Opinión

Bitácora Industrial

Reciclar plástico no resuelve.
viernes, 07 febrero 2020

La contaminación
Productos naturales
Generalmente se cree que los productos vegetales cultivados sin el uso de químicos no contaminan el ambiente, pero tienen un efecto dañino una vez que son cosechados. Es más, la mayoría de estos productos llamados ecológicos son ofrecidos al público en una bandeja de plástico, protegidos por papel film, con una etiqueta plástica en la que se describen sus ventajas tanto para la salud como para el ambiente. Todos estos elementos son contaminantes.

Los otros productos cultivados por métodos tradicionales, en cambio son presentados a granel. Según algunos laboratorios especializados, al final el efecto contaminante es el mismo. Y ambos generalmente son llevados hasta lugares muy distantes de la zona agrícola en la que se cultivan, lo que significa consumo de combustible, uso de cajones, sacos o cestas de plástico, consumo de agua en el proceso de lavado, todo lo cual se pudiera ahorrar si se vendieran en las mismas zonas en las que se cultivan. Según agencias especializadas, el 90 por ciento de la producción agrícola del mundo es transportada a distancias superiores a 100 kilómetros, y del restante 10 por ciento, por lo menos la mitad es llevada a distancias entre 20 y 30 kilómetros, lo que implica un gigantesco consumo de combustible para ese transporte terrestre, aéreo o marítimo.

Reciclar plástico no resuelve
El común de la gente considera que el uso de vidrio en lugar del plástico reduciría mucho la contaminación ambiental, pero la diferencia no es tan grande como se piensa. Algunos productos plásticos tardan 1.000 años en degradarse, pero el reciclaje de ellos no es fácil.

Lo primero que hay que decir es que solo más o menos el 10 por ciento del plástico que se recicla genera productos de primera calidad, y el restante 90 por ciento solo puede ser utilizado para plásticos de menor densidad y calidad, que en su mayoría pueden ser reciclados solo unas pocas veces o que ya no sería rentable hacerlo. Además, hay que tomar en cuenta el esfuerzo que significa la recopilación del material plástico a ser reciclado, su traslado hasta las plantas industriales, la eliminación de las aguas usadas en ese proceso y la energía que se consume.

El reciclaje del vidrio
El vidrio tiene un impacto menor en la contaminación del medio ambiente, siempre que los envases sean reutilizados por la población, como sustituto de los envases plásticos desechables. Según los expertos, lo ideal sería que los consumidores lleven envases de vidrio hasta llenaderos de refrescos, leche, agua y cualquier líquido que necesiten. Para ello, todos los productos líquidos deberían ser expendidos en dispensadores ubicados en los supermercados y otros comercios, lo que reduciría mucho el uso de envases de plástico.

Pero el reciclaje del vidrio también presenta dificultades y la primera de ellas es que requiere mayor cantidad de energía que el proceso industrial para reciclar plástico. Adicionalmente, el vidrio reciclado ya no puede ser transparente sino de color, generalmente verdoso o topacio, lo que limita su uso para el envasado de algunos productos. La ventaja es que el vidrio puede ser reciclado mayor número de veces que el plástico, para producir objetos de la misma calidad, aparte del problema del color. El uso de productos envasados en plástico es más costoso para el público: En Estados Unidos, un litro de agua en botella plástica cuesta alrededor de 20 centavos de dólar en tanto que un litro de agua potable del grifo cuesta menos de 0,1 centavo. Y en la mayoría de las ciudades norteamericanas, como en Europa y Asia, el agua del grifo es perfectamente potable, comparable en pureza con el agua embotellada.

Reciclaje de basura

El reciclaje de basura es fundamental para ir eliminando gradualmente los rellenos sanitarios, que pueden ser de todo menos sanitarios. En los países que reciclan la basura, la población coloca los desechos sólidos en el contenedor correspondiente: azul para papel y cartón, verde para vidrio, amarillo para plásticos, rojo para metales, naranja para orgánicos, con letreros que lo indican para baterías, y lo que no esté clasificado en los anteriores, en los contenedores grises. En Venezuela todavía no se clasifica la basura, salvo lo que algunas personas recuperan en los basureros.

El país que está a la cabeza en el reciclaje de basura es Suiza, que reutiliza el 93 por ciento del vidrio, 91 por ciento de latas y 83 por ciento del plástico. En Suiza abrieron el primer supermercado sin envases, en el que los clientes deben llevar sus propios envases para llenarlos con los productos que necesiten, en dispensadores a granel. El segundo establecimiento de este tipo abrió en Alemania y ya hay proyectos en Francia, España, Italia y Holanda. El segundo país que más recicla basura es Austria con el 63 por ciento, luego Alemania con el 62, Bélgica 58 y Holanda con el 51 por ciento.

El punto de no retorno
Numerosos científicos están planteando que ya llegamos, o estamos muy cerca de hacerlo, al punto de no retorno en daño al ambiente, pero sobre todo a la atmósfera del planeta. Hay todavía un grupo de científicos que plantea que el problema climático no es producto de la actividad humana, sino que se trata de ciclos naturales del planeta y que el cambio climático ya ha ocurrido en eras anteriores. Pero la gran mayoría de ellos se apoya en avanzados estudios científicos para asegurar que el cambio climático actual es consecuencia de la contaminación por la actividad de los seres humanos, y sobre todo por la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, que genera el calentamiento global que ha subido en más de dos grados la temperatura media anual del planeta.

El efecto más directo de ello es la fusión de los hielos en los polos, elevando el nivel del mar hasta el punto que ya en Holanda hay barrios de casas preparadas para flotar. Que ya hayamos cruzado el punto de no retorno en la contaminación del planeta es perfectamente posible: Según el Instituto de Investigación de Efectos de la Energía Eléctrica, de la Universidad de California, si en este momento se apagaran todos los aparatos eléctricos y automóviles en Estados Unidos, Europa y Japón, de todas formas, en el año 2070 la contaminación atmosférica alcanzaría el nivel de máxima peligrosidad para la vida humana en la Tierra.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/BNoMZwKUeWk9GJtyJhjYL6

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: