Yerberito

La albahaca es buena para espantar mosquitos

Posee cuatro de los volátiles repelentes en contra de los mosquitos.
miércoles, 08 enero 2020
Cortesía | Otras plantas también cumplen esta función

Llamamos genéricamente “mosquitos” a los dípteros pequeños -menores que una mosca- cuyas hembras chupan la sangre.

La picadura de los mosquitos (Culex, Anopheles, Aedes, etc.) no es solo molesta o dolorosa, sino que también en muchos casos es una de les causas de transmisión de enfermedades de enorme importancia epidemiológica.

Ante la creencia popular de que son las luces las que atraen a los mosquitos y les orientan hacia los potenciales donantes de sangre, lo cierto es que estos insectos utilizan coordinadamente otros sentidos, los sensores térmicos y químicos, para localizar el objetivo.

Así, mientras que los tarsos del tercer par de patas captan las diferencias de temperatura entre la presa y el entorno.

Las antenas detectan el vapor de agua y dióxido de carbono que exhalamos al respirar y por la piel, y algunas sustancias que se emiten directamente desde la dermis o por las bacterias que allí viven, como el ácido láctico presente en el sudor que emanamos.

Para evitar la picadura de los mosquitos se puede optar por diferentes estrategias: exterminarlos (como hacen los insecticidas), establecer barreras físicas (como las mosquiteras) o repelerlos con sustancias químicas de determinadas plantas o con productos sintéticos.

En general, los repelentes suelen afectar a los sensores del insecto, les hacen perder la capacidad de detección y eso les empuja a alejarse para poder recuperarla.

Vale destacar que entre la lista de los compuestos volátiles naturales que se han reconocido como repelentes figuran las piretrinas, el metil-nonil-cetona, el geraniol, el estragol, el citronelol, el limoneno y el trans-nerolidol.

Repelentes
Algunas de las plantas consideradas tradicionalmente como repelentes lo son porque sintetizan al menos una de esas sustancias.

Pues bien, la albahaca Ocimum basilicum, posee no uno, sino cuatro de los volátiles repelentes en contra de los mosquitos, los últimos de la lista anterior. El más abundante es el estragol (1-alil-4-metoxibenceno), también conocido como tarragon, metil chavicol o alilanisol.

Por otra parte, el estragol es uno de los responsables del típico aroma que emite la albahaca cuando se frotan sus hojas. Anualmente se producen toneladas de aceite de albahaca por destilación al vapor.

Así pues, podemos optar por adquirir aceite de albahaca para mantener a raya, bien lejos, a los mosquitos que quieran chuparnos la sangre.

O como ya nos había transmitido la sabiduría popular, tener en la habitación, en el alféizar de las ventanas o en la terraza, matas de la famosa albahaca.

Ahuyentar
Eso no solo ahuyentará a los mosquitos sino que, a cambio de unas caricias, la planta perfumará el ambiente con una fragancia tan excelsa que ha hecho que sea considerada la reina (basileus) de las hierbas aromáticas, tal y como la bautizó Linneo al darle el nombre de Ocimum basilicum.

Otra de las plantas que cumplen la función de ahuyentar este tipo de insectos es la citronela.

Es un género de 30 especies de plantas que pertenece a la familia Cardiopteridaceae. Puede tener forma de árbol y de arbusto.

Cualquier persona ha sufrido ese molesto zumbido de los mosquitos en veranos, y de las picaduras mejor no hablar.

Sin duda que cualquiera de estas plantas son una solución sencilla, barata y ecológica. Si las cuidas te durarán un buen tiempo.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/LjP1mxWVjO3FS65tpSayDj

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

 

Lea También:
Publicidad
error: