Servicios

Limpiar el microondas de la forma correcta

Una limpieza diaria después de cada uso es lo más efectivo.
sábado, 09 febrero 2019
Limpiar el microondas (Cortesía)
Cortesía | Sigue estos sencillos pasos

Si buscas la manera de limpiar correctamente tu microondas, no te pierdas los siguientes consejos.

 

Es posible que el microondas sea uno de los electrodomésticos que más se utilicen en el día a día en una casa.  Es práctico, pequeño y  permite calentar y cocinar alimentos deliciosos.

 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de su limpieza?

 

Los microondas necesitan una limpieza específica, ya que en su interior no solo calentamos un único ingrediente, sino que la variedad y los diferentes alimentos hacen que se pueda ensuciar con facilidad.  Es muy normal que queden restos de comidas anteriores en él. Sin embargo, existen trucos que nos permiten mantener una limpieza sencilla y eficaz del horno microondas.

 

Trucos para limpiar el horno microondas con eficacia

Limpieza diaria: Una vez que sepas que el horno microondas no se va a utilizar de nuevo, es recomendable hacer una limpieza superficial, con ayuda de un trapo húmedo.

 

Limpieza después de cada uso: Lo ideal sería que, tras cada uso, lo limpiemos con un papel absorbente para retirar los restos que pueden haber quedado en el fondo.

 

Presta atención a la puerta: Suele olvidarse limpiar la puerta del interior de este electrodoméstico, por lo que debes recordar hacerlo por las posibles salpicaduras durante el uso.

 

Retira fácilmente los restos incrustados

Si no se realiza una higiene diaria o más exhaustiva, puede que cuando nos pongamos a limpiarlo encontremos restos y suciedades adheridas. Este es un buen método para proceder en estos casos: Llena un vaso de agua con ¾ de su capacidad y añade 5 cucharadas de vinagre.

 

Calienta el agua a media potencia durante un minuto, por lo menos.

 

Tienes que parar la cocción cuando veas que el cristal se ha empañado.

 

No abras la puerta y deja que el vapor actúe durante 15 minutos.

 

Pasado el tiempo, limpia el microondas con normalidad, con la ayuda de un paño.

 

La suciedad se retirará muy fácilmente y sin esfuerzo.

 

Presta atención al plato del horno microondas

De vez en cuando, este plato se tiene que retirar por completo y limpiarlo en el lavavajillas.

 

Además, es conveniente lavar también las ruedas o railes.

 

Es común olvidarse de estos detalles, pero el plato es igual de susceptible de mancharse que el resto de la cavidad.

 

Utiliza jabón líquido

El jabón líquido que usamos para fregar los platos puede ser uno de los grandes aliados para conseguir una limpieza de ensueño.

 

Tiene propiedades excepcionales para eliminar la grasa y dejar libre de suciedad todas las superficies.

 

Además, no es un producto corrosivo y es totalmente apto para el uso de aparatos electrónicos.

 

Si vas a usarlo, calienta un vaso de agua con una cucharada de jabón líquido.

 

Una vez caliente, limpia con esa mezcla el resto del aparato.

 

El agua caliente hará que la tarea sea mucho más sencilla.

 

Aprovecha los efectos del bicarbonato de sodio

 

El bicarbonato de sodio tiene grandes usos en varios aspectos de nuestra vida.

 

Es un producto que se puede utilizar tanto en la limpieza como para mejorar la salud.

 

Para emplearlo para limpiar nuestro microondas, humedece una esponja y espolvorea un poco de bicarbonato.

 

Repasa y frota las zonas más comprometidas y verás como la suciedad se va al instante.

 

Aromatiza tu microondas con agua y limón

Nada mejor que un horno microondas que desprenda buen olor. Para conseguirlo, puedes exprimir el jugo de un limón y mezclarlo con 250 mililitros de agua o introducir las rodajas del limón en un vaso con un poco de agua.

 

Luego, calienta a máxima potencia durante 5 minutos y deja que el vapor humedezca todo el interior.

 

Consejos para una perfecta limpieza

Limpiar el microondas a fondo un par de veces al mes, después de cada uso, limpiarlo con papel absorbente o un trapo húmedo, cubrir los alimentos que vas a calentar para evitar salpicaduras y no dejes que la comida se quede pegada y se reseque. Deja la puerta abierta cuando limpies para que se airee. No olvides limpiar el plato, los raíles y la puerta interior.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Iz9ipvYjAnxFCJcV5hWzES

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: