Mundo

Evacúan a civiles que estaban en siderúrgica de Mariúpol

En la zona sur del país se mantienen intensos combates.
domingo, 01 mayo 2022
AP | La ONU no dio mayores detalles de cómo han sido las evacuaciones

En la noche del sábado e inicio del domingo, se llevó a cabo la primera salida exitosa de una veintena de civiles que permanecían dentro de las instalaciones de la siderúrgica donde persiste el último foco de resistencia local en Mariúpol.

Después de reiterados intentos fallidos, la evacuación de personas que permanecían en los subterráneos del complejo bajo condiciones inhóspitas supone una gran novedad en el marco de una ciudad destruida luego de semanas de agresiones.

El regimiento ucraniano Azov, presente en la siderúrgica, detalló que la mayoría de los civiles eran mujeres y niños, y que fueron trasladados a un lugar que habían acordado. “Esperemos que sean evacuados a Zaporizhia”, expresó el subcomandante Sviatoslav Palamar en un vídeo posteado en Telegram.

Se cree que hay unas 100.000 personas atrapadas en la cercada Mariúpol sin comida, agua o medicinas suficientes.

Naciones Unidas confirmó el domingo que ha comenzado un operativo para evacuar a civiles atrapados en una planta siderúrgica en la ciudad ucraniana de Mariúpol.

Un vocero del servicio humanitario de la ONU, Saviano Abreu, dijo a The Associated Press que la gestión para sacar a la gente atrapada en la planta Azovstal se está realizando con el Comité Internacional de la Cruz Roja y en coordinación con funcionarios rusos y ucranianos.

Calificó la situación de “sumamente compleja” y declinó dar más detalles.

Unos 1.000 civiles al parecer están atrincherados en con unos 2.000 combatientes ucranianos en la planta siderúrgica, que data de la era soviética y que es la única parte de Mariúpol que no ha caído en manos rusas.

Visita de Pelosi

Nancy Pelosi, una demócrata de California que es segunda en la línea de sucesión presidencial, es la legisladora estadounidense de mayor rango en viajar a Ucrania desde que Rusia invadió el 24 de febrero.

Su visita del sábado se produjo pocos días después de que Moscú lanzó cohetes contra la capital durante una visita del secretario general de la ONU, António Guterres.

Durante una conferencia de prensa el domingo en la ciudad polaca de Rzeszow, Pelosi dijo que ella y otros miembros de una delegación de congresistas de Estados Unidos se reunieron con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy en la capital Kiev durante tres horas y le llevaron “un mensaje de agradecimiento del pueblo estadounidense por su liderazgo”.

El legislador demócrata de Colorado, Jason Crow, un militar veterano y miembro de los comités de inteligencia y servicios armados de la Cámara de Representantes, dijo que llegó a Ucrania con tres áreas de enfoque: “Armas, armas y armas”.

La oficina de Pelosi no indicó dónde fue la reunión, pero la luz en el video y otros detalles sugerían que se había celebrado el sábado.

Ataques en el sur

Las fuerzas rusas se han embarcado en una importante operación militar para apoderarse de partes significativas del sur y el este de Ucrania tras su fracaso en la captura de Kiev.

Mariúpol, una ciudad portuaria en el mar de Azov, es un objetivo clave debido a su ubicación estratégica cerca de la península de Crimea, que Rusia arrebató a Ucrania en 2014.

“Todos los líderes del mundo libre saben lo que Rusia le ha hecho a Mariúpol. Y Rusia no quedará impune por esto”, dijo Zelenskyy en su mensaje nocturno por video. Advirtió que Rusia estaba “reuniendo fuerzas adicionales para nuevos ataques contra nuestro ejército en el oriente del país”.

En la localidad de Lyman, en la región de Donetsk, donde al menos la mitad de la población ha huido de bombardeos rusos, unos 20 ancianos y niños se aferraban a bolsas, perros y gatos para subir a un minibús con un cartel que decía “evacuación de niños” en ucraniano.

El vehículo salió a gran velocidad hacia la ciudad de Dnipro, mientras se oían explosiones lejanas.

“Los liberadores han venido y nos han liberado, ¿de qué? ¿De nuestras vidas?”, dijo Nina Mihaylenko, profesora de lengua y literatura rusa, en alusión a las fuerzas rusas.

Galina Zuev y su esposo, Aleksander, decidieron quedarse, reacios a abandonar el lugar donde han pasado toda su vida.

“No vivo muy bien. Aquí hay una guerra. Atacan todo el tiempo. Las ventanas de nuestra casa han reventado. Hay misiles en los jardines”, dijo Galina, de 68 años. “Da miedo”.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/Iq7l7qcoUS50TdOV3MBxQ6

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: