Opinión

Una lección terrible

No es fácil comprender esta situación tan escabrosa.
martes, 10 septiembre 2019

Nosotros, los venezolanos, hemos llegado a una situación social, política y económica absolutamente inimaginable, pero la construimos nosotros mismos, nadie nos ayudó. Lo peor es que buena parte de la población no ha entendido la realidad y pretende continuar viviendo sin hacer ningún esfuerzo o realizar lo menos que sea necesario. Esto no es solo para quienes apoyan a quienes han destruido al país, sino a muchos que aspiran sustituirlos.

No es fácil comprender esta situación tan escabrosa, pero realmente aleccionadora y aunque no creamos que vayamos aprendiendo de esta verdadera tragedia social y humanitaria, lo vamos haciendo y cuando se produzca el cambio de gobierno, comenzaremos a concretar lo que hemos aprendido y a vigilar al extremo los bienes del Estado, que son los de todos nosotros.

Quienes manejan al país en la actualidad, en todos los aspectos menos en producir, saben que esto es insostenible, pero muestran señales de endurecimiento, buscando salidas adecuadas, aunque muchos no lo vean así. Tarde o temprano se producirá el cambio de gobierno y la primera etapa del cambio traerá muchas sorpresas y muchas frustraciones, no podemos negarlo. Abundarán los alimentos y se comenzarán a reconstruir los bienes y servicios y a un relativo corto plazo, comenzaremos a sentir la recompensa por tantos años de penurias y sacrificios.

El chavismo ha hecho creer, a gran parte de los venezolanos, que el poder es un privilegio sin responsabilidades y eso incluye a opositores y es fácil conocerlos, pero eso se terminó, el pueblo y las instituciones serán extremadamente exigentes en vigilar el desempeño de las funciones públicas y en el manejo de bienes del Estado.
Las frustraciones vendrán de parte de muchos engrandecidos que asumirán cargos importantes y supondrán que obtuvieron un premio. Sacarlos no será nada sencillo, pero saldrán, estoy seguro de ello. Ingresarán poco a poco, quienes asumirán los cargos del gobierno como una oportunidad para servir a su pueblo y a su patria y esto sembrará las semillas del progreso que comenzarán a dar frutos en abundancia.

La mayoría de los venezolanos, luego de esta debacle institucional, social y política, serán individuos absolutamente distintos y emprendedores de verdad. Habrán aprendido la lección de carecer de todo y verse obligado a salir en búsqueda de lo imprescindible para sobrevivir haciendo cualquier tarea que jamás pensó en realizar. Esto lo visualizo así y será así.

Luego del imprescindible cambio de gobierno, por cuanto quienes se encuentran en el poder en la actualidad, perdieron toda credibilidad y deben irse, comenzará a aparecer una nueva Venezuela, que en pocos años será una inmensa potencia comercial y económica, siendo un país relativamente pequeño, pero que tiene una población absolutamente preparada para desarrollarse rápidamente, mucho más rápido de lo que se puede creer. Les aseguro que nadie caerá preso sin saber el motivo y tampoco será aislado de sus familias y defensores hasta por meses. Llegaremos a cualquier aeropuerto y podremos salir y entrar a Venezuela sin que existan manos negras que anulen nuestros pasaportes. Tampoco nadie se atreverá a desconocer la orden de un juez para poner en libertad a un prisionero.

Lo que si considero muy dificultoso es el control de la delincuencia. Parte de los organismos de seguridad están penetrados por personas no apropiadas y eso es evidente, pero allí existen todavía funcionarios de muy alta moral y alrededor de ellos se comenzarán a reconstruir los cuerpos policiales que permitan someter a la delincuencia, actualmente apoderada del territorio nacional, donde cada uno de nosotros en una simple presa de cacería y nos liquidarán cuando se les antoje.

Cada día nos vamos hundiendo más y más y no sabemos hasta cuando podemos soportar quienes nos mantengamos dentro de Venezuela, pero aunque sea de la nada comenzaremos a reconstruir a nuestro país, nuestra patria y volveremos a ser felices pero responsables y menos ilusos con quienes nos ofrecen vivir sin trabajar. Siempre tendremos muchos privilegios por tener recursos de los cuales otros carecen, pero estamos obligados a rectificar o caeremos en otras malas manos cuando transcurran el tiempo y otras generaciones hayan olvidado la actual tragedia. ¡Buena suerte!

Nota.- Debo reconocer el trabajo que como presidente de la Asociación de Jubilados de la CVG, realiza Miguel Espinoza. Es algo asombroso como se dedica a defender los derechos de ese sector.

Me veo obligado a denunciar que se han comunicado con cientos de personas, diciendo que soy yo y cambié el teléfono. No lo he cambiado,ni ofrezco dólares. Hasta al diputado Freddy Valera han llamado.
@dabega26

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DMCXOUzdbm454auNileuJ4

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia