Yerberito

Granada en la dieta depura la sangre

Son ricas en vitamina C, fuente de potasio y ácido fólico, destacan por su alto poder antioxidante.
viernes, 01 marzo 2019
Cortesía | La granada, fuente vitamina C y antioxidante

La granada es una fruta llena de antioxidantes y se ha encontrado que las semillas de granada tienen una serie de beneficios para la salud, desde la reducción del colesterol hasta la lucha contra la artritis.

Destaca por su amplia actividad antioxidante. Por ello, esta fruta ha sido objeto de innumerables estudios a lo largo de los años que han demostrado su potencial frente a enfermedades relacionadas con la salud vascular, la intestinal, el cáncer, así como con las enfermedades neurodegenerativas.

La fruta contiene taninos estos son muy apropiados en casos de diarreas (deben de tener cuidado aquellas personas que padezcan de irritación cólica).

Es un gran depurativo ya que ayuda a eliminar los líquidos del riñón es muy recomendable para aquellas personas que padezcan de gota.

En dietas de adelgazamiento su consumo es muy recomendable debido a su bajo nivel de calorías, las personas diabéticas pueden consumir granada.

La granada fruta contiene abundantes polifenoles, estos son los responsables del alto poder antinflamatorio, antioxidante y antiséptico de esta fruta.

Posee un alto contenido en magnesio, potasio, hierro y fósforo, vitamina B2 (riboflavina), B1 (tiamina), vitamina C y niacina.

Beneficios

Mejora la filtración de los riñones y además ayuda a mantener el peso.

Gracias a las vitaminas que contiene la granada nos ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel y la sequedad en las mucosas.

La granada contiene altas cantidades de ácido cítrico y málico, estos ácidos son necesarios para fortalecer el corazón y de este modo disminuir los síntomas de las crisis asmáticas.

Las propiedades antinflamatorias y antimicrobianas ayudan a mantener una correcta salud cutánea y bucal.
Combate y previene diferentes enfermedades o disfunciones como la hipertensión, arteriosclerosis, anemia ferropénica o el exceso de ácido úrico. Es recomendable el consumo de esta fruta en personas con problemas de flatulencia, diarrea o cólicos.
Gracias a su contenido en ácido punícico, la ingesta de granadas puede ser realmente beneficiosa para combatir enfermedades cardiovasculares.

Varios estudios han descubierto que tanto el zumo de granada como el aceite de semillas de granada pueden disminuir los niveles de colesterol LDL y triglicéridos en sangre.

Además, también se ha observado una mejoría en la proporción de triglicéridos y colesterol HDL.
Estudios realizados en animales y seres humanos han revelado que el zumo de granada también puede proteger las partículas de colesterol LDL del daño oxidativo.

Rendimiento físico

En un estudio, un gramo de extracto de granada 30 minutos antes de empezar el ejercicio mejoró considerablemente el flujo sanguíneo. Esto retrasó la aparición de fatiga y, por consiguiente, incrementó el rendimiento físico.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/K2WKywMZbKKJ8A1soXAQS6

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia