Especiales

Beatificación de José Gregorio: Una oportunidad para renovar la fe del pueblo venezolano

Un sobreviviente del covid-19 se encomendó a Dios y al próximo beato para recuperarse del virus.
viernes, 30 abril 2021
Cortesía José Gregorio Hurtado | Presentó un cuadro complicado de salud por el covid-19

Un paciente recuperado de covid-19 aseguró que se encomendó a Dios y al doctor José Gregorio Hernández para superar la enfermedad.

José Gregorio Hurtado empezó a presentar fiebres muy altas, especialmente durante la noche. También se sentía cansado al realizar algunas actividades físicas.

Al primer síntoma decidió aislarse y recibir tratamiento en casa con asistencia médica. Sin embargo, pronto necesitó un tratamiento más intenso para los problemas respiratorios.

Hurtado presuntamente se habría contagiado durante un viaje que realizó a la Colonia Tovar. Fue hospitalizado el 5 de enero y confirmó que era covid-19, cuando le hicieron la prueba rápida al ser ingresado.

“Lo más difícil fue reconocerme y aceptar que estaba en una cama de un hospital, con pronósticos inciertos, reconocer que soy humano, frágil, débil, vulnerable, mortal”, expresó.

Confesó que en el hospital entendió que es “un humano mortal y que la vida se desvanece fácilmente”. “También entendí que no somos súper humanos. Amaneces pero no siempre anocheces”, indicó.

Encomendado a Dios

Hurtado relató que desde el primer momento que comenzó a presentar la sintomatología de covid-19, se encomendó a Dios.

“Especialmente le pedí a nuestro señor Jesucristo por la intercesión del doctor José Gregorio Hernández, la Virgen del Valle y San Juan Bosco”, mencionó.

Pidió que iluminara a los médicos y enfermeras para que el tratamiento y los medicamentos fuesen efectivos para combatir el virus y sanar su cuerpo de toda dolencia.

Acotó que después de ser hospitalizado, su evolución fue positiva en todo momento. Recuperó progresivamente los valores y la estabilización de la oxigenación en la sangre.

Hurtado confesó que la intercesión del “médico de los pobres” le ayudó a confiar en el poder de Dios, que afirmó actuó a través de los doctores, enfermeras, familia y amigos que se unieron en oración por su salud.

“Sintiendo que cada medicina, alimentos, oraciones, palabras, lecturas, mensajes, apoyo familiar y de amigos, me curaban poderosamente en cada instante que transcurría durante la hospitalización”, relató.

Confesó que se sintió amparado por su fuerza, protección y bendición en todo el proceso de recuperación del coronavirus.

Hurtado aseguró que su recuperación y sanación fue un milagro, que Dios actuó en todo momento a través del doctor José Gregorio Hernández.

Resaltó que cuando llegó al hospital sus valores eran de pronóstico reservado, con una saturación con un nivel muy peligroso y sus pulmones estaban muy comprometidos.

“La fe es portadora de sentido en el momento más crítico, porque cuando todo está perdido humanamente, sólo queda alguien que te lleva en sus brazos y ese alguien es Dios”, añadió.

Mantener la fe

Hurtado comentó que en el covid-19, una enfermedad tan terrible, solo Dios basta. “Sin fe, uno se muere”, dijo.

Afirmó que a través de la intercesión de José Gregorio Hernández sintió la presencia vida de Dios, que interviene a través de sus santos para demostrar que la fe es portadora de fuerza en los momentos más críticos.

“Dios es medicina, Dios es el tratamiento, Dios es el Médico, Dios es la terapia y Dios actuó muy sutilmente en todo el proceso de recuperación”, expresó.

Como paciente recuperado de covid-19, recomendó que los que aún luchan contra esta enfermedad mantengan la fe en Dios. “Recen con mucha fe. Mantengan la mente ocupada en la oración, la lectura y en lo que van a hacer a recuperar la salud”, apuntó.

Invitó a confiar en Dios y en su infinita misericordia. A aprender a vivir con los ojos abiertos y el corazón palpitante. “Eso se aprende cuando uno está enfermo, pero tiene la convicción de que ganará la batalla”, aseguró.

Justicia espiritual

Acerca de la beatificación de José Gregorio Hernández, Hurtado opinó que es un acto de justicia espiritual para un gran venezolano.

Resaltó que el próximo beato entregó su vida al servicio de los más necesitados, brindándoles atención médica y espiritual “como una forma concreta de vivir su cristianismo”.

“Es una oportunidad para renovar la fe del pueblo venezolano, en la esperanza de vivir en un país de progreso y unidad familiar”, cerró.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/Ek2ap8h1tvgDWxnz8BrYbO

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: