Opinión

¡La Conare en Ciudad Bolívar!

A dicha inauguración, se hicieron presente varias personas de diferentes países en condición de refugiados en Venezuela.
Luis MAURERA MOGOLLÓN
miércoles, 11 septiembre 2019

Mientras ociosa y malignamente el gobierno norteamericano, instituciones internacionales disfrazada de caritativas, medios comunicacionales más media y un sin fin de politiquillos traidores de la patria, diariamente reciclan su mala canción de que desde la llegada de la revolución bolivariana al poder, no se puede vivir en Venezuela por el trato hostil que el gobierno le ofrece tanto a sus connaturales como a los extranjeros que anidan e invierten en ella, simplemente para pedir y recibir más recursos con destinos inciertos, en medio de una rebatiña parasitaria a costa de la dignidad y los derechos humanos de los venezolanos. Además, con ese mismo reciclaje burdo mediático (también, para recibir fácilmente recursos de los que verdaderamente desangran al País), instrumentalizan la migración venezolana y mienten al inflar las cifras de migración como al desinflar las cifras de los refugiados en Venezuela; a sabiendas que esta situación migratoria es producto del bloqueo brutal y económico que hoy está sufriendo Venezuela, el cual pone en manifiesto la fuerza de nuestro pueblo en su desarrollo social y económico.

Esto, como el ataque despiadado que le tienen a nivel internacional al tema de la protección de refugiados en Venezuela, es rechazado rotundamente por la mayoría de los venezolanos, porque no olvidan que la Comisión Nacional para los refugiados nace por mandato del presidente Hugo Chávez Frías, quien al divisar la necesidad de protección de aquellas personas que huyen de sus países por temores fundados de raza, sexo, religión, nacionalidad, pertenecientes a determinado grupo social u opinión pública, solicita la creación de una ley que proteja los derechos humanos de estos ciudadanos, lográndose materializar la Ley Orgánica para los refugiados y asilados el 03 de octubre del 2.001.
Por ello el presidente Maduro, sin pararle un grano a las exageraciones terroristas mediáticas, fiel al legado de Chávez, al pueblo venezolano y a los extranjeros que no pueden regresar a su país y que vienen en busca de refugio o de asilo, asignó al ciudadano Juan Carlos Alemán, como presidente de la Comisión Nacional para los refugiados (CONARE), para que le preste toda la atención y apoyo a todos esos hermanos nacidos en otros países.

Por esta razón, el mismo, apegado al mandato presidencial, el viernes pasado (acompañado y apoyado por todas las fuerzas vivas de la región), inauguró en Ciudad Bolívar ¡Capital del fronterizo estado Bolívar! La cuarta sede de la Comisión Nacional para los Refugiados en Venezuela, con el fin único que el coordinador de esta nueva sede (escogido por sus capacidades laborales y académica), junto a su equipo de trabajo, le preste todo el apoyo a los cobijados en el país.

A dicha inauguración, se hicieron presente varias personas de diferentes países en condición de refugiados en Venezuela, y con lágrimas en los ojos atestiguaron haber sido testigos presenciales del trato inhumano que los venezolanos reciben en sus países, como refugiados, migrantes y como ciudadanos. Y le agradecieron a Dios, por haber llegado a esta tierra bendita y por haber sido arropado por el gobierno revolucionario más democrático del mundo. Esto, tumba toda la hemorragia de mentiras de los inescrupulosos no afecto al gobierno de turno, en cuanto que en otros países se vive mejor que en Venezuela. Si Luisss…

Hasta el próximo.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DMCXOUzdbm454auNileuJ4

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia