Especiales

Neptalí Hurtado: No existe revolución económica, sin revolución cultural

El cultor guayanés tiene la tarea titánica de organizar al gremio, unificar criterios y devolverle la vida a los espacios de la entidad dedicados al arte y la historia. Está claro que hay mucho trabajo, pues las instalaciones están en muy malas condiciones.
lunes, 16 mayo 2022
Mauricio Gómez | Siguen en una etapa de diagnóstico

Bien dice el refrán popular “zapatero a sus zapatos”. En el caso de la Secretaría de Cultura de la Gobernación del estado Bolívar, cuadra a la perfección.

Neptalí Hurtado no es un paracaidista entre el sector de cultores y artistas de la entidad, conoce el movimiento desde adentro, no lo engañan, ni se engaña.

Sabe cuáles son las necesidades y qué urge para potenciar la cultura en Bolívar, y es una mezcla de unión de los cultores, autogestión, la conciencia ciudadana y la ayuda gubernamental.

¿Logrará reunir todos estos ingredientes? Ese fue el tema principal de la entrevista que dispensó a PRIMICIA.

“La cultura es la base esencial de un pueblo. No existe revolución económica sin revolución cultural. Porque en la cultura están los valores, las tradiciones y la identidad de un pueblo (…) Cuando partimos de esto, sentimos que no es fácil un proceso de transformación sin fortalecer la identidad, su patrimonio, los valores humanos (compartir, respeto).

Si no lo hacemos, hablamos de una sociedad sin alma”.

Aunque sabe cuáles son las necesidades, Hurtado y su equipo han trabajado los últimos cuatro meses en afinar el diagnóstico -visitando todos los municipios- para presentar al gobierno regional el Plan Cultural 2023.

Como primera medida ha impulsado los Consejos Comunitarios de Cultura de la cual forman parte las direcciones municipales y el poder comunal.

– ¿Cuáles son los primeros resultados?
En Caroní, la Casa de la Cultura que había estado abandonada ya se ha limpiado, armonizado las relaciones entre los cultores. Y hay un movimiento hermoso entre los cultores y las comunidades de El Roble. No solo para hacer actividades culturales, sino para la vida, sino para el encuentro (…) trabajo similar se viene haciendo en Upata, El Callao, Tumeremo, Guasipati, ya tenemos voceros culturales que van trabajando y que no se dependa de la capital. El 5 de febrero se realizó el Congreso Cultural Angostura 2022, donde el gobernador Ángel Marcano convocó a todos los municipios a conversar y así crear el proyecto de desarrollo cultural. Estamos en el diagnóstico, para así comenzar a intervenir la realidad. Hay que entender que la parte cultural se ve como lo artístico, pero en lo cultural está la sustancia vital de un pueblo.

– La correspondencia también pesa, ¿por qué la Casa de la Cultura de Ciudad Guayana terminó en esas condiciones?
El panorama era complejo; los cultores peleando entre ellos, más los chatarreros robando. Soy de los viejos cultores. Antes, todos nos respetábamos (…) ahora encontramos un panorama triste y le dije que cómo estando divididos y peleados dejaban que eso pasara. Ahora hay una unidad. Se limpió todo el área, se están asignando los espacios, se han creado comisiones. No vine a mandar, vine a escuchar, articular los sueños y aspiraciones, y trabajar con una programación. El 2 de julio es el aniversario de la reinauguración de la Casa de la Cultura de Ciudad Guayana y queremos hacer una obra llamada El Teatro Nuestro de Cada Día (…) el lineamiento es trabajar todos juntos.

– Siempre cuando se habla de turismo y cultura, se nombra a El Callao ¿Cómo incluye ese plan turístico en las otras zonas?
No solo El Callao. También Gran Sabana, Cedeño. Estos, por ejemplo, tienen la Feria de la Coroba. ¿Qué queremos? Hacer visible los sueños y alegrías del pueblo, que las tradiciones se fortalezcan. Por La Perdiguera, una comunidad indígena, ya no realizan una fiesta porque cada vez que la hacían, los mineros se propasaban con sus mujeres. Se busca la protección del patrimonio, la valorización. Cuando hablamos de las casas patrimoniales, nos da tristeza como fueron remodeladas y están en el suelo, son filtraciones de agua y nadie tomó en serio repararlas. Estamos tratando de crear otra sociedad, que el cuadrilátero histórico que se ha ido recuperando con mucho esfuerzo sea impulsado como sitio turístico y cultural, y fortalecer la Fundación Angostura para que ellos con su conocimiento con la técnica de adobe y materiales nobles, se dedican a ayudar a solucionar.

– ¿Qué ha pesado más en el diagnóstico? ¿La falta de organización, de presupuesto o ambos?
Una de las cosas fundamentales es la destrucción de la memoria. Si le destruyes la memoria a un pueblo, se le destruyen sus valores económicos y de organización para mejorar su vida. En este diagnóstico, nos hemos acercado a la realidad. Yo vengo del frente comunitario de cultores, de los que andamos en autobús. Como cultor estoy participando en un proyecto, vamos a construir la ciudad que queremos. Como cuando un pintor pinta un cuatro, aquí hay un frente organizado trabajando en una obra.

– Pero, la queja del sector cultural siempre ha sido la falta de apoyo gubernamental. Sin dinero, es difícil volver tangible lo intangible ¿Cómo el plan regional tratará este tema?
Estamos partiendo de la cultura y el turismo como estrategia para el desarrollo económico. Tenemos grandes potencialidades turísticas. Por ejemplo, en Angostura del Orinoco tenemos el Museo de Arte Jesús Soto con obras extraordinarias y de valor universal; también a Antonio Lauro. Además, las casas patrimoniales. Uno se queda viendo cómo se van perdiendo esas casas, pero venimos no solo haciendo en el rescate y rehabilitación de los espacios como la Casa del Congreso de Angostura, la Casa de Piar, Casa del Correo del Orinoco. Venimos trabajando con los cultores y artesanos; en cada sitio se van colocando un grupo de emprendedores (….) El Cristo del Orinoco fue declarado patrimonio cultural del país y es una experiencia de carácter turístico interesante (…) Queremos que los artistas vivan de sus artes, quitarle un peso al estado de solo pedir y pedir. Es importante la organización del pueblo para mejorar la calidad de vida (…) la cultura es la base, pero se necesita inversión.

¿Todo por autogestión?
Sí. Por ejemplo en la Casa del Correo del Orinoco, están unos emprendedores con las ‘Tardes Angostureñas” con actividades autogestionarias y van rescatando los espacios, mientras le dan vida. Esa es otra costumbre, que las casas patrimoniales y los museos son sitios solitarios, han asistido más personas en este tiempo, que en los últimos 10 años (…) el gobernador Ángel Marcano nos ha entregado el Teatro Angostura, que dejó el exgobernador (Francisco) Rangel Gómez en buen estado y lo encontramos destruido. Ahora hay un equipo de cultura recuperándolo. Será un centro autogestionario. Por ejemplo, alquilando espacios para las graduaciones y las actividades de teatro. Estamos haciendo contacto con la Cinemateca Nacional para tener el cine de nuevo en el Angostura del Orinoco.

En el Museo Jesús Soto pasa igual, se le entregó a los cultores. A la obra de Soto no se le ha dado el valor que tiene. Con la hija de Soto, Isabel, se ha designado una nueva junta directiva que trabajará en la recuperación de las obras que se han deteriorado con el efecto de las filtraciones. Hace falta impermeabilizar y se van a instalar los aires acondicionados que estaban en el aeropuerto para aclimatar.

¿Cuál es el papel de la gobernación de Bolívar en ese proyecto del Soto?
La fundación tiene sus recursos. Antes estaba la CVG y otros entes que ayudaban, y deberían ayudar. Queremos transformar el Soto en un centro de investigación de las artes plásticas y visuales, sabemos que es a largo plazo (…) esas obras son delicadas, por eso hay un equipo trabajando en eso. Se ha hecho un diagnóstico en la bóveda, con obras de inmenso valor. Se están estableciendo contactos con el Instituto Nacional de Patrimonio y el Ministerio de Cultura para asumir con respeto y rigurosidad lo que significa corregir los daños (…) la fundación es el ente operativo designado por la gobernación.
Nos estamos enfocando en la impermeabilización y el sistema de climatización. La programación y proyección para que el sitio sea para todos.

Lo que viene

– ¿Cuenta la gobernación con los recursos para el apoyo al sector cultura?
No es un gasto, es una inversión que tiene que realizar el Estado en general. En julio vamos a presentar el plan de desarrollo cultural del estado para la gestión del 2023, para que una gestión que pueda dar resultados en lo organizativo, político, económico y transformar la vida que queremos. Tenemos un proyecto de autoconstrucción de viviendas para 50 cultores, cuando se lo presenté al gobernador, le pareció una excelente idea y una señora que estaba cerca preguntó: ¿Qué tiene que ver la cultura con la vivienda? (…) Todavía hay que convencer a la gente que la cultura es importante. Para las casas patrimoniales se necesita una inversión del estado venezolano; en el caso del museo, ya hemos hablado con el gobierno nacional para el financiamiento del proyecto.

– ¿El proyecto del Soto sería el más costoso?
Es el proyecto más caro; pero es uno. El otro es la recuperación de las casas patrimoniales. Hay que entender que el casco histórico reúne todas las condiciones para ser un centro económico especial, así como El Callao, Caroní, con las bellezas de los ríos. Todo tiene valor turístico y cultural. Sin duda debo agradecer al gobernador la confianza que ha depositado en nosotros, así como el apoyo de todos los alcaldes.

– Siempre he pensado que los artistas son temerarios, mucho más en el país entre tantas trabas. ¿Son distintos el artista de hoy al de sus inicios?
Estamos hechos de la misma sustancia con que se construyen los sueños. El cultor es una criatura que no es un ser normal, está lleno de ideas. Están preñados de esperanza. El cultor recibe las energía del pueblo, y lo canaliza (…) La tarea de la cultura es construir un mundo mejor. Se requieren de recursos para ayudar a fortalecer la cultura y la sociedad, pero también para organizarse. Puedes tener todo el dinero del mundo, pero si no tratas el alma, a través de la cultura, no haces nada. Es necesario construir un mundo más humano. El proyecto de cultura regional de 2023 busca que se reconozca la cultura no como un gasto sino como una inversión para la transformación social

– Si bien hay conciencia del sector cultura, como lo ha reiterado, ¿el pueblo también ve la cultura como una sustancia vital?
El pueblo normalmente no lo reconoce, nos ven artistas. La parte cultural se ha quedado en lo decorativo, en el espectáculo. Vamos más allá, buscamos al ser humano. Estamos buscando hacer que el ciudadano común haga visible su relación con los demás (…) rescatar el derecho a la alegría, a la recreación son derechos fundamentales. Por ejemplo, con el alcalde de El Callao hablé y le dije que nos reuniéramos con los cultores y el pueblo y le preguntáramos cómo sueñan a El Callao, que es una zona minera y compleja, pero tiene una experiencia creadora interesante. Y (al alcalde) le encantó la idea.

Para 20, 21 y 22 es la I Feria Ovino y Caprino de Ciudad Bolívar, en el marco del aniversario de la ciudad. Además, queremos rendir homenaje a la Serenata Guayanesa por sus 50 años. La biblioteca Rómulo Gallegos cumple 57 años y trabajamos en la reapertura, se necesita la impermeabilización y se está tramitando. Esas son las dos citas que tiene la dirección de cultura este mes, mientras se prepara para seguir recorriendo el estado

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/ElPJiFkPVvrEs3MAmCh7qY

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: