, no, que cada quien seleccione el suyo o el que más se parezca a mí.

La verdadera historia comenzó hace aproximadamente 13 años atrás, con dolores en la cintura cuando bailaba los merengues y guarachas de la Billo´s, hace cinco o seis años, (no le di importancia) mi apreciado doctor Carlos Milne , después de los exámenes pertinentes me operó y sacó de mis entrañas un nervio que parecía un tabaco de fábrica artesanal cubana, y yo continúe “mi rumba” con muchas ganas de bautizar, de dar nombre al tabaco pero no fue así, se agudiza la amistad con Carlos Milne, señora e hijos, luego hace cuatro años logro conocer a “manos de Ángel”.

Ojo, ese nombre se lo coloqué yo con todo el cariño y respeto, a la doctora Donneris Rivas, a ella le correspondió extirpar la tiroides (yo no sabía que vaina era eso) del tamaño y figura muy parecida a un merey pasao´.

Sigo tejiendo y mandando a mi banco la lista de mis ahorros, mientras tanto este cuerpito sigue su rumba y Yaselly y mis hijos tratando de cuidarlo, ellos ven en el mes de septiembre del año 2020 la oferta de un examen de próstata, sin previa consulta, me seleccionan un día donde voy acompañado de mi sombra llamada Yaselly y de verdad, los recomiendo me realizaron un eco, el cual le muestro a otro buen amigo y gran profesional, el gastroenterólogo más calificado en la actualidad, doctor Cristóbal Betancourt, quien de inmediato nos ordenó ir a realizar unos estudios.

Señores les diré, cuando pude ver el objeto no lo podía creer, para mis adentros dije «tengo muchísimos años que no como almendrón», ahí, propiamente ahí adosada a la vesícula estaba ella “una pepa” sinceramente no sé si era almendrón o mamón,. Pero… era una enorme pepa de dos centímetros de tamaño (la estoy guardando para hacerle a mi esposa un anillo que diga: ni bodas de diamante, ni de oro , va a ser bodas de pepa.

Bueno, aquí se encienden las alarmas. Dónde, Cuándo y cómo, cuánto serán los honorarios, qué día, qué se necesita (al primero que invoco es a papa Dios y su equipo) Carlos Milne me recomienda y conversa con su colega el doctor David Herrera, voy a una cita con su persona, resulta que fui amigo de su señora madre y de su papa, un hijo de él practica básquetbol con uno de mis nietos. Su esposa es amiga de una de mis hijas, yo le tomé fotos cuando él era un bebe.

Terminó diciendo quédate tranquilo, (estamos en familia) te operaré aquí en el Hospital Uyapar, eso en cierta forma te aliviará el problema económico. Por ahora me voy de vacaciones y cuando regrese le daremos “Play”, mientras tanto, exámenes van, pruebas, electrocardiogramas y muchas personas dándome ánimo: no te preocupes, Evelio, calculamos que si mañana en la mañana te operan, en la tarde estás en tu casa con un reposo de 8 días mínimo, eso es facilito (jamás pudimos imaginar, en que cangrejo se iba a convertir todo esto, en ocho días de angustia) tres días antes de la fecha señalada estamos compartiendo en la mesa la cena de rigor en nuestra casita, repica el teléfono CANTV, una voz femenina muy delicada, cariñosa y melodiosa, dice: Hola!! Evelio, me recuerdas, soy la doctora Leslie Medina, le respondo claro que te recuerdo hace aproximadamente 35 años me operaste una de mis manos, bueno Evelio, quiero que sepas algo, en la actualidad soy la directora de la Clínica Familia (señores… que familión tan bien conformado bonito y bueno).

Me dice: hoy nos reunimos y todos estuvimos de acuerdo «Evelio debe ser operado aquí, sin costo alguno» comencé a llorar y ella me dice lo tomas o lo dejas, yo me sentía desconcertado, no podía emitir palabra y le dije paso el teléfono a la jefe de la tribu (Yaselly) para qué decida, lógico no había que pensar mucho.

Pero sentía pena la palabra mía antes del doctor David Herrera, y ellos me dijeron quédate tranquilo él será invitado a la cirugía, de inmediato el otro que se suma y es el que opera es el “turco”, “el maestro”, gran amigo de muchos años el doctor Shamir Gayard, luego la doctora Bertha Rodríguez es la anestesiólogo. Se suma también aunque parezca un chiste, mi gran amigo y ahora tengo la responsabilidad de ser su padre adoptivo el pediatra, especialista cardiovascular infantil, hemodinamista el joven médico Ernesto Urbano.

El experto neurocirujano (caja de machete) doctor Carlos Milne y al que no conocía y tuvo la gran responsabilidad como intensivista el doctor Simón Vargas, cuando vi que eran mayoría, me repetía dentro de mí no ataques porque tienes las de perder, son muchos más que tú y yo pensé lo que quieren es cada uno quedarse con una parte de mi cuerpo para estudiarla je, je, je.

Qué maravilla de equipo y de personas dedicada a hacer el bien… mientras, quien inició la lucha fue la anestesióloga.. y me ganó, no me di cuenta, ellos saben sus responsabilidades, y Carlitos Milne después de los tragos amargos, porque los hubo, decía Evelio ahora te llaman “El resucitado” Evelio cuando llegaste de las manos de Cristo donde el Chivuíto» San Pedro, este dijo con autoridad: revisen muy bien el prontuario de este “viejito” Evelio, por lo tanto aquí no tiene accesos.

Debo reconocer también la responsabilidad del cardiólogo Gustavo Turmero, la de la doctora Mercedes Santomauro, médico a quien también conocí siendo una bebé, la visita muy personal del doctor Rovallo, en el momento que entra a la “alcabala” así titulé la habitación, Yaselly pregunta. ¿quién es?.

Él responde soy el doctor Rovallo y Evelio me conoció cuando apenas yo tenía cuatro años de edad., a esto se suma otro buen amigo, este montó una alcabala a la entrada de la clínica, todos los días desde bien temprano en horas de la mañana ahí, estaba J.T. Tabares, como un policía de punto, orando y velando por mi salud, –gracias caro amigo.-

No encuentro manera de poder recordar a todos los que hicieron posible “mi retorno” las camareras, los médicos, el tren de hermosas mujeres que tanto me consintieron, enfermeras y enfermeros, la parte humana de Leslie y Shamir, las oraciones y peticiones de mis hijos, sobrinas, la mayoría a distancia, mis cuñadas (gracias Yadalis) gracias a las farmacias, a los Banco de Sangre, a la doctora Hilda Zerpa, a las iglesias católicas, Catedral de Guayana, Virgen de Fátima y Virgen del Valle, Evangélicas, Testigos de Jehová, Mormones.

A Yeccika Bermúdez y su equipo, a la fundación Larry Salinas, a Norka Salinas y cuando regreso al apartamento, me encuentro en guardia permanente impuesto por ella misma una enfermera profesional; ya jubilada, la señora Teodora Mata, atendiéndome a cuerpo de rey; pendiente en lo más mínimo y a cualquier hora, Dios me dé larga vida.

Sé que alguien se me escapa, casi todas las emisoras de la ciudad; a la prensa digital y a todos los medios digitales y redes sociales muchísimas amistades fuera de nuestras fronteras, ya estoy preparándome para cuando vuelva a nacer me lanzaré como candidato a la Alcaldía General de Venezuela.

Que no se olvide, ahora es que los amigos me van a sacar el cuerpo, ya que durante años siempre he celebrado el 11 de septiembre (día de la Virgen de Coromoto) mi cumpleaños, pero en la cédula dice 11 de octubre y ahora hay la fecha cuando Papa Dios, Jesucristo, La Virgen María y José Gregorio Hernández me devolvieron, 29 de septiembre del 2021. Entonces van a hacer tres regalos como la canción de Billo´s Tres Regalos.

Pero lo más importante de todo esto: sirvió para unir mucho más a la familia que estábamos algo dipersos, saqué mi bisturí y comencé a cortar lo que no servía, gracias Beatriz (mi primera esposa y madre de mis primeros 4 hijos,) gracias Yaselly, madre de mis dos últimos hijos y quien me ha soportado y entendido tanto y a mi gordo Álvaro Evelio, hijo de Maricela quien partió al infinito hace siete meses.

El reencuentro con mi hermana Beatriz y hay una historia muy bella, que no puedo dejar de contar, lo dejaré para la próxima semana y hablar de tantísimas personas que de una u otra manera dieron su apoyo, a todos los tengo en mente.

Sencillamente los quiero.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/JAVT2QhoJnADuHBKsruJpd

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí: https://t.me/diarioprimicia

error: