Opinión

Semana en domingo

"Se ha activado la solidaridad, porque la gente ha entendido que solo con el apoyo de todos es posible sobrevivir en una situación como la que estamos viviendo".
domingo, 06 octubre 2019

Ciudadano desvalido

En su lucha a muerte por el poder, los partidos políticos hace años que abandonaron a su suerte al ciudadano, apartándose totalmente de su primera obligación, su razón de existir, que es trabajar sin descanso por mejorar la calidad de vida del pueblo.

El enfrentamiento entre los partidos ocupa a tiempo completo a los dirigentes políticos, y nadie se ocupa de los problemas que agobian a la población.

Hay una separación absoluta entre la actividad de los políticos y los problemas que a diario sufre el ciudadano, que sobre la marcha ha tenido que ir inventando para poder sobrevivir.

El trabajo que deberían hacer los dirigentes, ha sido suplido por la inventiva del pueblo.

A cada problema, la gente le busca la vuelta y aunque no lo resuelva del todo por lo menos lo hace más llevadero.

Ejemplos sobran: a la falta de medicinas, le salieron miles de grupos en las redes que se ocupan de conseguirlas, unas veces donadas y otras vendidas, pero por lo menos las hay.

Han surgido numerosos grupos de profesionales de la salud que prestan atención médica gratuita o a bajo costo, ante el abandono de los hospitales.

Igual pasa con los problemas de inseguridad, que han hecho que los vecinos creen sistemas propios para protegerse de la delincuencia y ante la falta de capacidad de
los cuerpos policiales para frenarla.

Se ha activado la solidaridad, porque la gente ha entendido que solo con el apoyo de todos es posible sobrevivir en una situación como la que estamos viviendo.

El gobierno anda por un lado, los partidos de oposición por el otro, y entre ambos un ciudadano absolutamente desvalido y abandonado a su propia suerte.

Enemigos del diálogo
Es perfectamente comprensible y aceptable que muchos dirigentes de oposición estén en contra de cualquier diálogo con el gobierno. Están en su derecho.

Pero al oponerse al diálogo nos deberían decir qué es lo que proponen para salir de esta tragedia nacional. Porque muchos de ellos reclaman que lo de Guaidó no avanza, pero al mismo tiempo tampoco quieren diálogo con Maduro y su combo. ¿Qué hacemos entonces? Porque la otra vía es una salida de fuerza, que tenemos que rechazar porque el remedio sería mucho peor que la enfermedad.

Hay que recordar lo que sufrió el pueblo chileno con la solución Pinochet a un gobierno de izquierda. Hay que salir de Maduro, pero no a cualquier precio, porque ellos tienen el monopolio absoluto de las armas y en una eventual guerra civil el precio lo pagaría el pueblo indefenso. Tampoco es que nos resignemos al estado actual, pero hay que ensayar todas las vías pacíficas, que no creo que estén agotadas del todo.

Cualquier alternativa es mejor que la vía armada y ejemplos de ello sobran en el mundo.

Sin ir muy lejos, allí está la tragedia de Siria con más de 300.000 muertos, millones de desplazados, el país destruido y el gobierno de Al Assad como si nada.

Deberíamos vernos en ese espejo, antes que seguir buscando una salida por la vía de la guerra.

Economía

Uno cree que no es posible que se contraiga más, pero la economía sigue retrocediendo y por lo visto seguirá así hasta que haya un cambio profundo en las políticas de este o el gobierno que venga. El gobierno no tiene dólares para darle a los importadores, que tampoco van a usar sus cuentas en el exterior para traer productos navideños, porque después no van a poder reponer lo que invirtieron, y la población tampoco tiene recursos para las compras navideñas a precio de dólar libre. Por eso, en cuanto a las compras, vamos a tener una navidad de un negro más oscuro que las anteriores. Pero como siempre he sostenido, lo que falte en las compras lo vamos a compensar con el espíritu que siempre le ponemos a los días navideños. Si no podemos hacer la misma cantidad de hallacas que antes, pues hacemos menos, pero las disfrutamos como siempre, en familia y con los amigos. Lo que falte por un lado, lo reponemos por el otro, con la fuerza de la alegría que siempre hemos tenido como pueblo, que es una característica que nos reconoce el mundo entero. Lo que sea que podamos tener, lo tenemos que disfrutar como si fueran los manjares más costosos del mundo. Eso no nos lo puede quitar ningún gobierno, ni siquiera este. Muchos hogares están completando los gastos con las remesas que les envían familiares desde el exterior y es probable que muchos de ellos reciban algo extra este fin de año, tanto en dinero como en artículos navideños. Por allí vi una encuesta según la cual uno de cada cuatro hogares ha recibido o está recibiendo ayuda financiera desde el exterior, y que las remesas tienen un promedio de 150 dólares, aunque no determina la frecuencia. Pero en Estados Unidos el salario es de por lo menos 10 dólares la hora, lo que significa que un venezolano con sueldo mínimo trabajaría solo día y medio al mes para ayudar a su familia en Venezuela.

Cuatro
Uno

Las ventas por televisión internacional nos borraron del mapa, en una muestra más del retroceso económico del país. La lista de teléfonos llega hasta la “U” de Uruguay. Recuerdo que hubo años en los que algunas firmas consideraban a Venezuela como uno de sus mejores clientes. Casi todas las ofertas provienen de empresas norteamericanas, pero también las de otros países nos eliminaron. Y pensar que hubo años en los que en los mejores sitios del mundo los mesoneros se peleaban por atender a los venezolanos, porque gastaban más y dejaban las mejores propinas, sin ser funcionarios públicos y sin estar metidos en ninguna corrupción.

Dos
El tema ambiental que traté este viernes en BITÁCORA provocó numerosos correos de lectores, lo que me induce a considerar la posibilidad de dedicar por lo menos una página mensual a esa materia, de suma importancia para la vida de los seres humanos en este planeta. La gente está cada vez más sensibilizada y dispuesta a colaborar para comenzar la titánica tarea de recuperar el ambiente natural en la Tierra. Pero hay que pasar de las buenas intenciones a los hechos: abrir menos el chorro en lavamanos, lavaplatos y ducha; reducir el uso de detergente, cloro y otras sustancias contaminantes en el hogar y reducir al máximo el uso de bolsas plásticas.

Tres

Dicho de un amigo que no quiere que se le identifique, para no arriesgarse a que su esposa no le estrelle un sartén en la cabeza: El sexo es la actividad del ocioso, y el ocio del hombre activo. Otro me dijo que las esposas le deberían hacer una estatua a Chávez porque acabó con el segundo frente. “Es que ahora de vaina tenemos para una sola pareja”. Y un lector me comentó en estos días que hasta los moteles están ofreciendo dos por uno. Es decir, usted paga una vez y le dan un vale por la próxima. ¿será verdad? Habrá que preguntarle a los panas Senen y Manolo.

Cuatro
En Caracas coincido con el gran amigo Teolindo Yánez, en casa de mi hermano de la vida, Omar Gutiérrez. Me dice que lee BITÁCORA INDUSTRIAL todos los viernes, en la edición digital de Primicia. Está en Margarita, pero pendiente de todo cuanto acontece en las industrias básicas de Guayana y preocupado por su estado actual. Teo es uno de nuestros mejores expertos en el tema siderúrgico y forma parte del activo intelectual de Guayana, que en su momento oportuno tendrá que ser llamado de nuevo para que asuma las riendas de la recuperación de las industrias básicas y la economía de esta región.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/HacpzrELbvs9AUtqSSlfsR
También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia