Yerberito

Verduras y hortalizas para nutrirse de magnesio

La mayor parte del magnesio se puede obtener de alimentos ricos en clorofila como hortalizas, frutos secos, leguminosas y cereales.
Cortesía | Alimentos rico en magnesio para el metabolismo energético

El magnesio es vital para la función biológica y la salud óptima. Existen más de 3.750 sitios de unión de magnesio en las proteínas humanas y más de 300 enzimas también dependen del magnesio para funcionar de forma adecuada.

Los problemas de salud relacionados con la deficiencia de magnesio son las migrañas, ansiedad y depresión, fibromialgia, enfermedades cardiacas, muerte cardiaca súbita y muerte por todas las causas

El magnesio representa un papel importante en la salud mitocondrial. Sin él, el resto de las estrategias para mejorar la salud mitocondrial podrían simplemente no funcionar.

La falta de magnesio celular puede ocasionar deterioro en la función metabólica de las células, lo que a su vez puede generar problemas de salud más graves.

La mejor forma de mantener niveles saludables de magnesio es asegurarse de consumir suficientes vegetales de hojas color verde oscuro. Hacer jugos de vegetales es una forma excelente de aumentar su nivel de magnesio, además de mejorar muchos otros nutrientes importantes de origen vegetal.

Donde encontrarlo

La mayor parte del magnesio se puede obtener de alimentos ricos en clorofila: hortalizas, frutos secos (nueces, anacardos, almendras), leguminosas (productos con soja), cereales (arroz integral, mijo). Aunque también está disponible en: Maíz blanco. Almendras, anacardos, pistachos y cacachuetes.

Algunas semillas (de calabaza, de ajonjolí, de sandía, de lino, de sésamo).

Pan integral: Todos los productos integrales, como el pan, son una importante fuente de este mineral. En 100 gramos de harina integral hay 167 mg de este mineral.

Espinacas: Aunque son más conocidas por su aporte en hierro, las espinacas también son un alimento rico en magnesio. Por cada 100 gramos de este vegetal, obtendrás 79 mg de magnesio.

Almendras: Las almendras son una gran fuente de magnesio. Y es que, cada 100 gramos aportan 270 mg. Esto significa que con un par de puñados al día, las necesidades de magnesio probablemente estarían cubiertas.

Chocolate negro: No se acaba la lista de beneficios para la salud que proporciona el chocolate. Uno de ellos es su contenido en magnesio, el cual ronda los 100 mg cada 100 g. Otra de sus cualidades más valiosas es su elevado nivel de antioxidantes, lo cual ayuda a cuidar de nuestra salud cardiovascular.

Garbanzos y lentejas: También las legumbres podrían ser parte de una dieta enfocada a cubrir las necesidades de magnesio. Tanto los garbanzos o las lentejas aportan entre 120 y 140 mg cada 100 gramos.

Plátano: Dos de las principales cualidades nutricionales de esta fruta son su contenido en magnesio y potasio. Por cada 100 gramos (un plátano pequeño pesa 60 g y uno grande 120 g), podemos obtener alrededor de 27 mg de magnesio.

Quinoa: Este cereal aporta una alta cantidad de proteínas de gran valor biológico, pero también contiene magnesio. En una taza de quinoa podrás encontrar 118 mg de este mineral.

Avena: Sin duda es uno de los alimentos que presenta uno de los valores nutricionales más completos. La avena destaca por su gran aporte proteico y de fibra en comparación con otros cereales. Pero, también por ser rico en potasio, magnesio, calcio y vitaminas del complejo B. La avena aporta alrededor 177 mg de magnesio por cada 100 gramos.