Yerberito

Incluye cúrcuma en la dieta diaria para prevenir

Regula los niveles de neurotransmisores implicados en la depresión (serotonina, noradrenalina y dopamina).
Cúrcuma
viviendolasalud.com | Es usada en la medicina natural por sus propiedades y beneficios

La cúrcuma es una especia imprescindible del curry, pero también del botiquín por su potencial terapéutico. Su acción antioxidante y antinflamatoria es tan potente que se la ha llegado a comparar con el ibuprofeno.

En los últimos 40 años se han publicado más de 5.000 artículos sobre la cúrcuma o sus componentes. La mayoría responden a investigaciones in vitro o sobre modelos de experimentación animal, aunque cada vez se hacen más estudios clínicos con personas.

Buena parte de las propiedades atribuidas a la cúrcuma (antinflamatorias y anticancerígenas, por ejemplo) son debidas a su acción antioxidante. Y más concretamente a la acción de la curcumina, un compuesto fenólico que contiene el rizoma de la planta y que se asimila mejor cuando se acompaña de pimienta negra y de alguna grasa.

Si se asimila bien, la curcumina combate la oxidación de los tejidos, reduciendo su irritación y deterioro. De ahí, la eficacia de esta raíz medicinal frente a los trastornos inflamatorios y neurodegenerativos.

La medicina tradicional la ha utilizado para todo tipo de trastornos, desde desinfectar heridas a tratar resfriados, eccemas o picaduras.

 

Propiedades

Ayuda a combatir el cáncer: Los estudios demuestran que la curcumina reduce la aparición de células cancerígenas en la boca, la piel y el intestino. Tanto que se considera un potencial agente quimiopreventivo del cáncer. También facilita la muerte prematura de la célula cancerosa y es capaz de inhibir las metástasis en numerosos tumores.

El cáncer de mama es uno de los que mejor responde a la curcumina. Puede emplearse como complemento de la quimioterapia, pues potencia la eficacia del taxol y posee una acción parecida al tamoxifeno (ambos fármacos habituales en este tipo de cáncer).

Alivia la artrosis: La curcumina actúa sobre los mediadores de la inflamación, como los leucotrienos, los neutrófilos, la agregación plaquetaria y la actividad de la enzima COX. Se considera que su acción antinflamatoria es equiparable a la del ibuprofeno o fenilbutazona en el tratamiento de afecciones como la artritis.

Alivia el dolor: Cúrcuma, el ibuprofeno natural. No se puede afirmar que la cúrcuma como condimento sea totalmente eficaz en las crisis dolorosas.

Reduce la inflamación: Por su acción antinflamatoria, la cúrcuma también está indicada en otros procesos que afectan a órganos, como la enfermedad inflamatoria intestinal, la inflamación de la córnea ocular, la pancreatitis o el colon irritable.

Es digestiva y quemagrasas: Añadida a los guisos, la cúrcuma facilita el metabolismo de las grasas porque mejora la cantidad, la calidad y el flujo de la bilis. Por esta razón se recomienda cuando el colesterol está alto o en casos de diabetes.

Protege el cerebro: Los estudios experimentales sugieren que, gracias a su efecto antinflamatorio, el consumo de cúrcuma mejora la calidad del tejido cerebral y reduce la progresión del Alzheimer.

Mejora la salud de los ojos y de la piel: La curcumina regenera la llamada «púrpura retiniana», implicada en la percepción de los colores y en condiciones de poca luz.

Ahora bien, la cúrcuma no actúa solo desde dentro del organismo. También es capaz de hacerlo a través de la piel. Por ello se indica para la curación de úlceras y heridas, y como agente rejuvenecedor.

 

Tips

Las propiedades antioxidantes y antinflamatorias de la cúrcuma resultan beneficiosas para prevenir y reducir los síntomas de enfermedades como Parkinson, la demencia de Alzheimer y la esclerosis múltiple.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/HWyKZ9dACBI9Tl0joLIRVu

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: