Servicios

8 consejos para lidiar con el hijo adolescente

Para no perder la cordura, ser paciente y escuchar puede resolver gran parte de los problemas.
domingo, 23 febrero 2020
Cortesía | Enlaza una relación de confianza

Ser responsable de jóvenes adolescentes, entre 12 y 21 años, es todo un reto. Pasar por esta etapa provoca una gran variedad de emociones, desde enfados y frustración hasta asombro y alegría.

Aunque sea un privilegio guiar a estos muchachos a la edad adulta, sería mentira decir que a veces no hay momentos en los que se quiera salir corriendo.

Para ayudar a lidiar con la ansiedad, el estrés, los problemas de autoestima y los cambios de humor inevitables, mientras que se atraviesan las situaciones propios de adultos, se deben desarrollar nuevas habilidades y un nivel superior de paciencia.

Algunas tácticas hacen el proceso más llevadero y logran un equilibrio entre ambas vidas.

1. Respira. Si su hijo es irrespetuoso y siente que arde de rabia, lo primero que debe hacer es respirar profundamente. Esto ayudará a que se calme y deje a un lado la emoción en el calor del momento.

2. ¡No muerdas el anzuelo! Si el adolescente dice o grita algo hiriente, no se debe tomar como algo personal. En ocasiones pueden sentirse lastimados o enojados por una gran cantidad de razones y la primera persona con la que se desquitarán es con la que se sienten más seguros. Para estos momentos, se recomienda no responder. Dejar que se calmen y luego entablar una conversación.

3. Escucha. Las presiones que sienten los adolescentes en estos días pueden ser enormes. Lo que se podría considerar trivial puede parecerles a ellos el fin del mundo. Tómese el tiempo para escuchar realmente sus problemas. Puedes elegir un momento más tranquilo y tal vez salir a tomar una merienda juntos para que solo se concentre en escucharle. A veces, el acto de desahogarse es suficiente para sentirse mejor.

4. No recurrir a los años propios de adolescencia. Es fácil pensar que, como adolescente, sabes por lo que está pasando tu propio hijo. Debe recordar que los tiempos so muy diferentes con las nuevas presiones y no hay nada peor que escuchar “cuando yo tenía tu edad”. Para ello, manténgase informado sobre los problemas comunes de los adolescentes.

5. Ayuda a tomar decisiones. Es difícil dejar que un hijo tome decisiones por sí mismo cuando hay tanto en juego. Intente un poco de orientación amable, dando varias opciones razonadas sin ser demasiado dictatorial.

6. Aléjate. Es difícil de escuchar, pero los adolescentes no siempre quieren o incluso necesitan la intervención del padre. Lo que es útil es que tengan alguien con quien comunicarse en la familia que no sean sus papás. Una tía, tío o padrino de confianza es una solución perfecta.

7. Confía. Es muy difícil dejar ir a estos adultos novatos, pero confía en que los valores y la educación los llevarán a través de los años difíciles. Tendrán sus consejos sonando en sus oído a medida que avanzan.

8. Reza. Es uno de los mejores consejos. Los hijos siempre están y siempre estarán en las manos de Dios. Reza para que te guíe, tengas paciencia y comprendas. Asegúrate que sepan que también estás rezando por ellos. Puede ser una fuente de consuelo.

Paciencia

Cada adolescente desarrolla habilidades diferentes y, sin duda alguna, todos tienen caracteres cambiantes.

Como representante, debes ser base para el desenvolvimiento del niño hasta otorgarle la confianza necesaria para que siga continuando su vida, teniendo la certeza de que puede confiar en ti en cada paso.

A pesar de todas las emociones fuertes que pasan los padres, verlos crecer y triunfar en sus metas hacen que todo valga la pena.

Luego que se atraviesa todo un camino, llegará el tiempo en que el cariño dado será retribuido.

 

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/G1A3T9ZMeGbLSwky655UNo

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

error: