Hogar

Dos técnicas para limpiar el aceite usado

Hoy te traemos dos técnicas para limpiar el aceite usado y puedas reutilizarlo.
sábado, 02 noviembre 2019
aceite
Cortesía | Si el aceite no está quemado, puedes volver a utilizarlo

Algunas comidas deben freirse con mucho aceite y luego de usarlo quedan muchas migajas que lo dejan sucio y te da miedo volver a utilizarlo pero descuida, hoy te traemos dos técnicas para limpiar el aceite usado y puedas reutilizarlo.

 

Técnica convencional

La primera seguro la han hecho. Solo necesitas un colador y un recipiente para guardar el aceite.

Si utilizas un colador plástico debes esperar que enfríe el aceite y luego verterlo en el colador, debajo de él debe estar el recipiente donde vas a guardarlo y ¡listo!.

Si utilizas uno de metal, si puedes colarlo caliente o tibio. Lo que si debes esperar es que enfrie para guardarlo en la nevera, si así lo quieres.

La otra técnica convencional es con un papel. Aún caliente, usa un filtro de papel para café, para trasvasar el aceite a un frasco limpio y seco, apto para el calor. Déjalo enfriar completamente antes de cerrar el frasco y conservar en el refrigerador. Esta técnica es útil para cuando tengas pequeñas cantidades de aceite para diversas frituras.

 

¡Con gelatina!

Sí, como lo estás leyendo con gelatina en polvo sin sabor, puedes limpiar el aceite usado.

Esta técnica se recomienda cuando se use cantidades grandes de aceite.

En una taza pon un sobre de gelatina sin sabor en polvo o una cucharilla grande y aproximadamente media taza de agua hirviendo. Revuelve bien, verificando que la gelatina se disuelva a la perfección. No debes dejar que el líquido se enfríe, pues se solidificaría y no podrías hacer esta técnica adecuadamente.

Si en el aceite hubiera muchos restos, intenta quitar tantos como puedas con una espumadera. Después, con el agua y la gelatina aún bien calientes, sin temor vuelca el líquido en el aceite frío o tibio, y revuelve muy bien para integrar ambas preparaciones. No temas por la combinación de agua y aceite: la gelatina se encargará de separarlos, para evitar las tan temidas explosiones.

Cuando el agua y la gelatina se hayan dispersado bien, deja en la encimera hasta que tome temperatura de ambiente, y luego lleva al refrigerador por toda la noche (o, al menos, 3-4 horas). El frío cuajará la gelatina, que apresará tanto el agua como también la suciedad.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/IuK8vrwvtcMGlAcYTJLmYF

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: