Especiales

En Francisca Duarte: “Estamos como presos, con temor dentro de la casa”

Comunidad pide que todos los organismos de seguridad realicen despliegues constantes en la zona.
domingo, 10 febrero 2019
Archivo PRIMICIA/Ángel García | Las casas se mantienen cerradas y las calles solas

Balaceras, atracos, homicidios y extorsión son algunos de los crímenes frecuentes en el sector Francisca Duarte, ubicado en la vía que conduce a El Pao.
Quienes habitan en el lugar aseguraron que un grupo de al menos diez sujetos integran una banda delictiva los mantiene azotados.
Aunque varios de los residentes decidieron denunciar que son víctimas, prefirieron mantener su nombre bajo anonimato por temor a represalias contra ellos o sus familiares.
“Esto por aquí se puso terrible”, aseveró uno de los vecinos del sector 1.
Contaron que los individuos no tienen hora precisa para cometer sus fechorías, simplemente cuando ven la oportunidad de robar, meterse en las casas o asesinar a uno de sus adversarios lo hacen, incluso, ante la mirada de los habitantes.
De acuerdo con la versión de los vecinos, no pueden salir antes de las 6:00 de la mañana, “porque mientras vas caminando a la parada, aparecen motorizados y te quitan desde la cartera hasta los teléfonos celulares”.
Para sentirse un poco más seguros, la gente optó por salir en grupos, pues creen que es la manera de evitar o minimizar el ataque de los delincuentes.
La frecuencia con que los criminales arremeten contra los vecinos, en su mayoría del sector 1 y 4, hizo que decidieran tomar la justicia por su cuenta.
“Esto aquí es todos los días, estamos como presos, con temor dentro de la casa. Salir a la bodega es un riesgo, no sabemos qué nos pueda pasar”, dijo uno de los residentes.
Andreína Guerra contó que tiene más de siete años viviendo junto a su familia en el sector 1 y que desde finales del año pasado los índices delictivos incrementaron de una forma descontrolada.
Es por ello que pidió a los organismo de seguridad implementar algún plan en la comunidad.
Quieren la captura de los sujetos que solo “llegaron para dañar a los habitantes”.
Los vecinos mencionaron que además de los grupos que operan en Francisca Duarte, también son víctimas de individuos que llegan desde los barrios: Brisas del Sur, Brisas del Paraíso y Buen Retiro.
Ven con preocupación que durante las guerras entre bandas cualquiera de puede ser víctima de una bala pérdida.
Por lo general, los delincuentes se esconden en las residencias que estén cerca del lugar donde se originé la balacera.

Sistema de alarma
Además de pedir apoyo policial, la comunidad organizó un sistema de resguardo.
En cada calle improvisaron alarmas sonando objetos para alertar al resto de los residentes cuando algo suceda.
También crearon grupos de Whathsapp para estar en contacto durante el día y la noche, porque en muchas oportunidades los ladrones se ocultan en los patios de las casas.
“También se meten en los cuartos, esto pasa cuando son perseguidos por las autoridades o integrantes de los bandos contrarios”, dijeron.
Los moradores recordaron que una vez que activan las alarmas “todos agarran palos, machetes, piedras y lo que sirva para neutralizar al ladrón”.
Otra de las medidas tomadas fue quemar el monte en varios terrenos, debido a que era aprovechado por los malandros para esconderse, desvalijar vehículos o lanzar cadáveres.

Situación de rehén
El hecho más reciente ocurrió durante la noche del domingo 3 de febrero. Tres sujetos llegaron hasta un negocio ubicado en el sector 1 y luego de someter al propietario cargaron con pertenencias y dinero en efectivo.
Los testigos contaron que mientras los delincuentes escapaban, fueron vistos por una comisión de la Policía del Estado Bolívar (PEB) y se originó una persecución.
Para evadir a los estadales, uno de los criminales ingresó a una vivienda, pero cuando se vio acorralado tomó como rehén a una mujer.
El relato de los vecinos, igual que la versión policial, refiere que más de 300 personas salieron a la calle y se apostaron a las afueras de la vivienda para ayudar a atrapar al individuo, pero este agarró a la víctima por el cabello y la apuntó directo a la cabeza, amenazando con matarla si no lo dejaban irse de la casa.
El delincuente se descontroló al verse rodeado por los oficiales de la comisaría Francisca Duarte y comenzó a disparar.
En medio de la balacera fue alcanzado por un proyectil que lo dejó sin vida antes de ingresar a la emergencia del Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo.
Aunque en el hospital no hubo reporte de otros ingresos, los vecinos comentaron que los dos compinches que escaparon también fueron tiroteados; sin embargo, esta información no fue confirmada por las autoridades.

No quieren estar encerrados
Los habitantes se quejaron porque este tipo de hechos se han vuelto constantes en la comunidad.
Hace una semana los vecinos intentaron linchar a otro ladrón que luego de atracar se metió en el patio de una vivienda.
De allí lo sacaron y comenzaron a golpearlo, pero antes de quemarlo llegó una comisión de Guardia Nacional Bolivariana (GNB), rescató al individuo de la multitud y se lo llevó detenido.
Los afectados aseguraron que han implementado algunos métodos para tratar de evitar ser víctimas de los delincuentes, pero es necesario el respaldo policial.
“No podemos estar siempre con las puertas cerradas o sin salir de las casas, en algún momento tenemos que salir”, refirieron.

Los azotes
Desde el comando de la Policía del Estado Bolívar, ubicado en la comunidad no ofrecieron declaraciones; es por ello que se desconoce si tienen un plan de acción para combatir a los delincuentes que azotan a la comunidad.
Según habitantes de la zona, los hampones que lideran en Francisca Duarte son dos sujetos apodados el Marquitos y el Coquito.
Se conoció que estos se encargan del cobro de vacuna a los pequeños comerciantes de la comunidad, según para evitar ser víctimas de asaltos.
Supuestamente, a ellos se les atribuye el ataque con granada a una comisión del Cuerpo de Investigaciones Certificas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), hace varios meses.
Las autoridades también los investigan por la muerte de Edward José Lisboa Muñoz, de 17 años, ocurrida en noviembre del 2018.
El adolescente salió a vender oro en compañía de su novia y fue atacado por varios sujetos en el sector 1.
Lo amarraron y luego le rociaron gasolina, también lo obligaron a tomar el combustible. Después lo incendiaron.
Una fuente ligada a las averiguaciones detalló que en Francisca Duarte también domina una banda de quinteros.
Son conocidos como alias Julio, Arturo, Esteban, el Cibernético, y el Tito.
De forma no oficial se supo que los funcionarios de la policía científica trabajan para identificar al resto de los sujetos que operan con los líderes de la zona.
Resaltaron que su objetivo es capturarlos.

«Hacen lo que pueden»
Aunque los vecinos reconocieron el trabajo que realizan los funcionarios de la Policía del Estado Bolívar, adscritos a la comisaría Francisca Duarte, creen necesario que otros organismos de seguridad presten apoyo.
“Los policías no tienen muchas patrullas, ellos hacen lo que pueden, tienen que mandar a los funcionarios del Cicpc o de la GNB, para que trabajen de forma conjunta”, dijeron.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Iz9ipvYjAnxFCJcV5hWzES

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: