Trabajo

Trabajadores sin seguro médico

Empleados de las Empresas Básicas quedaron técnicamente sin el beneficio del HCM.
martes, 27 agosto 2019
Archivo PRIMICIA | Trabajadores han protestado por el servicio de HCM

El beneficio de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM) en las Empresas Básicas han presentando inconvenientes en los últimos años debido a la deuda que tiene la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), con los centros de salud privados de la región.

Esto ha traído como consecuencia que tanto trabajadores activos, jubilados y familiares afiliados hayan visto su salud comprometida por no recibir atención médica oportuna.

Deuda exorbitantes
Edgar Gilbert, especialista en cirugía con 46 años de experiencia, afirmó que lo primordial para un doctor es salvar la vida del paciente, siguiendo los lineamientos de la ley del ejercicio médico a expensas de que su trabajo no sea remunerado.

Dicho esto, señaló que la CVG tiene una deuda millonaria con las clínicas y, por ello, se niegan a seguir trabajando a crédito con las empresas.

“Las cifras son exorbitantes, pero para que tengan una idea, la CVG le adeuda solo a una clínica en Puerto Ordaz 8 millardos de bolívares”, señaló Gilbert.

Explicó que en conversaciones con representantes de la CVG, se ha dicho que van a pagar la deuda pero siempre que les sea concedido un 60 % de descuento.

Acotó que la deuda data desde octubre de 2018 y que se ha ido agravando en los últimos meses, por lo que la Asociación de Clínicas Privadas tuvo que emitir un comunicado en el que detallaba que solo las estrictas emergencias serían atendidas.
“Nosotros los médicos somos los únicos que trabajamos a créditos”.

Antes del bloqueo
Aunque Gilbert reconoció que la mora de CVG se acentuó desde 2018, expresó que desde hace algún tiempo las Empresas Básicas han tenido problemas con los pagos, incluso antes del bloqueo económico que ha impuesto Estados Unidos contra funcionarios venezolanos.

El atraso de los pagos, manifestó el especialista, representa una pérdida tanto para los dueños de las clínicas como para los especialistas, ya que cuando por fin realizan el pago se devalúa por la hiperinflación.

También manifestó su preocupación por los convenios firmados por algunas empresas como Venalum con médicos cubanos para atender a los trabajadores.

“Son médicos que no están reconocidos por el Colegio de Médico venezolano”, aseveró.
De igual forma, habló sobre la situación de los hospitales de la zona, los cuales no están aptos para recibir a los trabajadores del estado.
Resaltó que en los hospitales hay hacinamiento, no hay camillas, prevalece el mal olor, no tienen aires acondicionados ni medicamentos para atender las emergencias.

“Nadie se hace cargo”
Alcasa, la estatal del aluminio, es una de las empresas en las que más se ha denunciado la muerte de trabajadores por falta de atención médica, producto de la suspensión de HCM.
Juan Moya, secretario de Trabajo y Reclamo de la Seccional de Empleados, expresó que se trata de un problema que se ha presentado desde hace tiempo.

Pero se acrecentó cuando José Gil ganó la secretaría general del Sindicato de Trabajadores de Alcasa (Sintralcasa) y se agudizó con las “eliminaciones” de las contrataciones colectivas tras la reconversión monetaria de agosto de 2018, aseguró Moya.

También informó que los trabajadores tenían la opción de llamar a las oficinas de HCM y estos resolvían el problema.

En la actualidad y tras el cierre técnico de Alcasa, una línea de atención fue activada las 24 horas.

El detalle, según Moya, es que nunca atienden las llamadas. “No hay nadie que se haga cargo”.

“Varios trabajadores han sido ruleteados, no son atendidos por la gran deuda que se tiene con las clínicas y algunos han muerto”, indicó.

Asimismo, denunció que los jubilados “mueren a mengua” porque, a su juicio, el HCM no está activo, eliminaron los servicios por consulta y, por otro lado, con una pensión de Bs. 40 mil es casi nada lo que pueden hacer.

Manejado por la CVG
El secretario de Trabajo y Reclamo Seccional de Empleados también alertó sobre lo grave que es que todo esté en manos de CVG.

Si un trabajador o algún familiar tienen una emergencia, deben esperar a que el caso sea pasado a la Corporación Venezolana de Guayana, ahí se evalúa y se aprueba el pago a la clínica.

Esto puede tardar algunos días, incluso semanas y en algunos casos cuando dan respuesta el monto ya es superior o es demasiado tarde para el paciente.

Moya destacó que lo que viven los trabajadores en materia de salud, nada tiene que ver con lo que tenían.

Recordó que por lo menos los alcasianos y sus familias eran atendidos en las mejores clínicas tanto de San Félix como de Puerto Ordaz.

De igual forma, detalló que si un trabajador sufría un accidente en cualquier parte de Venezuela, el seguro se activaba, por lo que era atendido en cualquier centro de salud. De ser necesario, era habilitada una ambulancia para trasladarlo de regreso a Bolívar sin importar el lugar donde estuviera.

No había vivido una situación así
Alexis Villamizar trabajó 30 años en Sidor y actualmente es presidente del Sindicato de Jubilados y Pensionados de la acería.

Afirmó que durante sus años activos no había vivido una situación tan grave como la de ahora con el servicio de salud.
Aseguró que hace algunos años, los sidoristas eran atendidos en cualquier clínica y hasta les daban las medicinas en algunas farmacias.

“Ahora las clínicas solo atienden estrictamente las emergencias, creemos que eso significa que los trabajadores o sus familias lleguen casi muriendo porque no sabemos qué es lo que se considera una estricta emergencia”.

El presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados de la Siderúrgica expresó que los de la tercera edad son los que más padecen, ya que muchos sufren de enfermedades ocupacionales que deben ser atendidas regularmente.

Con respecto a los convenios que se están haciendo con médicos cubanos y los operativos de salud que hace la CVG en sitios públicos, Villamizar manifestó no estar de acuerdo.

“Nosotros creemos que eso representa un atraso y con la vida no se puede estar jugando”.

Villamizar conoce de la deuda que tiene la CVG con las clínicas, pues el mismo personal de salud que en ocasiones lo atiende le ha explicado la situación.

Desangran a los trabajadores
José Meléndez, vicepresidente territorial de la Corporación Venezolana de Guayana, denunció que algunos dueños de clínicas y doctores quieren desangrar a los trabajadores con montos irreales.

Colocó como ejemplo que una cesárea puede ser cobrada hasta en 14 mil dólares. “Esto hay que explicárselo a los trabajadores”.

Asimismo, informó que la CVG ha tenido conversaciones con los dueños de las clínicas, quienes, al parecer, han aceptado ciertos acuerdos que después no cumplen.

“Nosotros exigimos que los montos que se están cobrando sean revisados y que lleguemos a un acuerdo porque el más afectado es el trabajador”.

Plan B
Meléndez aseveró que la CVG ha ideado un plan B en atención primaria para los trabajadores, por lo que han estado haciendo jornadas de salud, en las que los médicos venezolanos o de cualquier otra nacionalidad que quieran brindar apoyo participen.

Por otro lado, afirmó que una comisión de salud de la CVG ya está trabajando para establecer en algunas clínicas atención para casos de emergencia, cirugía, entre otros a todos los trabajadores del Holding CVG.

Reclamos

Juan Moya seguró que los seguros de las empresas eran los mejores y que la pérdida del beneficio tras la eliminación de los contratos lo están pagando con sus vidas, ya que muchos han muerto en espera de atención.

José Meléndez responsabilizó directamente a algunos dueños de clínicas por algunas situaciones ocurridas. Expresó que también algunos doctores incumplen el juramento de salvar vidas.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/LhEbjobphJH16UQ9OUf05O

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia 

Lea También:
error: