Yerberito

Tratamientos para el rostro con plantas medicinales

Las espinillas pueden aparecer por cambios hormonales en la adolescencia o durante el embarazo.
Cortesía | Los ingredientes son de fácil acceso

El acné es una de las enfermedades en la piel más comunes durante la adolescencia y parte de la adultez, en algunos casos. Existen varias plantas medicinales para tratar estas incómodas lesiones.
Las tan odiadas espinillas puede desencadenar -tanto en la adolescencia como durante el embarazo- un factor hormonal, aunque además contribuye a iniciarlo o agravarlo el uso de determinados cosméticos y medicamentos, protectores solares y maquillajes.
Para tratar de aliviarlo se recomienda el empleo de pomadas y cremas que actúan como queratolíticos (disuelven el exceso de queratina en la piel) a fin de deshacer el tapón que bloquea el poro.
Además, hay opciones naturales como las que presentamos a continuación.

Diente de león
Es depurativo y acelera la eliminación de toxinas. Se usa la raíz y, en menor medida, las hojas y las flores.
Tómala en decocción mixta, dos vasos diarios, en compresas y en baños faciales.

Flores de caléndula
Son protectoras y regeneradoras de la piel. Se aplica en loción en masaje suave, o pomadas y cremas ya preparadas en herbolarios.

Trébol de prado
Tiene un efecto estrogénico que favorece el equilibrio hormonal.
Se toma en infusión, dos vasos al día, pero también por vía externa, en compresas o baños faciales.

Argán
Es regenerador, hidratante, depurativo, antibacteriano y antiinflamatorio. Se usa el aceite a partir de sus semillas.
Aplícalo en loción para masaje o para preparar una mascarilla.

Árnica
La infusión que se elabora con flores de árnica es una loción astringente y antibacteriana que ayuda a regular la producción de aceites en la piel para minimizar la presencia de granos de acné.
Esta limpia los poros obstruidos y facilita la eliminación de piel muerta y residuos de maquillaje o químicos.
Se prepara con una taza de agua (250 ml) y una cucharada de flores de árnica (10 g).
El procedimiento es hervir la taza de agua y cuando llegue a ebullición agregar las flores.
Espera que repose durante 20 o 30 minutos y cuélala.
La aplicación es rociando la infusión sobre las áreas de la piel afectada y dejarla actuar sin enjuagar.
Úsala todos los días, dos veces.

Salvia
La salvia es una planta con activos antiinflamatorios y antibacterianos que nos facilitan el control del acné cuando su origen es una infección por bacterias.
Sus compuestos limpian la superficie cutánea y retiran los restos de sebo acumulados en los poros.
Una manera de prepararla es con una cucharada de salvia (10 g) y una taza de agua (250 ml).
Agrega la cucharada de salvia en una taza de agua hirviendo y déjala reposar hasta que se enfríe.
Filtra la infusión y aplícala sobre la piel con la ayuda de un paño o trozo de algodón.
Repite su uso cada noche hasta eliminar los comedones.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Fhv1cSBfZWLLezfVJftHPN

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: