Especiales

OEA: Inadmisible la incursión militar rusa en Venezuela

Señalan que no cuenta con la autorización de la Asamblea Nacional, como exige la Carta Magna venezolana.
Almagro
Infobae | Alamagro: Atenta contra la paz y seguridad hemisférica

La Organización de Estados Americanos (OEA) calificó este lunes de «inadmisible» la llegada de tropas rusas a Venezuela para prestar apoyo a Nicolás Maduro, una acción que, señaló el organismo, viola además la Constitución del país caribeño.

 

«Es inadmisible que un gobierno extranjero tenga programas de cooperación militar con un régimen usurpador que ha sido declarado ilegítimo por resoluciones y derecho interamericano, lo cual atenta además contra la paz y seguridad hemisférica», denunció la OEA mediante un comunicado.

 

La organización asegura que este movimiento por parte del Kremlin viola la Constitución venezolana puesto que no cuenta con la autorización de la Asamblea Nacional (AN), como exige el artículo 187 de la Carta Magna venezolana.

 

«La presencia de efectivos militares y transporte militar constituye un acto lesivo de la soberanía venezolana», sostiene el comunicado.

 

Según la OEA, esta maniobra representa «un instrumento de amedrentamiento represivo» en el contexto de «la transición democrática» liderada por el titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino de Venezuela el pasado mes de enero y es reconocido por más de 50 países de todo el mundo.

 

Por todo ello, insistió la OEA, la organización panamericana «rechaza» la llegada este pasado domingo de casi un centenar de militares rusos al aeropuerto internacional de Maiquetía, el principal de Venezuela y que da servicio a Caracas.

 

De acuerdo con el diario «El Nacional», los soldados comandados por el mayor general Vasili Tonkoshkurov, jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra ruso, llegaron a bordo de dos aviones militares que también transportaban 35 toneladas de material no especificado.

 

Rusia es uno de los mayores aliados de Maduro, a quien respalda de manera pública ante el desafío de Guaidó, cuyo gobierno interino es reconocido por más de 50 países, entre ellos Estados Unidos, como el único legítimo del país.

 

El Gobierno de Maduro suele referirse a Rusia, que le provee de armamento, tecnología y otros recursos, como un «aliado estratégico» de su política multilateral.

 

EE.UU. no se quedará quieto

Tras la maniobra rusa en Venezuela, Estados Unidos advirtió que no se quedará quieto «mientras Rusia exacerba las tensiones» en suelo venezolano.

 

«La continua inserción de personal militar para apoyar al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro arriesga la prolongación del sufrimiento del pueblo, que apoya de forma abrumadora al presidente interino Juan Guaidó», indica un comunicado difundido por el Departamento de Estado.

 

John Bolton, asesor de seguridad de la Casa Blanca, también se refirió al despliegue de tropas rusas en Venezuela: «Los Estados Unidos no tolerarán que las potencias militares extranjeras hostiles se mezclen con los objetivos compartidos del hemisferio occidental de democracia, seguridad y estado de derecho. El ejército venezolano debe estar con el pueblo de Venezuela».

 

Asimismo, indicó que mientras Washington envía «alimentos y medicinas» para la población venezolana, Moscú traslada «bombarderos con capacidad nuclear y fuerzas especiales para apuntalar a un dictador corrupto».

 

A continuación, el texto completo que difundió la OEA:

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) rechaza la reciente incursión militar rusa en territorio venezolano, la cual no contó con la autorización de la Asamblea Nacional, como lo establece la Constitución de Venezuela, y lo cual se hizo en apoyo de un gobierno declarado ilegítimo.

La presencia de efectivos militares y transporte militar constituye un acto lesivo de la soberanía venezolana. Los efectivos militares extranjeros son un instrumento de amedrentamiento represivo en el contexto de una transición democrática liderada por el Presidente Encargado Juan Guaidó.

Como ya se expresó en un comunicado y nota verbal de la Secretaría General, esta misión militar viola la Constitución Nacional venezolana al no haber sido autorizada por la Asamblea Nacional, como lo exige el artículo 187 párrafo 11.

Es inadmisible que un gobierno extranjero tenga programas de cooperación militar con un régimen usurpador que ha sido declarado ilegítimo por resoluciones y derecho interamericano, lo cual atenta además contra la paz y seguridad hemisférica.

 

Ayuda militar «simbólica»

En los últimos meses, el Kremlin ha desmentido informes sobre una posible presencia militar de Rusia en Venezuela, descalificándolos como rumores. Se ha especulado, entre otras cosas, sobre supuestos mercenarios rusos con experiencia en combate en el este de Ucrania y Siria, la llamada «Tropa Wagner».

 

Pero, Maduro no solicitó ayuda militar en su conversación telefónica con el presidente ruso, Vladimir Putin, a fines de enero, respondió en su momento el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

 

Hasta ahora, Rusia ha mostrado más bien simbólicamente su voluntad de ayudar militarmente a Venezuela. Así, en diciembre de 2018, por ejemplo, Moscú envió dos bombarderos de largo alcance del tipo Tupolev-160 a Caracas, que participaron en un ejercicio conjunto con la Fuerza Aérea de Venezuela.

 

Un pequeño detalle: en aquel momento, los bombarderos iban acompañados de las mismas máquinas que ahora han aterrizado en Caracas, un Illjuschin-62 y un Antonov-124. Sin embargo, esto fue antes de que la crisis se agravara, el político opositor Juan Guaidó se declarase presidente interino de Venezuela y fuese reconocido por numerosos países occidentales.

 

Los medios rusos mencionan dos posibles razones por las que Moscú ha mostrado hasta ahora reservas para inmiscuirse militarmente en Venezuela. Por un lado, el Ejército venezolano es allí considerablemente más fuerte que en Siria antes de la intervención rusa. Por otro lado, la distancia de un país a otro es significativamente mayor; y el apoyo logístico a las tropas, más difícil. En las redes sociales rusas se especula, sobre todo, que Rusia quiere disuadir a los Estados Unidos de la intervención militar en Venezuela.

 

Respuesta del Gobierno

Jorge Arreaza, canciller de la República, informó que el gobierno se encuentra trabajando en actividades de “cooperación militar” con sus aliados en el mundo “para fortalecer los métodos de protección del pueblo y el territorio ante cualquier agresión externa”.

 

Las declaraciones del canciller explicarían la llegada de militares rusos a Venezuela.

 

Acerca del secretario de EE.UU., Mike Pompeo, Arreaza agregó: “Sabe que las únicas tensiones sobre Venezuela son las que su gobierno ha generado a través de las amenazas con el uso de la fuerza y el bloqueo económico”.

 

Por medio de su cuenta en Twitter, el canciller ratificó que Venezuela es un país “libre e independiente” y expresó su rechazo al gobierno estadounidense por “pretender interferir” en los programas de cooperación técnica militar entre Rusia y Venezuela.

 

El diplomático calificó de “cinismo” que EE.UU., “con más de 800 bases militares en el mundo, buena parte de ellas en América Latina, y un presupuesto militar creciente de más de $700 millardos, pretenda interferir en los programas de cooperación técnica militar” con Rusia.

 

A principios de marzo, Venezuela y Rusia evaluaron acuerdos de cooperación en materia financiera, industrial y militar, así como se evalúo la realidad internacional, sobre todo los constantes «ataques» perpetrado desde Estados Unidos (EEUU) contra la nación suramericana.

 

Venezuela y Rusia han estrechado sus relaciones; y desde entonces ambos países cuentan con más de 261 acuerdos suscritos en los sectores agrícola, petrolero, gasífero, industrial, militar, entre otros.

 

Arreaza argumenta “cooperación militar”

 

Lo que sucedió el sábado

Dos aviones de las Fuerzas Armadas de Rusia aterrizaron el sábado en el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas, transportando personal militar y equipos, confirmó este domingo la agencia estatal rusa Sputnik.

 

La misión llega en “cumplimiento” de “contratos de carácter técnico militar”, según el reporte de Sputnik, que cita fuentes de la embajada rusa en Caracas. No ofrece mayores detalles.

 

Sin embargo, esas fuentes dijeron a la agencia rusa que el arribo de las aeronaves no tiene “nada de misterioso”, pues ocurre en el marco de convenios firmados hace varios años.

 

Periodistas de la AFP, más temprano, constataron la presencia de un avión con bandera rusa en el aeropuerto, ubicado a unos 40 minutos de la capital venezolana por carretera, con fuerte custodia de contingentes de la militar Guardia Nacional.

 

No se descarta nada

El alcance de la presencia rusa en el país latinoamericano hasta hoy no permite una comparación con la operación rusa en Siria, y mucho menos con la intervención soviética en Afganistán. Sobre el verdadero trasfondo de la actual presencia rusa en Venezuela solo se puede especular, asegura el experto militar ruso Alexander Golts, en conversación con DW.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/H3jktHpqn4cKVS4NZdKEuj

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia 

Lea Tambien:
error: