Especiales

Devota de José Gregorio Hernández: Me siento agradecida de formar parte de su intercesión

Dorelis Cabrera le atribuye al “médico de los pobres” su sanación, que le permitió volver a caminar.
jueves, 29 abril 2021
josé gregorio hernández
Cortesía Dorelis Cabrera | Se aferró a una estampita y le pidió que le diera fuerzas para caminar

La devoción de José Gregorio Hernández ha pasado de una generación a otra en las familias venezolanas. En las cuales se multiplican los testimonios de sanación.

Dorelis Cabrera nació en Güiria, estado Sucre. A los diez años de edad empezó a sentir dolencias y a perder fuerza en las piernas. Dicho dolor le impedía caminar rápido o correr. Sin embargo, seguía dirigiéndose a pie a la escuela todos los días.

Relató que un día no pudo levantarse de la cama. Estaba sola con sus dos hermanos, mientras su madre estaba trabajando.

“Me arrojé de la cama hasta el piso y me fui arrastrando hasta llegar a la salida del cuarto, donde había una repisa y allí estaba una estampita del doctor José Gregorio Hernández”, recordó.

Cabrera resaltó que la estampita había sido un regalo de una tía que residía en Valencia, quien compró el presente en uno de sus viajes en bus hacía el estado Sucre.

La niña de diez años empezó a pedirle insistentemente al “médico de los pobres” que pudiera mover sus piernas.

“Al rato, gracias a la intercesión de él y Dios todopoderoso pude levantarme y caminar, hasta el momento ha sido así”, destacó Dorelis Cabrera.

A pesar de que tenía solo diez años, Cabrera afirmó que al momento de la intercesión sintió fuerza en sus piernas. “Sentí que fue un milagro, gracias a Dios”, confesó.

Devoción

Cabrera contó que su devoción por José Gregorio Hernández empezó gracias a su mamá, quien le rezaba al próximo beato para que sanara a su hija menor.

La hermana menor de Dorelis tenía una condición de salud que le impedía caminar o sentarse, cuando tenía más de un año de nacida.

“Mi mamá comenzó a pedirle que la sanara y luego de un tiempo mi hermana fue sanada”, acotó.

Su madre llevó a su hermana a la tumba en la que reposaban los restos de José Gregorio Hernández en Caracas para pagar la promesa que le había hecho.

El mejor momento

La mujer de 60 años apuntó que la beatificación de José Gregorio Hernández es un milagro.

“A veces me sentía molesta, frustrada, porque tantos milagros que ha hecho él y no lo tomaban en cuenta, me ponía a pensar tantas cosas”, mencionó.

La beatificación del “médico de los pobres” será este viernes 30 de abril en la capilla del Colegio La Salle La Colina, ubicado en Caracas.

“Dios escogió el mejor momento (para la beatificación). Me siento muy contenta y agradecida de formar parte de su intercesión”, expresó.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/Ek2ap8h1tvgDWxnz8BrYbO

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: