Especiales

Los prematuros «son bebés luchadores con una fuerza increíble para sobrevivir»

Cada 17 de noviembre se conmemora el Día Internacional del Prematuro, para crear conciencia de los riesgos que corren estos niños.
martes, 17 noviembre 2020
Los prematuros "son bebés luchadores con una fuerza increíble para sobrevivir"
Cortesía | Los nacimientos prematuros, en su mayoría, se deben a complicaciones relacionadas con el parto

Los niños prematuros son los que nacen antes de haberse completado las 37 semanas de gestación, enfrentan riesgos y necesitan cuidados especiales para sobrevivir.

En el 2009, la Fundación Europea para el Cuidado del Prematuro (Efcni, por sus siglas en inglés) proclamó cada 17 de noviembre como Día Internacional del Prematuro.

Este se conmemora con la finalidad de crear conciencia sobre los riesgos que corren los niños prematuros y la tasa de mortalidad, que es mayor a la de los bebés recién nacidos a término.

De acuerdo con un artículo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año nacen unos 15 millones de niños prematuros, que representa más de uno de cada diez.

Cada año muere aproximadamente un millón de bebés prematuros. En los países de ingresos altos, sobreviven casi nueve de cada diez niños prematuros; mientras que en los de ingresos bajos logran vivir uno de cada diez, según la OMS.

La pediatra Lucrecia Carneiro resaltó que muchos de los bebés prematuros que sobreviven pueden quedar con algún tipo de discapacidad relacionada con el aprendizaje, problemas visuales o auditivos.

Cuidados

Carneiro explicó que los cuidados dependerán del grado de prematuridad de cada niño, los cuales se dividen en tres grupos: prematuros moderado a tardío, muy prematuros y prematuros extremos.

Los bebés prematuros moderado a tardío son los que nacen entre las 32 y 37 semanas de gestación, tienen menos riesgos de morir o sufrir complicaciones graves.

Los niños muy prematuros son los que nacen entre las 28 y 32 semanas. Sus posibilidades de sobrevivir son altas, pero debe cumplir mucho tiempo en incubadora y tiene mayor riesgo de manifestar alguna discapacidad.

En el tercer grupo están los prematuros extremos, quienes nacen antes de la semana 28 y están más propensos a no sobrevivir o tener secuelas graves en su desarrollo.

“Debería existir, en cada uno de los centros donde sean atendidos estos bebés, una unidad de cuidados neonatales para prematuros, que conste con equipos avanzados como: incubadoras, monitores, equipos de ventilación mecánica invasiva y no invasiva, medicamentos, personal médico y de enfermería, capacitado para una atención oportuna y de calidad”, acotó la médico.

La especialista en pediatría y puericultura apuntó que la mayoría de los bebés prematuros presentan problemas respiratorios, cuya severidad dependerá de la edad gestacional.

También podrían desarrollar cuadros de infecciones, trastornos metabólicos, híper e hipoglicemia, hipocalcemia y trastornos de termorregulación: como la hipotermia, entre otras muchas complicaciones en cada órgano o sistema.

“La estancia hospitalaria es diferente para cada bebé y está sujeta al grado de prematuridad y las complicaciones que presente”, añadió Carneiro.

Los prematuros "son bebés luchadores con una fuerza increíble para sobrevivir"

Ganas de sobrevivir      

Carneiro es miembro titular de la junta directiva de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (Svpp) filial Bolívar, y trabajó durante 22 años en el Servicio de Neonatología del Hospital Menca de Leoni, que era el centro de referencia en la entidad.

“Queda la satisfacción cuando lográbamos entregar vivos y sanos a muchos de estos bebés, a pesar de que cómo médicos sabíamos que podrían presentar luego complicaciones o secuelas. Pero los prematuros son bebés demasiado luchadores, con una fuerza increíble de querer sobrevivir”, acotó.

Sobre las posibilidades de sobrevivencia, la pediatra aseguró que existen muchos factores que pueden contribuir, desde el grado de prematuridad, contar con los equipos necesarios para el tratamiento oportuno y adecuado, hasta el deseo de sus padres y la ayuda de Dios.

“Los prematuros son bebés frágiles, pero a la vez con una fuerza interior que los hace luchadores y con ganas de sobrevivir, por eso son especiales y aprendemos a quererlos cuando llegan a nuestras manos”, comentó.

Carneiro enfatizó en que es necesario tomar conciencia e informar a la población que un buen control de embarazo puede disminuir el riesgo de partos prematuros.

También es necesario contar con más centros asistenciales con todos los equipos necesarios para garantizar una mejor atención para los niños prematuros.

Alta médica

Carneiro admitió que cuando un bebé prematuro logra superar todas las complicaciones, surgen las interrogantes de cuándo y cómo darles el alta.

“Existen centros donde hay salas de alojamiento en conjunto para madres e hijos y se preparan para los cuidados necesarios que deben tener estos prematuros al egresar del centro asistencial”, contó.

Resaltó que en estos se enseña sobre los cuidados de higiene, confort térmico, lactancia materna exclusiva, restringiendo las visitas de otras personas hasta que un médico lo autorice y depende del control del especialista según el caso.

Entre las secuelas que puede presentar un bebé prematuro está la retinopatía, por lo cual Carneiro recomienda que en el seguimiento multidisciplinario debe estar incluido un oftalmólogo, que pueda identificar de manera temprana cualquier defecto visual.

“Los bebés prematuros ameritan evaluación de un neurólogo infantil para determinar el estado de desarrollo motor y cognitivo; igualmente de un cardiólogo, por si presenta alguna anomalía cardíaca y del fisiatra, ya que estos niños deben posteriormente recibir terapia de estimulación temprana”, señaló Carneiro.

Recomienda a los padres seguir al pie de la letra las indicaciones de los médicos tratantes sobre la higiene, alimentación, control térmico, consultas y referencias de especialistas.

Prevención

La OMS expresa que los nacimientos prematuros, en su mayoría, se deben a complicaciones relacionadas con el parto, como la asfixia perinatal. Aunque también pueden estar causados por infecciones o defectos congénitos.

Aunque admiten que a mitad de estos nacimientos en el mundo suceden de manera espontánea, existen medidas que pueden ponerse en práctica para la prevención de un parto antes de las 37 semanas de gestación y para llevar un embarazo saludable.

Entre las recomendaciones para las madres durante el embarazo están: dejar de fumar, evitar el alcohol, las drogas y la automedicación; mantener un peso saludable y controlar la presión arterial.

Estar bajo condiciones de abuso y violencia podría desencadenar un nacimiento prematuro, así como también las largas jornadas laborales.

Las controles durante el embarazo son primordiales, al menos cumplir con ocho durante la gestación y prevenir las infecciones.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/F8uA0zT8ho4ChOprPUU6lh

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
Publicidad
error: