Servicios

Trata con cuidado una lesión muscular

Si eres deportista y haces ejercicios varias veces por semana, corres el riesgo de sufrir lesiones. 
viernes, 03 mayo 2019
Dolor muscular masaje (Cortesía)
Cortesía | El reposo también ayudará

El tiempo necesario para recuperarte de una lesión muscular depende de varios factores como son el tipo y tamaño de la lesión, el estado de salud y forma física de la persona, la alimentación, etc.

Sin embargo, puedes ayudar acelerar este proceso siguiendo los consejos que a continuación te describimos.

Si eres una persona deportista y haces ejercicios varias veces por semana, corres el riesgo de sufrir lesiones.

Pero no por ello debes dejar de hacer deporte y llevar una alimentación saludable.

 

¿Qué es una lesión muscular?

Las lesiones musculares comprenden un gran abanico de posibles lesiones que van desde una contractura inicial mínima del músculo hasta una ruptura muscular completa.

Las causas de la ruptura son muy variadas:

Balance muscular no adecuado: todos los grupos musculares comprenden músculos de funciones contrarias en forma de agonistas y antagonistas (por ejemplo, biceps y triceps, cuádriceps e isquiotibiales, etc).

Cuándo existe un desequilibrio entre ambos, aumenta el riesgo de lesión.

Déficit de elasticidad: el ser más rígido, aumenta el riesgo de ruptura.

Alteración higiénico-dietética: la deshidratación antes, durante y después del deporte. El músculo deshidratado está más expuesto a lesiones.

Desórdenes histo-químicos: alteraciones de los oligoelementos (calcio, potasio…) necesarios para el metabolismo muscular. Por esto, es importante respetar los periodos de recuperación y aportar este tipo de nutrientes.

Mal apoyo, tipo de zapatillas, gestos deportivos incorrectos: condicionan un sobreesfuerzo muscular con la consiguiente sobrecarga.

Descanso insuficiente, dormir pocas horas, calentamiento insuficiente: afectan a la recuperación y a la tensión muscular.

Condiciones atmosféricas, clima: frío y humedad.

Condiciones propias de cada deportista: raza, sexo, condiciones genéticas, etc.

 

Hábitos para recuperarte de una lesión muscular

1. Utiliza hielo

«El hielo permite reducir el flujo sanguíneo, disminuyendo el proceso inflamatorio y el dolor.

En el momento en el que te lesiones, evidentemente, no debes forzar la zona lesionada. Aplica hielo durante unos minutos para reducir la inflamación y repite el proceso tres veces por día.

El hielo es beneficioso para las lesiones debido a su efecto vasoconstrictor. De esta forma, reduce el riego sanguíneo en la zona y funciona a la vez como calmante y antiinflamatorio.

 

2. Reposa

Una vez que has recibido atención médica y que has aplicado hielo, debes hacer reposo.

La zona de la lesión debe permanecer relajada para que puedas curarte con rapidez.

Muchas veces solo es una lesión muscular, por lo que no forzar el músculo es suficiente para recuperarte lo antes posible.

 

3. Realiza ejercicios de recuperación

La ayuda experta de un fisioterapeuta podrá ayudarte a recuperar adecuadamente la lesión y a recomendarte los mejores ejercicios.

Si tu lesión es más grave, es preciso que visites a algún fisioterapeuta deportivo o especialista en el área. Los ejercicios de recuperación son la clave para que poco a poco te recuperes.

 

Tomar en cuenta

Es muy importante que realices los ejercicios que necesites para conseguir recuperar la masa muscular y fortalecer al músculo. Si no lo haces, corres el riesgo de sufrir otra lesión en el mismo sitio con mayor probabilidad.

Lea Tambien:
error: