Opinión

Hablemos hoy de: ¿Porqué?

Como parte de este proceso y por todo lo que en nuestra vida sucede, nos hemos llegado a preguntar en múltiples oportunidades, por qué esto, por qué aquello, por qué a mí.
martes, 10 septiembre 2019

La vida es un regalo maravilloso que nos da la oportunidad de pasearnos por un espacio hermoso llamado mundo, en el cual habitan seres espectaculares llamados humanos. Nos brinda un sinfín de bondades para que de una u otra forma seamos nosotros mismos los que escojamos los colores con los que vamos a pintar nuestro camino. Por lo tanto, el sentido de la vida no viene en un catálogo, o está predeterminado, pues es la persona la que le indica a través de su evolución, cuál será el camino que ha de seguir. Sin embargo, existe una indeterminación que nos señala que los sentidos más profundos de la vida tienen algo oculto e inesperado, incluso, enigmático y contradictorio. Al final, el sentido de la vida es la resultante de su propio proceso.

Como parte de este proceso y por todo lo que en nuestra vida sucede, nos hemos llegado a preguntar en múltiples oportunidades, por qué esto, por qué aquello, por qué a mí, entre otros muchos porqué. Pero imaginemos también cuántas veces nos hacemos la pregunta solo porque el motivo que nos incita a hacerla nos afecta? Nunca debemos olvidar que tal vez si vemos las cosas desde otro ángulo y nos permitimos ser conscientes en las acciones que estamos desarrollando, tal vez nuestra vida tome un rumbo más acorde con lo que realmente deseamos y hemos soñado.

Nunca olvidemos que para lograr la felicidad, debemos dejar de hacer las cosas que nos bloquean, nos mantienen tristes y amargados, y no nos permiten pasar al plano en el que el equilibrio nos deje fluir con claridad y nos permita ver la vida con una óptica clara y objetiva. Tal vez nos demos cuenta que estas actitudes son las que no nos permiten alcanzar la felicidad que buscamos, porque en muchas oportunidades las hacemos sin darnos cuenta.

Bernat Milian nos dice que en la vida todo pasa por algo, y que nada es cosa del azar. También nos plantea que lo peor que podemos hacer es enfrentarnos a ella, pues las consecuencias pueden ser fatales.

En la vida nos suceden infinidad de cosas que no todas suelen ser como nosotros queríamos, es allí donde podemos adoptar una posición en contra, que a la larga no será favorable, incluso pensamos que lo que nos sucede no es justo. Pero como nada es al azar, entonces todo pasa por algo. Es allí donde debe haber un cambio de actitud y buscar las maneras de aprender de todo cuanto nos sucede. Eso nos hará darnos cuenta de los posibles errores que podamos cometer y hacernos conscientes de los cambios que debemos asumir. No olvidemos que muchas veces la vida nos golpea para que nos demos cuenta que no vamos por el camino correcto.

Existen una serie de elementos que nos ayudarán a llevar una vida más consciente. Interpretando el budismo decimos que para que tengamos una vida en equilibrio, debemos adoptar un pensamiento objetivo, utilizando la comprensión como base que nos lleve a emplear las palabras correctas en el momento correcto, para que nuestras acciones sean las mejores, ocupándonos en un esfuerzo claro en el cual pongamos toda nuestra atención y concentración y así obtener resultados positivos en todo lo que emprendamos, logrando de esta manera salir del sufrimiento y entrar en la felicidad. Esto nos permitirá muchas veces encontrar el porqué de las cosas.

Establezco aquí una relación con el día-día y expreso una serie de preguntas que seguro estoy, nos harán reflexionar:

Por qué no soy un buen ciudadano? Porque no cumplo con las normas y leyes para la convivencia armónica.

Por qué se vació el caucho del carro? Porque soy un ser humano al que le pueden suceder esta y otras cosas más.
Por qué no soy educado? Porque mi arrogancia es superior a mí.

Por qué creo que debo ser el primero en todo y no respeto las colas en los bancos u otros establecimientos? Porque soy un irresponsable y mi nivel de inconsciencia supera mi vergüenza.

Por qué dejo que otros decidan por mí? Porque soy un flojo y no me importa lo que a mí alrededor sucede.

Por qué me quedo callado ante las injusticias? Porque creo que si no es conmigo, no me afecta lo que pase.

Por qué permito que me manipulen? Porque no me quiero y tengo un nivel de autoestima muy bajo.
Ah pero que debo hacer? quiero cambiar.

Lo primero es tener fe en ti mismo y saber quién eres para tomar las riendas de tu vida, sin utilizar las comparaciones pues el regalo más grande que Dios nos dio, fue ser único e irrepetible en el mundo. Siendo responsable y no vivir en el rencor, recuerda que este terminará haciéndote daño. Nunca debemos olvidar que el dinero no lo es todo en la vida. Hay personas muy pobres con mucho dinero. Pero lo mejor es ser tú mismo, siempre confiando en que lo que hagas siempre será lo mejor.

Recuerda que si tu trabajo te gusta siempre lo harás con placer, pues para ti será como una experiencia espiritual. Hay que ser un buen ciudadano respetando las normas establecidas por los hombres para que pueda haber armonía y la humanidad pueda vivir en paz. Debes manejar la impaciencia y no prestar atención a los demás, recuerda que eres dueño de tus propias decisiones. Por lo tanto, vive tu presente sin depender de nadie, eso sí, con metas bien claras. Nunca olvides que en la vida hay muchos porqués. Lo mejor que puedes hacer es estar consciente en cada momento y en cada decisión que debes tomar para que tu vida sea plena y formes parte de un universo de personas conscientes que apuntan hacia una humanidad más humana.

Cuando a tu mente se acerque el por qué, recuerda quien eres.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DMCXOUzdbm454auNileuJ4

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia