Opinión

Bitácora Industrial

"En nuestro país ha crecido de manera importante el uso del dólar como moneda de pago, en parte como reacción ante la enorme devaluación del bolívar y la consecuente pérdida de poder adquisitivo del salario".
viernes, 13 septiembre 2019

¿Ocaso del dólar?

Desde hace varios años, destacados científicos de la economía están planteando que hay algunos indicios de que el dólar pudiera estar llegando a un punto en el que va a resultar difícil que pueda mantener su condición de principal moneda de pago mundial. Algunos de ellos han llegado a dudar incluso que se pueda mantener como divisa, si Estados Unidos no corrige los desbalances en su balanza de pagos, con el recurrente déficit anual que ha creado la colosal deuda externa que arrastra desde décadas.

Durante más de un siglo, cada dólar emitido por la Reserva Federal tenía su equivalente respaldo en oro, pero en agosto del año 71, hace pues 48 años, Nixon decidió abolir esa obligación y desde entonces el dólar se sustenta en la fortaleza de la economía norteamericana, es decir prácticamente una moneda fiduciaria. Es así entonces que la fortaleza del dólar depende del estado de la economía de Estados Unidos y es allí en donde los economistas han comenzado a advertir debilidades.

Durante su campaña electoral, Trump le criticó duramente haber aumentado la deuda externa, pero en sus dos primeros años en la Casa Blanca en lugar de reducirla lo que hizo fue agregarle 2 billones de dólares, hasta llevarla a 21 billones de dólares, es decir 21 millones de millones, que es más que su PIB. En otras palabras, toda la producción de un año entero no alcanzaría para pagar lo que debe. Los economistas más conservadores consideran que un país con semejante deuda no debería tener la primera moneda mundial. Pero la economía mundial está umbilicalmente unida al dólar: 87 por ciento de todas las transacciones internacionales se hacen en dólares y, peor aún, el 60 por ciento de las reservas de todos los países la tienen en dólares. En este escenario, poco importa que el Fondo Monetario Internacional haya declarado recientemente que el dólar está sobrevaluado en 12 por ciento, y que en cambio considere estables el euro, el yuan y el yen, porque la casi totalidad del comercio mundial se sigue transando en dólares. Por todo ello, varios expertos destacan que el principal defensor del dólar es el mundo financiero internacional, porque si se llegara a desplomar sería de manera inevitable el colapso total de la economía mundial. Señalan como ejemplo que buena parte de las reservas financieras de China está en bonos de la Reserva Federal, por lo que no tiene otra opción que proteger el valor del dólar, aunque por otro lado mantenga un diferendo con Trump por el tema de los aranceles a las importaciones de ambos países. Y respecto de la salud de la economía norteamericana como consecuencia del valor del dólar, los economistas plantean que un retroceso leve no sería del todo malo, porque fortalecería el sector exportador de Estados Unidos, aumentando el empleo y la producción, lo que en poco tiempo recuperaría el valor de la moneda. Y de igual manera una eventual pérdida de valor del dólar pudiera ofrecer ciertos beneficios para naciones en vías de desarrollo, que pagarían menos por lo que importan desde Estados Unidos y de igual manera les resultaría menos pesado el servicio de sus deudas externas, la mayoría de las cuales son en dólares.

Dualidad monetaria
En nuestro país ha crecido de manera importante el uso del dólar como moneda de pago, en parte como reacción ante la enorme devaluación del bolívar y la consecuente pérdida de poder adquisitivo del salario. Este aumento de la circulación de dólares en nuestra economía no es un avance hacia la dolarización, sino la respuesta a la crisis financiera que vive una gran mayoría de los venezolanos. Es un intento por proteger el dinero que se tiene o que ingresa, porque si se mantiene en bolívares, irá perdiendo valor cada día, Ese intento por proteger el valor del dinero que se tiene, presiona el mercado del dólar porque aumenta la demanda y ello lo hace cada vez más caro. En otras palabras, el mismo público que lo necesita, encarece su valor. Los expertos señalan al mismo tiempo que esa demanda también es alimentada por el gobierno al aumentar el circulante mediante la emisión masiva de dinero inorgánico. En este aspecto los economistas señalan que juega un papel importante el financiamiento a Pdvsa por parte del Banco Central de Venezuela, cuya masa monetaria va cada mes al circulante, directa a la como0ra de dólares. Estos especialistas explican que esta dualidad monetaria no significa que el país esté más cerca de dolarizar su economía, porque el mercado del dólar sigue siendo marginal frente a las sumas que se negociaban semanalmente hace unos años, en las subastas semanales que realizaba el BCV. Pero aunque se trate de un mercado marginal, el dólar sigue siendo el marcador para la fijación de los precios de muchos productos de consumo, así como en vehículos, inmuebles, equipos industriales y repuestos, sobre todo importados. Según estos analistas, para dolarizar la economía se requiere, además de una decisión política que parece difícil con este gobierno, una inversión que estiman superior a 20 mil millones de dólares, que por supuesto el país no dispone en este momento. Para todos estos expertos monetaristas, usar el dólar como medio de pago no significa que la economía se esté dolarizando.

Petróleo

Los mercados petroleros fueron favorecidos esta semana por el inicio de negociaciones en la guerra comercial entre China y Estados Unidos y una baja en los inventarios norteamericanos de crudo y derivados. Según la oficina de energía de Estados Unidos, sus inventarios bajaron en casi 7 millones de barriles, al mismo tiempo que señala que sus refinerías incrementaron el consumo de crudo en 114.000 barriles diarios, hasta llegar al 95,1 por ciento de su capacidad instalada. Sin embargo, eso no significa que USA aumente sus importaciones de crudo, porque al mismo tiempo ha seguido aumentando su producción. De hecho, las importaciones netas de crudo de Estados Unidos bajaron esta semana en 413.000 barriles diarios mientras sus exportaciones crecieron en 234.000 barriles para llegar a 3,3 millones diarios.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DMCXOUzdbm454auNileuJ4
También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia