Opinión

Sin elecciones se acaba Venezuela

A veces pienso que quienes tienen el control gubernamental no conocen de estas cosas.
martes, 13 agosto 2019

Nadie puede negar que la gran Venezuela, el símbolo de la prosperidad en América Latino, no es ni la sombra de lo que fue. No solo por la producción petrolera, sino que generaba buena parte del consumo de bienes y servicios a nivel nacional y buena parte de eso eran alimentos. Arroz, azúcar y carnes, abundaban y si eventualmente, por algún problema climatológico, había una pequeña escasez, no se notaba por cuanto podíamos traer todo de inmediato.

En las áreas fundamentales producíamos de todo, aunque se debería importar en grandes cantidades, esto es normal a lo largo y ancho del universo. La energía eléctrica permitía la instalación de nuevas fábricas y el desarrollo en el área de la construcción. Se ensamblaban alrededor de 156 mil vehículos y teníamos un potencial para ensamblar 208 mil.
En el sector de los derechos a la propiedad, era prácticamente imposible incautar los bienes a sus propietarios, incluso si eran necesarios para instalar servicios públicos como la electricidad o tuberías para combustibles, pero se lograba realizar todo mediante negociaciones con los propietarios de lo que dificultaba la materialización de un proyecto.

A ningún funcionario policial se le permitía el abuso y no es que no lo hicieran, pero si el ciudadano conocía sus derechos y no se sentía culpable, quienes abusaban se las veían negras y algo nunca visto en este gran país, era la negativa de un funcionario a desconocer la orden de un juez, algo absolutamente sagrado, ahora hasta se niegan a soltar a los prisioneros a pesar de la orden judicial de liberarlos. Eso es algo que siempre me asombra y nadie destituye ni castiga a ese funcionario. ¿Qué sociedad puede funcionar así? Simplemente ninguna, ni siquiera en un régimen declarado dictatorial se desconoce la autoridad de un juez y lo más seguro es que el juez obedezca al gobierno, pero al decidir algo, esto se cumple, aquí lamentablemente, no.

A veces pienso que quienes tienen el control gubernamental no conocen de estas cosas, creen que son casos esporádicos y seguramente se corrigen, pero lo que realmente me preocupa es que ese es cotidiano y no se toman los correctivos legales. Incluso, algo sumamente grave es que hagan prisionero a un ciudadano y pasan hasta meses sin presentarlos ante un juez y hasta tenerlos sin acceso a sus abogados y a sus familias. Quienes se encuentran en la cúspide del poder, deben preocuparse por esto que los perjudica y mucho más a la nación que gobiernan.

Todas estas cosas que están sucediendo en Venezuela y sobre todo el desconocimiento a los legisladores, ha traído asombro y temor en muchas partes del mundo. Los políticos de otros lados comienzan a preocuparse por cuanto pudieran encontrarse, en algún momento, en las mismas circunstancias en sus países y las víctimas pudieran ser ellos. Por eso reaccionan con tanta contundencia tratando de mostrar los dientes frente a algo que les pudiera suceder.

Las ventajas en los procesos electorales, donde el gobierno no tiene límites para desarrollar sus ofertas y propaganda, incluyendo el uso de los equipos del Estado para movilizarse, mientras que la oposición debe concentrarse donde se lo permitan y hasta lo máximo que es realizar elecciones a destiempo anulando a buena parte de los contendores, incluyendo partidos y dirigentes y solo permiten que los enfrenten partidos y candidatos que van a ser atacados por el resto de la oposición y eso lo tienen absolutamente planificado. Saben que los otros los van a calificar de gobierneros y serán peores enemigos que ellos mismos, pero también es bueno advertir que quienes participen en elecciones, tomen en cuenta que no pueden enfrentar al gobierno y a la oposición simultáneamente, a pesar que existen pequeños segmentos opositores que no son lo que se espera para un gran cambio político en nuestra patria.

Venezuela requiere de unas elecciones generales de inmediato, es posible que hasta las pudieran ganar quienes gobiernan, aunque no la tienen nada fácil, pero mantenerse en el poder sin el reconocimiento de la mayoría nacional y por buena parte del mundo industrial y comercial, es algo absolutamente contraproducente e insostenible y no es porque yo lo afirme o lo diga cualquiera, es la simple realidad. Lo más probables es que pierdan esas elecciones, pero pudieran recuperarse y retornar al poder si quienes los sustituyan no logren hilvanar un proceso de recuperación y reconducción de nuestra patria.

Este año pronostican una reducción del Producto Interno Bruto del 22%, algo nunca visto y que nos lleva a más del 60% en los últimos años. ¡Buena suerte!

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/G1A3T9ZMeGbLSwky655UNo

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia