Ciudad

Contaminación crece en UD-145

Varias comunidades se ven afectadas por la situación.
miércoles, 10 julio 2019
Ángel García | Calles se deterioran y las personas sufren para transitar el lugar

Distintas calles de la UD-145, como George Cuesta, Marian Azula y otras adyacentes a la Plaza de la Mujer, en San Félix, están afectadas por botes de aguas negras y blancas.
Según informaron los vecinos, la situación tiene más de un año y los entes competentes no ofrecen soluciones.
Como diariamente las aguas blancas corren por las calles de la comunidad, pierden presión en las tuberías que llegan hasta las casas.
Esto deja a los habitantes con un nuevo problema; hay días que no reciben ni con una gota de agua, mientras que en otras ocasiones el caudal es muy bajo.

Recolectan
Andreina Hernández, una de las residentes, mencionó que ante esto se han visto en la necesidad de llenar tambores directamente de la calle, sin saber si se exponen a infecciones.
Para tratar de evitar enfermedades, utilizan el agua recolectada para el aseo personal y la limpieza del hogar.
Para el consumo y la preparación de alimentos compran botellones que varían de precio; consiguen desde Bs. 1.000.
Como mínimo obtienen un botellón diario, pero a veces deben comprar uno adicional. Aunque se les hace difícil ya que deben pagar con dinero en efectivo, igual hacen el sacrificio para mantenerse sanos.
Hernández y otros vecinos asumen que el problema proviene por una falla en una tubería madre que no ha sido restaurada.
“Necesitamos que arreglen esto (la tubería) para que nos llegue el agua y no se dañe la vía”, manifestó Hernández.

Calles rotas
Los habitantes no solo deben lidiar la falta del servicio básico, sino que ahora sienten incertidumbre pues las calles se están deteriorando.
Por la acera de una de las viviendas de la calle George Cuesta se ve una abertura hasta el canal de aguas fluviales.
Además se crearon pequeños huecos en la carretera, que a su vez perjudica el tránsito vehicular.
Asimismo, en el caso de las aguas negras, además de dejar marcas en el asfalto, amenazan con causar enfermedades a los lugareños.
Una ciudadana que tiene un pequeño negocio a la altura de la Plaza de la Mujer sostuvo que se le hace difícil vender la mercancía porque la contaminación aleja a los clientes.
Hizo un llamado de atención a las autoridades para que se ponga fin a la situación.

Enmontada
La Plaza de la Mujer, ubicada en la UD-145, también afecta a los residentes porque está enmontada y se presta como espacio para cometer fechorías.
Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Fhv1cSBfZWLLezfVJftHPN

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: