Especiales

Doña Bárbara clama atención

Vecinos denuncian que no son atendidos por las autoridades.
martes, 05 febrero 2019
Wuilmer Barrero | Desde hace más de nueve años los edificios no se pintan

En la urbanización Doña Bárbara, de la más conocidas en San Félix, sufren por problemas que no fueron atendidos a tiempo y que se han extendido por toda la zona, afectando a adultos, jóvenes y niños.
El Consejo Comunal Ikabarú, junto con la comunidad organizada, explica que la urbanización consta de seis sectores y que todos padecen casi los mismos inconvenientes.
La falta de iluminación en los sectores deja el campo libre para que los amigos de lo ajeno hagan de las suyas y motiva a los vecinos a autodecretarse un “toque de queda”.
Quienes allí viven denuncian que ya a las 6:00 de la tarde no pueden andar nadie en la calle porque los roban.
Es la misma “oscurana” la que permite que se lleven carros y, según los habitantes de la zona, también permite que asesinen a personas.
“No tenemos seguridad, no podemos andar en la noche en la calle y en la mañana tenemos que esperar a que esté clarito para poder salir e irnos nuestros trabajos y mandar a los niños a la escuela”, indica una de las vecinas afectadas.
En Doña Bárbara abunda los robos ocurren a todas horas; ninguno de los edificios tiene vigilante.
Arquímedes Medina, habitante del Sector 1, destaca que antes entre todos los vecinos compraban bombillos pero que por la misma crisis económica, ahora se les hace imposible.

En abandono
Doña Bárbara cuenta con la Unidad Educativa Nacional Libertador Bolívar, allí más de mil 400 estudiante ven clases desde primaria hasta tercer año.
Pero, al igual que en toda la urbanización, la inseguridad hace estragos. La escuela no tiene vigilantes, por lo que regularmente los ladrones entran y se llevan todo lo que puedan.
Los vecinos comentan que han dirigido cartas a las autoridades, a los organismos de seguridad de la ciudad, pero que estos no les han respondido.
La Libertador Bolívar tampoco ha sido pintada ni impermeabilizada, por lo que su fachada está deteriorada y algunos salones se mojan cuando llueve.
Lisbet Nessi, contralora del consejo comunal, informa que la Unidad Educativa -desde julio de 2017- no tiene agua y sus baños no funcionan.
Afirma que la bomba se dañó y que no han podido repararla ni comprar otra.
Esta escuela es centro electoral y todas las actividades se han realizado con normalidad pese a las fallas.

Cloacas desbordadas
Otro de los problemas que afecta a algunos residentes de Doña Bárbara es el desbordamiento de una cloaca en el Sector 6.
Esta lleva más de seis meses afectando de forma directa a varias familias de la comunidad.
Nessi expresa que han pedido ayuda a los entes responsables y aunque estos acuden al llamado, lo único que hacen, a juicio de la integrante del consejo comunal, es colocar pañitos de agua tibia.
Ricarda Rodríguez, una de las principales afectadas con las cloacas y encargada del área de ambiente del consejo comunal, alega que el problema se origina debido a que en el Bloque 4 existe una fractura en la tubería que no permite que las aguas negras corran como es debido.
Indica también que vivir con esa agua estancada al frente de su residencia le ha traído como consecuencia que sus tres hijos menores de edad presenten con regularidad enfermedades estomacales y de la piel.
Asimismo, le impide trabajar como de costumbre, pues en su residencia tiene una peluquería y allí se filtra el agua de las cloacas.
“He ido a Servicios Patrióticos y nada, me dicen que no cuentan con todo el equipo para reparar la falla”.
Ricarda manifiesta estar descontenta por la situación ya que el problema que está justo al frente de su vivienda está afectando a otros vecinos.
“Ellos creen que es mi culpa, pero he hecho hasta lo imposible para poder resolver”.
Así como Rodríguez, se encuentra su vecina Belén de Villarroel, quien tiene en su casa a dos niños enfermos por el mismo motivo.
En total, el Bloque 4 y 5 y la calle 1, 9 y 2 son las afectadas por la cloaca.
Rosa Simosa vive a tres cuadras de donde está el desbordamiento de las aguas negras y al frente de su casa tiene un pozo que la afecta.
“El agua viene desde allá arriba y me afecta, ya no puedo ni siquiera sentarme en el frente porque el olor es horrible”.
Simosa insta a los vecinos que tienen el problema que dio pie a toda la situación, a resolverlo rápido.

Atención médica incompleta
En Doña Bárbara existe un Barrio Adentro que apenas funciona, incluso algunos auguran un posible cierre técnico de no recibir insumos o ayuda gubernamental.
Yolanda Salazar trabaja desde el 2004 en ese centro médico asistencial y resalta que el 2018 no contaron con los medicamentos para brindar una atención médica adecuada.
Asimismo, informa que no tienen aire, que uno de los baños está dañado y que tienen mucho tiempo que no pintan ni acomodan el lugar.
Ante esto, Salazar pide atención de las autoridades porque ese Barrio Adentro es de mucha ayuda a los vecinos e incluso personas que viven en otras comunidades van hasta allá buscando alguna pastilla.
“Espero que este 2019 sea mejor, en 2018 hicimos varias reuniones en la que dimos a conoce la problemática pero no se nos prestó mayor atención”.
Así como Barrio Adentro, el tema de la pintura es un problema en todos los edificios de Doña Bárbara, vecinos afirman que desde hace más de nueve años no se pinta.
Comentan que recientemente pensaron que serían beneficiados con el plan Barrio Nuevo Barrio Tricolor, pero los encargados de les dijeron que no son una comunidad vulnerable.
Nessi muestra su inconformidad al decir que no sabe qué toman en cuenta para decidir si son o no un sector vulnerable.
La quema de basura también se ha vuelto común en la urbanización.
Ante esto, piden a los vecinos tener conciencia ya que ese humo perjudica a todos los que están alrededor.
Dennis Muñoz expresa que SupraGuayana, organismos encargado de recolectar la basura, pasa todos los lunes, por lo que insta a las personas a guardar la basura y botarla ese día.
Aunque reconoce que es necesario que el aseo pase -por lo menos- dos o tres veces a la semana.

Con proyectos
Nessi dio a conocer que desde 2017 tienen un diagnóstico con todo lo que se debe hacer en Doña Bárbara y que lo han entregado en todos los organismos, pero que no han obtenido respuestas.
“Cuando el gobernador estaba en campaña hicimos todo un documento con los problemas y planteamos soluciones y hasta ahora nada”.
Exhorta a las autoridades a visitar Doña Bárbara, hacer acto de presencia en la zona.

Camino al cielo
Pero, en Doña Bárbara no todo es malo o representa un problema.
Desde 1996 vecinos del Sector 1 han mantenido unos jardines en los cerros que tienen vista hacia toda la ciudad.
El encargado de cuidar uno de ellos es Cruz Lezama y expresa que ese espacio está de su familia y vecinos es para mantener la alegría y motivar el amor a Dios.
“En este espacio hemos hecho misas, compartir y comidas para dar a los más necesitados”.
Para Lezama, la idea es que quien vaya para cuide el lugar tanto como él y esté dispuesto a crecer en religión.

Preocupados
Lisbet Nessi asegura que ha entregado ideas de proyectos para ser ejecutados en la urbanización, pero no ha obtenido respuestas.
Indica que problemas pequeños han empeorado por no recibir atención.
Ricarda Rodríguez manifiesta que los entes encargados no se han preocupado por Doña Bárbara.
Indica que los gobernantes regionales no se han acercado a la comunidad para conocer la realidad que viven.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Iz9ipvYjAnxFCJcV5hWzES

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia