Ciudad

Fotos: Pediátrico desvalijado tras un año de cierre

Tasa de mortalidad infantil se eleva a falta de espacios de atención.
lunes, 08 abril 2019
Archivo PRIMICIA | Un año esperando para ser recuperado

Un 8 de abril del 2018, el Hospital pediátrico Menca de Leoni fue cerrado, debido a que sus condiciones no eran óptimas para atender a los pacientes. Hoy, cumpliéndose un año del hecho, aún no se observan las acciones de las autoridades por su recuperación.
En el mismo mes de abril del 2018, el presidente de la República, Nicolás Maduro, realizó una visita a la ciudad, oportunidad que aprovechó una periodista de PRIMICIA para preguntar sobre las medidas a causa del cierre del recinto de salud, ubicado en Guaiparo. El mandatario respondió asegurando que junto al gobernador del estado, Justo Noguera Pietri, se iniciaría un plan para atender la crisis hospitalaria.
Este lunes se puede constatar que las promesas de restauración solo quedaron en palabras. Puesto que aún el espacio permanece clausurado.
Según Hugo Lezama, presidente del Colegio de Médicos del estado Bolívar, seccional Caroní, desde que cerraron las puertas del lugar, los especialista han realizado numerosas protestas. Sin embargo, los reclamos no han surtido efecto. “Es lamentable que no haya respuesta de las autoridades”.
Explicó que el recinto fue cerrado a causa de fallas en la estructura, y que estas causas se habían venido reportando. Pero como no se tomaron medidas preventivas, a fin de evitar el hecho, el resultado fue sellar el centro de salud.

Desvalijado
Desde hace aproximadamente dos meses, delincuentes han estado desvalijando diferentes áreas del hospital. Varios compresores y aires acondicionados fueron sustraídos, puertas de vidrio del área de emergencia y consulta externa destruidas, para que los amigos de lo ajeno ingresaran a robar mobiliarios, inodoros y lavamanos. El aluminio del techo, puertas y tanquillas también fue robado.
Cabe resaltar que los uniformados que custodiaban el Pediátrico, fueron retirados del lugar hace unos meses, sin explicar las razones y solo hacen acto de presencia los milicianos, quienes no cumplen sus funciones de resguardo, sino que desde la entrada del servicio de Emergencia de adultos se dedican a perseguir a los médicos y a las personas que transitan por el lugar.
Al acercarse al establecimiento, se puede notar desde afuera como se han llevado ventanas, puertas y otros artefactos, con la amenaza de llevarse más cosas, debido a la falta de vigilancia constante en el espacio.

Consecuencias
En las condiciones correctas, en el lugar se podrían atender a más de 150 pacientes, pero ante el poco interés que se muestra por parte de las autoridades, las cifras no tienen importancia.
En la actualidad, un ala del Hospital Dr. Raúl Leoni se habilitó un espacio para atender a los infantes, con una capacidad de atención de 30 pacientes.
Lezama expuso que a raíz de esto, la tasa de mortalidad infantil se ha incrementado en gran manera.
En el mes de enero más de 30 niños murieron y una cantidad igual se registró en el mes de febrero. A mediados del mes de marzo, ya se habían registrado 10 muertes, aún no se constata cuantos más sufrieron la misma consecuencia hasta ahora.
Lezama apuntó que se debería acondicionar otro establecimiento para lograr atender a una mayor cantidad de niños que tanto lo ameritan. Afirmó que hay personal indicado, con postgrados en Neonatología y otras especialidades, pero no pueden hacer nada sin los equipos y el lugar adecuado para laborar.
Señaló que a estos hechos se suma la falta de insumos médicos y quirúrgicos. Entre 15 y 20 respiradores mecánicos dejaron de funcionar, lo que deja el recinto sin oportunidad de brindar los cuidados necesarios. “Nos queda sentarnos a ver como mueren nuestros pacientes”.
Las opciones de los pacientes y sus familias es ser referidos al Hospital Ruiz y Páez, de Ciudad Bolívar, que tampoco está en óptimas condiciones, pero tiene el espacio de cuidados intensivos. Otros perjudicados se dirigen a fundaciones para conseguir donaciones.

Culpables
Lezama manifestó que gracias a la desidia en el sector salud, muchos pacientes señalan a los médicos, culpándolos de lo que ocurre, sin saber que con la falta de las herramientas necesarias, se ven atados de manos.
Declaró que el personal que labora en los hospitales que aún funcionan, violan su código de ética, pues trabajan “con las uñas”. Mientras tanto, otros galenos y enfermeros toman la decisión de irse del país o buscar otras áreas de trabajo.
Exhortó a la comunidad guayanesa a entender lo que pasa, destacando que el gremio ha sido señalado en muchas ocasiones. Expresó que los médicos tienen la voluntad de prestar sus servicios, de colaborar y que además tienen sentido de pertenencia con los centros de salud, pero que no tienen opciones para garantizar el bienestar a los habitantes que lo requieren.
Aseveró que “hemos hecho todo lo que está en nuestras manos”, pero que el gobierno no atiende al llamado que han hecho en reiteradas ocasiones.
Explicó que todo queda de parte de las acciones que puedan tomar los entes competentes ante la emergencia que presenta el área de salud infantil.

Esperanza
El presidente del Colegio de Médicos del estado, seccional Caroní, expuso que esperan que hoy las autoridades se puedan pronunciar con respuestas concretas para atender la situación.
Por otro lado, en varias partes de la ciudad los médicos se han organizado para continuar exigiendo la recuperación del pediátrico y a la vez reclamando por la carencia de fármacos en este y otros recintos.

Mortalidad
Alrededor de 70 niños murieron desde enero hasta mediados del mes de marzo, a causa de la falta de un espacio acorde de atención.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/G1A3T9ZMeGbLSwky655UNo

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia 

Lea Tambien: