Yerberito

Cómo quitar de forma rápida el reflujo gástrico

Estos remedios caseros son una forma simple, práctica y completamente natural de aliviar la molestia en el estómago.
Por: Tua Saúde
domingo, 20 noviembre 2022
Cortesía | El bicarbonato es una buena opción casera

El término reflujo gastroesofágico (RGE) describe el paso del contenido del estómago hacia el esófago.

En condiciones normales, el contenido gástrico o intestinal no pasa al esófago, ya que existe un esfínter esofágico inferior (EEI) que actúa como una válvula e impide el paso del alimento.

Cuando esta barrera muscular se altera o relaja inadecuadamente, el contenido gástrico pasa al esófago, irritando la mucosa y produciendo diferentes síntomas y/o complicaciones.

En el reflujo gastroesofágico el diagnóstico y tratamiento están relacionados, puesto que se considera criterio diagnóstico la respuesta a la terapia antisecretora.

En todos los casos se deberán adoptar medidas higiénico-dietéticas encaminadas a reducir la presión intraabdominal. Después se indicará tratamiento con fármacos que son muy eficaces en la mayoría de los pacientes.

Si todas estas medidas fracasan, se puede realizar tratamiento quirúrgico para resolver el problema de manera definitiva.

Los remedios caseros para el reflujo gastroesofágico son una forma muy simple, práctica y completamente natural de aliviar las molestias durante las crisis.

Sin embargo, estos remedios no deben sustituir las indicaciones médicas, siendo ideal utilizarlos para complementar el tratamiento recomendado por el médico.

El reflujo ocurre cuando el líquido ácido del estómago sube hacia el esófago, en dirección a la boca, causando sensación de dolor y ardor, principalmente luego de las comidas.

Agua con limón
El jugo del limón a pesar de que tiene un pH ácido, cuando es metabolizado por el organismo su pH cambia haciéndose más alcalino, esto podría ayudar a neutralizar los ácidos estomacales y disminuir las molestias causadas por el reflujo.

También es excelente para favorecer la pérdida de peso, que también es uno de los factores que causa reflujo, y protege al organismo del daño que causan los radicales libres a las células, gracias a su contenido de vitamina C.

Para esto se debe beber 1/2 vaso de agua con una cucharada de jugo de limón en ayunas y antes de las comidas.

Sin embargo, varios estudios muestran que el agua de limón puede empeorar los síntomas en algunas personas. Por lo que en caso de que su el agua con limón sea su opción, y los síntomas del reflujo empeoren, elija otra de las opciones que se muestran.

Té de jengibre
Además de todas sus propiedades, el jengibre también es muy eficaz para mejorar la digestión porque estimula la producción de enzimas por parte del sistema digestivo, disminuyendo así el tiempo que el alimento pasa en el estómago, evitando así el reflujo gastroesofágico.

Debido a su contenido en compuestos fenólicos, el jengibre es una buena opción para aliviar la irritación gástrica, disminuyendo las posibilidades de que el ácido suba por el esófago. Sin embargo, son necesarios más estudios que comprueben este efecto.

Para disfrutar de todos sus beneficios se pueden agregar de 4 a 5 rodajas o 2 cucharadas de jengibre rallado en 1 litro de agua fría, debiendo tomarse a lo largo del día.

Bicarbonato de sodio
El bicarbonato de sodio es una sal alcalina natural que puede utilizarse para disminuir la acidez del estómago en los episodios de crisis.

De hecho, el bicarbonato se utiliza en algunos medicamentos antiácidos que se pueden comprar en la farmacia, siendo una buena opción casera.

Para usar el bicarbonato, mezcle 1 cucharada cafetera de bicarbonato en polvo en 250 ml de agua y bebe al menos la mitad para obtener el efecto deseado.

Té de manzanilla
La manzanilla es una planta natural que posee propiedades calmantes que ayudan a tratar los problemas estomacales, a controlar la mala digestión y tratar de las úlceras estomacales.

Para disfrutar de sus propiedades se puede preparar un té de manzanilla 2 a 3 veces por día, e inclusive se puede preparar una infusión con otras plantas con propiedades antiinflamatorias y calmantes como las semillas de anís, el malvavisco o la milenrama, por ejemplo.

Jugo de sábila
La sábila ayuda a tratar el dolor y el ardor provocado por el reflujo, siendo útil también para el tratamiento de la gastritis.

Para preparar este jugo en casa, debe lavar y secar las hojas de la sábila. A continuación, se debe cortar la base de la hoja y dejarla en posición vertical para permitir que salga un líquido amarillo, el cual contiene aloína, un compuesto que en elevadas cantidades puede resultar tóxico.

Luego debe cortar los lados de la hoja a lo largo. Posteriormente, se debe levantar la hoja y retirar el gel transparente con mucho cuidado, para evitar no contaminarlo con el líquido amarillo que aún pueda contener la planta. Para retirar el gel de la hoja, puede utilizar un objeto contundente o una cuchara, descartando las partes verdes o amarillas que estén presentes en el gel.

A continuación, licuar 1/2 manzana picada con el gel de la sábila y el agua en una licuadora, en una proporción de 100 g de gel por 1 litro de agua, y beber.

Consejos simples para tratar el reflujo
Otros consejos importantes para tratar el reflujo son mencionados a continuación.

Se puede evitar ingerir líquidos durante las comidas y acostarse en los 30 minutos después de comer.

Hay que masticar y comer lentamente, ya que así trabaja mejor el proceso de digestión.

Usar ropas o cinturones que no aprieten en la cintura, de forma que el cuerpo pueda relajarse.

Comer en pequeñas porciones, varias veces al día, esto también ayuda en caso de dietas para bajar de peso.

Comer por lo menos 2 horas antes de dormir y evitar comidas líquidas en la cena como sopas o caldos.

Acostarse en la cama hacia el lado izquierdo, evitando que el contenido gástrico se devuelva hacia la boca.

Otro consejo que funciona muy bien es colocar un pedazo de madera de por lo menos 10 centímetros debajo del colchón, debiendo colocarse del lado de la cabecera de la cama.

Esto hará con que el cuerpo quede levemente inclinado en un ángulo de 45º, evitando que el ácido del estómago suba hacia el esófago causando reflujo.

En caso de que el tratamiento con medicamentos, dieta o remedios naturales no se observen mejoría de los síntomas y comiencen a surgir complicaciones como por ejemplo úlceras o esófago de Barrett, el médico podrá indicar la realización de una cirugía para tratar el reflujo gastroesofágico.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/GzmIGZgrD13Bgl6krqE7IW 

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: