Especiales

Coaching: Vocación de servicio y una gran responsabilidad

El 6 de abril fue proclamado como Día del Coach en 2006 por la Asociación Argentina de Profesionales del Coaching.
martes, 06 abril 2021
Cortesía | Han calado con fuerza en el mundo del deporte

Ayudar a las personas es una de las motivaciones principales de los coach, quienes en pandemia han sido oyentes y han brindado opciones para avanzar.

El coaching es un método en el que se acompaña, instruye y entrena a una persona o un grupo para conseguir cumplir objetivos o con la meta de desarrollar habilidades.

La Asociación Argentina de Profesionales del Coaching proclamó el 6 de abril como el Día del Coach en 2006.

Santiago Sierra es periodista y se certificó como coach en marzo del año 2014. Sobre sus inicios expresó que estaba en el lugar y en el momento oportuno.

“Estoy convencido que el coaching me consiguió a mí”, expresó. Para ese entonces cumplía labores como productor de una empresa que organizaba actividades formativas.

No sabía que era coaching hasta que le asignaron organizar una actividad con un facilitador importante de esa área.

Sierra confesó que el coaching llegó en un momento de quiebre absoluto, por arrastrar la frustración de no poder vivir de periodismo.

“El coaching me ayudó muchísimo a entender toda esa crisis existencial que tenía y para mí fue muy revelador”, admitió.

Sobre su labor, comentó que lo que más lo motiva es ayudar a las personas, a servir al otro ofreciéndole diferentes opciones al miedo, a la tristeza y la ansiedad.

“Cuando alguien nos escucha sin juicio, sin pretender darnos una receta, esa experiencia de escuchar nos sirve muchísimo”, expresó.

Aseguró que para ser coach hay que tener vocación de servicio, prepararse y estudiar mucho, “no se trata de ser positivo compulsivo o colocar frases bonitas”.

“Cuando veo la cara de mis clientes darse cuenta de que tienen los recursos para trascender la situación que están pasando es una satisfacción hermosa, también es una responsabilidad grande porque no es un título para alardear en las redes”, añadió.

Sierra comentó que tienen un compromiso enorme con sus clientes mientras que la clave es experimentar la autorealización cuando ayudan a los demás.

Diferentes ámbitos

Sierra ha logrado ejercer en el área deportiva y organizaciones, haciendo sesiones individuales y grupales.

“Todas (las áreas) me gustan, me han permitido contribuir a aprender muchísimo del comportamiento humano”, señaló.

Sin embargo, acotó que el coach deportivo tiene un lugar significativo. Recién acreditado como coach tuvo la oportunidad de dar una charla motivacional a un equipo de fútbol de tercera división.

“Esa energía grupal me retó muchísimo, fue como mi tesis. Los resultados que se dieron fueron positivos y eso me apasionó mucho más”, expresó.

Sierra explicó que el complemento del coaching debe ser valorado mucho más por los equipos deportivos y que no se trata de “dar arengas de yo sí puedo”.

Definió al coach como un articulador de la actitud, la motivación y la acción de jugador y del equipo en general.

“He podido disfrutar, ver ganar equipos copas, ascender de categorías, jugadores ganarse puestos y eso ha sido para mí grandioso a nivel profesional”, contó.

En pandemia

Para Sierra, es mucho lo que puede hacer un coach durante la pandemia por covid-19, aseguró que tienen una labor primaria en la salud mental del individuo.

“Necesitamos hablar, que nos escuchen, necesitamos hacer catarsis de lo que sentimos. En medio del caos podemos ver opciones para avanzar, que nos den confianza, certeza y el coach tiene una responsabilidad en ese sentido”, explicó.

Aunque el coach también vive en esa realidad, el también periodista comentó que primero deben gestionar sus emociones para poder ser útiles.

Indicó que con la pandemia todo es nuevo para las personas y “es impresionante por lo que se puede transitar”, por lo cual se debe hablarlo para darse cuenta que los demás viven experiencias similares.

“Es una labor importante de atención primaria, de escuchar a las personas, de ser servidor que a través de su metodología puede hacer que las personas se den cuenta de todos los recursos que tienen para seguir adelante dentro de esta misma situación”, resaltó.

Acompañamiento continuo

Víctor Rodríguez conoció el coaching a través de una amiga que le habló sobre la disciplina y el beneficio personal que traería para él.

En 2015 recibió su certificación y definió el inscribirse en esa capacitación como la mejor decisión que ha tomado en su vida.

“Me considero un servidor y me gusta ayudar a la gente. El coaching es un proceso de acompañamiento continuo que persigue el objetivo principal de contribuir al aumento del rendimiento y el logro de metas de las personas”, destacó.

A Rodríguez lo motiva el poder desafiar los propios pensamientos, creencias y limitaciones de las personas.

“Para que luego vayan como cohetes teledirigidos hacia la conquista de sus más grandes objetivos. Ser catalizador de acciones concretas me motiva y satisface mucho”, agregó.

Pocos meses después de recibir su certificación e inspirado en su carrera como deportista, decidió llevar todo lo aprendido al deporte y diseñó su propio modelo de coaching deportivo.

Confesó que ha sido el área que más ha disfrutado y en la que ha permanecido desde que inició no solo como coach sino también como conferencista y facilitador.

En 2015, pensó que había un enorme vacío de coaching en el deporte, lo cual producía una necesidad de acompañamiento efectivo y profesional a deportistas de alto rendimiento y en formación.

Aseguró que también se necesitaba la orientación para padres y entrenadores, quienes también estaban desasistidos.

“La decisión de ser coach deportivo me ha dado muchas alegrías y también momentos duros de aprendizaje. Pues en principio nadie creía en la disciplina ni entendían lo que yo hacía”, indicó.

Rodríguez admitió que fue frustrante y en más de una oportunidad pensó en abandonar pero no lo hizo y continuó con fe y mucha perseverancia.

Formó parte del cuerpo técnico de la selección preolímpica de fútbol de Venezuela en 2020 y actualmente integra la selección nacional de fútbol sala sub17.

También ha trabajado con equipos de primera y segunda división, además de la atención privada que brinda a varios deportistas profesionales y en formación.

Emociones positivas

Rodríguez señaló que un coach es un facilitador de talento humano y un catalizador de emociones positivas, de fuerza de voluntad, autoconfianza y de enfoque.

Explicó que en el contexto de la pandemia por covid-19, los coaches deben dirigir su labor hacia estimular el establecimiento de metas y objetivos.

“Considero que es la única forma de cuidar la motivación de las personas, ayudándolas a dirigir las energías hacia el lugar correcto, tomando en cuenta una premisa que reza “hacia dónde va tu atención, va tu emoción”, acotó.

El coach resaltó que es vital hacer comprender a las personas, haciendo uso de distintos canales y estrategias, que se está “ante una coyuntura pasajera”.

Añadió que es imperante no dejar de luchar y soñar, pero más importante es no dejar de actuar.

Rodríguez reveló que se deben hacer constantemente varios llamados a la acción desde casa para contribuir “al desarrollo de una mente creativa” que permita el crecimiento y el avance en tiempos de pandemia.

“Para que “el juego” no los tome fuera de forma cuando todo vuelva a la normalidad”, cerró.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/G1A3T9ZMeGbLSwky655UNo

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: