Especiales

Recomendaciones para mantener oídos saludables

Las personas están rodeadas de elementos que podrían afectar su audición.
lunes, 11 noviembre 2019
Cortesía | Abusos degeneran la audición

El ser humano está rodeado de aspectos que pueden perjudicar su sistema auditivo.

Desde lo inofensivo que puede parecer el ruido ambiental, hasta el uso excesivo de los auriculares pueden afectar la audición.

Ante una parte tan esencial para el cuerpo humano, es necesario señalar algunas recomendaciones el cuidado cotidiano de estos órganos y algunos consejos cuando se padece de algunas enfermedades que influyen en su funcionamiento.

Si por el contrario, no se preocupa por el tratamiento adecuado a sus oídos, esto podría traer consecuencias graves como la sordera.

No retire la cera
Es muy común que los individuos utilicen hisopo para retirar la cera de sus oídos, asumiendo que así se mantienen higiénicos, usarlos surte un efecto contrario al deseado: al empujar la cera hacia el tímpano, se dificulta su extracción y se compacta al mezclarse con filamentos de algodón.

La secreción fluida del oído externo produce la cera, una sustancia muy especial con sus bacterias asociadas que actúa de barrera protectora. El rascado excesivo o los ambientes cargados de polvo, contaminación, tierra, harina, carbón, etc. contribuyen a que dicha cera se altere y se solidifique.

La mejor higiene consiste en manipular los oídos lo menos posible a fin de no intervenir en su proceso natural de limpieza; como mucho, se puede aplicar un poco de aceite virgen de oliva y luego utilizar agua para limpiar sin llegar a eliminar del todo la cera, que protege frente al polvo, gérmenes, entre otros.

Evite infecciones
Para evitar otitis, infección que inflama el oído, es importante limpiarse la nariz y la garganta. Muchos casos de esta enfermedad dependen de la acumulación de mucosidad en la zona de la trompa de Eustaquio (tubo que conecta el oído con la garganta) y son más frecuentes en los niños, porque al presentarla pequeña, estrecha y horizontal (se va inclinando con el tiempo), el moco pasa directamente a los oídos.

Además, se cierra cuando hay inflamación, lo que evita el drenaje de líquidos. De hecho, es la afección que se diagnostica más a menudo en menores de cinco años.

Si no ayuda a expulsar la mucosidad, en su búsqueda de una salida los mocos pueden llegar a provocar una perforación del tímpano.

Sonarse la nariz hacia delante solo logra extraer la mucosidad de la fosa nasal, no la que se acumula en la rinofaringe.

Para eliminar la mucosidad de la rinofaringe, hay que sonarse hacia atrás y hacer gárgaras, además de realizar lavados nasales. Y también tragar, porque con ello se activan los músculos que abren y descongestionan la trompa de Eustaquio.

Cuidado con el ruido
El ruido es una de las agresiones más intensas que puede recibir el oído. Entre sonido y ruido existe una frontera subjetiva: cuando pasa de ser agradable a desagradable. Si no es capaz de adaptarse, el ruido produce un gran cansancio y disminuye la vitalidad en general; también merma la calidad del sueño.

Una característica del ruido es que molesta menos si lo produce uno mismo que los demás. Otra es que los jóvenes tienen más capacidad para soportarlo. Si se trabaja en un entorno saturado de ruidos, es importante actuar en el ámbito de la prevención mejorando el ambiente en el lugar de trabajo, y a su vez a nivel personal.

Habrá que vigilar el nivel de decibelios, pero también la frecuencia y el ritmo, y sobre todo el tiempo de exposición a él.

En el caso de los auriculares, su uso excesivo es totalmente perjudicial, de igual forma se aconseja utilizarlos con volúmenes moderados.

Tips
Al practicar natación: en la piscina, en aguas tratadas con productos químicos, usar gorro y tapones de silicona a medida. En el mar y en aguas limpias, en cambio, se trata de que el agua entre y salga sin miedo.
Conviene sustituir los tapones para los oídos a menudo (si son desechables) o desinfectarlos (si son multiusos) y no ponérselos por espacio de largas horas.

Conviene bajar y ascender despacio del fondo del mar y no bucear en caso de enfermedades respiratorias o alergias. En los aviones, es útil comer en el trayecto, tragar saliva, mascar chicle y hacer la acción de tragar varias veces, sobre todo al aterrizar y despegar.

Atención

Si padece de dolores muy fuertes en los oídos lo recomendable es que visite un médico, puesto que este le indicará los antibióticos o lineamientos para mejorar.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/GxCaEgZ5efzEdOTW9ea1nZ

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: