Yerberito

Plantas curativas que debes tener en tu jardín

Es necesario que habilites un espacio en casa para el cultivo de especies naturales.
lunes, 06 mayo 2019
Cortesía cuerpomente.com | La azucena ayuda a cicatrizar y suavizar la piel

Equinácea
Se debe plantar a pleno sol o sol parcial, en parterre o jardinera, y resulta ideal para decorar terrazas y patios. Precisa pocos cuidados.

Propiedades: inmunoestimulante, antiséptica, antialergénica, antiviral, antiinflamatoria, sudorífica, colerética.

Indicaciones: al ser excelente para potenciar la respuesta inmunitaria, se recomienda para prevenir o mejorar infecciones respiratorias como la gripe, resfriados, faringitis, laringitis y sinusitis y combatir accesos alérgicos con rinitis y conjuntivitis. Por vía externa, actúa como un antiinflamatorio muy eficaz sobre heridas, quemaduras, inflamaciones epidérmicas e inflamaciones bucales y oculares.

Cómo se usa: en infusión, asociada a otras plantas que complementan su acción, en tintura o en jarabe. La tintura o la infusión se aplican por vía externa en friegas, baños, colirios y colutorios.

Precauciones: evitar por vía oral en el embarazo y durante la lactancia y si existen daños hepáticos.

Azucena
La azucena (Lilium candidum), originaria del Mediterráneo oriental, posee un bulbo redondo y escamoso y unas preciosas flores grandes, con forma de trompeta y muy fragantes.

Propiedades: demulcente, emoliente, astringente, antiséptica, cicatrizante, callicida, dermoprotectora, antiinflamatoria.

Indicaciones: por sus virtudes mucilaginosas, el bulbo se muestra muy eficaz para tratar úlceras de la piel, pieles inflamadas o agrietadas, manchas, rasguños, eccemas, forúnculos, quemaduras y escaldaduras leves, así como para eliminar granos, urticarias, durezas y callos. Se aplica también sobre contracturas musculares, tendinitis e inflamaciones reumáticas leves.

Cómo se usa: solo por vía externa, la maceración de las flores o los bulbos en aceite de oliva, para aplicar en friegas o masajes; el bulbo asado, aplicado en rodajas sobre la piel dañada; o el bulbo cocido en leche o vino, machacado y aplicado en cataplasma caliente sobre callos y durezas. Se encuentra también en extracto hidroglicólico como emoliente para las impurezas de la piel.

Precauciones: los bulbos se consideran comestibles y se han consumido en algunos países de Europa, pero por falta de estudios se desaconseja su toma por vía oral.

Milenrama
A esta planta europea (Achillea millefolium) se la encuentra fácilmente en prados y herbazales de montaña. Es tan versátil que no falta en los herbolarios. En un jardín constituye una opción excelente: se acomoda bien en espacios soleados y algo sombreados y resiste muy bien tanto a la sequía como a las heladas.

Propiedades: antiinflamatoria, antiespasmódica, digestiva, antiemética, colerética, antimicrobiana, hemostática, diurética, cicatrizante.

Indicaciones: se recomienda ante todo para aliviar desórdenes digestivos, digestiones pesadas, espasmos gastrointestinales, náuseas y vómitos, además de como tónico hepático. Por su poder antiespasmódico, puede ser de gran ayuda frente al dolor menstrual. También contribuye a tonificar las venas en caso de debilidad venosa con varices o hemorroides. Por vía externa, se aplica sobre heridas y quemaduras y para atenuar el dolor articular.

Cómo se usa: en infusión simple o asociada a otras plantas (2-3 tazas diarias), en extracto fluido, tintura, jarabe y el jugo de la planta fresca. La infusión se emplea en lavados y friegas contra el dolor y la mala circulación sanguínea.

Precauciones: se deben evitar dosis elevadas, que podrían causar vértigos.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/G1A3T9ZMeGbLSwky655UNo

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia