Especiales

Claves sobre el conflicto Rusia-Ucrania

Los países del mundo reaccionan a lo que sucede en Europa Oriental.
Por: AP
viernes, 25 febrero 2022
AP | Llegar a Kiev es el objetivo de los rusos

Rusia emprendió una invasión en Ucrania que inició con ataques aéreos y de misiles contra las instalaciones militares ucranianas antes de que sus soldados y tanques cruzaran las fronteras desde el norte, este y sur de la nación europea.

El ejército ucraniano se defendió en múltiples frentes. El presidente de Ucrania Volodymyr Zlenskyy dijo en un discurso por video el viernes que 137 personas, tanto militares como civiles, habían perdido la vida y que cientos más habían resultado heridas.

Un funcionario de defensa de alto rango de Estados Unidos dijo que Rusia podría tratar de tomar el control de Kiev, la capital de Ucrania, y de otras ciudades clave y finalmente instalar un gobierno más amigable.

Antes del amanecer del viernes podían oírse explosiones en Kiev.

Mientras las fuerzas ucranianas se defendían y los civiles se subían a trenes y automóviles para huir del país, Estados Unidos y los líderes europeos tomaron medidas para castigar a Rusia con fuertes sanciones financieras. Y la OTAN se movilizó para reforzar su flanco oriental.

A continuación, las claves del conflicto de Ucrania y la crisis de seguridad en Europa del Este:

  • Putin mueve fichas

En un discurso televisado al comenzar el ataque, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que era necesario para proteger a los civiles en el este de Ucrania, donde las fuerzas ucranianas y los separatistas respaldados por Rusia han estado librando una lucha desde hace casi ocho años.

Estados Unidos había predicho que Putin afirmaría falsamente que las regiones controladas por los rebeldes serían atacadas para justificar una invasión.

El mandatario ruso advirtió a otros países que cualquier intento de intervenir tendría “consecuencias que nunca han visto en la historia”, una amenaza oscura que podría implicar que Rusia estaba preparada para usar sus armas nucleares.

Putin acusó a Estados Unidos y a sus aliados de ignorar las exigencias de Rusia de evitar que Ucrania se integre a la Otan y de ofrecerle a Moscú garantías en materia de seguridad.

Aseguró que Rusia no tiene el objetivo de ocupar Ucrania, sino de “desmilitarizarla”, un eufemismo para destruir sus fuerzas armadas. Exhortó a los soldados ucranianos a “deponer de inmediato las armas e irse a casa”.

Poco después de su discurso, se escucharon explosiones en las ciudades de Kiev, Járkiv y Odesa.

El Ministerio de Defensa ruso informó que había destruido 83 instalaciones militares ucranianas.

  • Zelenskyy responde

El presidente de Ucrania instó a los residentes a mantener la calma y a permanecer en casa, y rogó a los líderes mundiales que castigaran a Putin con sanciones aún más severas.

Prometió que Ucrania se defenderá y ordenó una movilización militar completa. El ejército ucraniano cuenta con 250.000 soldados en activo y 140.000 reservistas.

Estados Unidos dijo que Rusia tenía cerca de 200.000 soldados desplegados cerca de las fronteras de Ucrania antes de que comenzara la invasión.

Zelenskyy señaló que tiene información de que es el objetivo número 1 de los rusos invasores, pero que está decidido a permanecer en Kiev.

Para el jueves por la noche, muchos de los residentes de la capital se refugiaron en las profundidades de las estaciones de metro. La gente llevó sacos de dormir y mantas, perros y crucigramas para pasar la noche en los improvisados refugios antibombas.

En las primeras horas del viernes se escucharon varias explosiones en distintas partes de la ciudad.

El alcalde de Kiev, Vitaly Klitschko, había pedido a los 3 millones de habitantes de la ciudad que no salieran de sus casas, a menos que trabajaran en sectores críticos, y dijo que todos debían preparar bolsas de viaje con artículos de primera necesidad, como medicamentos y documentos.

  • Chernóbil en manos rusas

Ucrania dijo que había perdido el control del sitio nuclear de Chernóbil después de que las fuerzas ucranianas libraran una feroz batalla con las tropas rusas.

Un reactor nuclear de la planta, a 130 kilómetros al norte de Kiev, explotó en abril de 1986, enviando una nube radiactiva a toda Europa. El reactor dañado fue cubierto posteriormente por una coraza protectora.

Alyona Shevtsova, asesora del comandante de las Fuerzas Terrestres de Ucrania, publicó en Facebook que el personal había sido “tomado como rehén” cuando las tropas rusas capturaron la instalación.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca expresó su alarma, diciendo que esto podría obstaculizar las tareas de mantenimiento de la instalación nuclear.

  • Occidente reacciona

Varios líderes mundiales censuraron una invasión que podría causar un gran número de víctimas, derrocar al gobierno elegido democráticamente de Ucrania y amenazar el equilibrio posterior a la Guerra Fría.

El secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, calificó el ataque ruso como “un acto de guerra brutal” y dijo que Moscú había hecho añicos la paz en el continente europeo.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que Putin “ha elegido una guerra premeditada que supondrá una pérdida catastrófica de vidas y sufrimiento humano”.

Los líderes del G7 hicieron un llamamiento a la comunidad internacional “para que condene este ataque en los términos más enérgicos posibles, para que se ponga al lado de Ucrania y alce su voz contra esta flagrante violación de los principios fundamentales de la paz y la seguridad internacionales”.

El director de la agencia de la ONU para los refugiados instó a los países vecinos a mantener sus fronteras abiertas para los ucranianos que huyen de los combates.

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, dijo que su agencia había intensificado sus operaciones y su capacidad tanto en Ucrania como en sus vecinos.

  • Caen las bolsas

Las bolsas de valores de todo el mundo se desplomaron el jueves y los precios del petróleo subieron por las inquietudes de que los costos de calefacción y alimentos se dispararían.

Más allá de su coste humano, el conflicto parece que hará que los precios suban aún más en las gasolineras y en las tiendas de alimentos de todo el mundo.

Rusia y Ucrania son grandes productores no sólo de productos energéticos, sino también de cereales y otros productos básicos. La guerra podría poner en peligro el suministro mundial, al igual que las sanciones impuestas por Estados Unidos y otros aliados.

  • ¿Cuáles son las sanciones?

Al anunciar una nueva ronda de sanciones el jueves, Biden dijo que Estados Unidos y sus aliados bloquearán los activos de cuatro grandes bancos rusos, impondrán controles a las exportaciones y sancionarán a los oligarcas.

Las sanciones están en línea con la insistencia de la Casa Blanca en que trataría de golpear el sistema financiero de Rusia y el círculo íntimo de Putin, al tiempo que impondría un control a las exportaciones con el objetivo de privar a las industrias y al ejército rusos de semiconductores y otros productos de alta tecnología de Estados Unidos.

Las nuevas sanciones de Estados Unidos también se dirigen a las instituciones militares y financieras de Bielorrusia, que Rusia está utilizando como base para sus tropas que avanzan hacia Ucrania desde el norte.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que su objetivo era aislar a Rusia del mercado financiero del Reino Unido.

Las sanciones incluyen el congelamiento de los activos de los principales bancos rusos, incluido el VTB Bank, su segundo mayor banco. Gran Bretaña también planea prohibir a las empresas y al gobierno rusos la captación de dinero en los mercados del Reino Unido.

Gran Bretaña prohibirá la exportación de una amplia gama de productos de alta tecnología, incluidos los semiconductores, a Rusia y prohibirá a su aerolínea bandera, Aeroflot, aterrizar en los aeropuertos del territorio británico.

La Unión Europea y otros aliados occidentales, como Australia, Japón y Corea del Sur, anunciaron sanciones similares.

  • Protestas en Rusia

Los rusos, conmocionados por la invasión, acudieron por miles a las protestas callejeras en Moscú y otras ciudades. Firmaron cartas abiertas y peticiones en internet para exigir al Kremlin que detenga el ataque. Una de las peticiones reunió 330.000 firmas al final del día.

La represión fue rápida. Unas 1.745 personas fueron arrestadas en 54 ciudades rusas, al menos 957 de ellas en Moscú.

La televisión estatal se alineó con la invasión, y un conductor señaló que era para proteger a la población del este de Ucrania de un “régimen nazi”.

  • Fuerzas de la UE se refuerza

La fuerza de mantenimiento de la paz liderada por la Unión Europea en Bosnia anunció que duplicará el número de sus tropas terrestres para evitar los efectos del conflicto en Ucrania.

La fuerza describió la medida como precaución. “El deterioro de la situación de la seguridad a nivel internacional puede propagar la inestabilidad” en el país balcánico dividido étnicamente, señaló.

El líder serbobosnio, Milorad Dodik, ha defendido durante años la separación del miniestado serbobosnio semiautónomo del resto del país.

El invierno pasado, con el apoyo tácito de Moscú, Dodik intensificó su campaña secesionista, prometiendo formar un ejército, un sistema judicial y un sistema fiscal exclusivamente serbios.

La fuerza de la UE anunció que cuatro compañías de sus fuerzas de reserva, procedentes de Austria, Bulgaria, Rumanía y Eslovaquia, se desplegarían en Bosnia en las próximas dos semanas para reforzar su contingente de 600 efectivos ya estacionado en el país. Los nuevos despliegues sumarán un total de 500 efectivos.

  • La Otan

Los países del flanco oriental de la Otan, todos ellos bajo dominio soviético durante la Guerra Fría, están particularmente nerviosos.

Los países bálticos de Lituania, Letonia y Estonia se preguntan si podrían ser el próximo objetivo del Kremlin. Todos ellos han recibido los primeros lotes de tropas y equipos militares estadounidenses, tal y como prometió esta semana Biden.

Los polacos también se vieron sacudidos.

El Parlamento de Polonia, país que es limítrofe con Ucrania y Bielorrusia, denunció enérgicamente el ataque de Rusia a Ucrania y prometió su apoyo a este país.

El embajador de Estados Unidos, Mark Brzezinski, trató de asegurar a Polonia que está a salvo. Señaló que ahora hay 10.000 soldados estadounidenses en Polonia. Más de la mitad fueron desplegados en las últimas semanas en respuesta a las amenazas rusas.

Por su parte, Stoltenberg aseveró: “No se equivoquen: Defenderemos a todos los aliados contra cualquier ataque en cada centímetro del territorio de la OTAN”.

  • Apoyo chino

La agencia de aduanas de China aprobó el jueves la importación de trigo de todas las regiones de Rusia, una medida que podría ayudar a reducir el impacto de las posibles sanciones occidentales.

El enorme mercado chino es un área de crecimiento para otros proveedores de productos agrícolas, pero Beijing había prohibido hasta ahora las importaciones de las principales zonas de cultivo de trigo de Rusia debido a la preocupación por posibles hongos y otras fuentes de contaminación.

Rusia es uno de los mayores productores de trigo, pero sus exportaciones serían vulnerables si sus mercados internacionales bloquean sus envíos en respuesta a su ataque a Ucrania.

El anuncio del jueves decía que Rusia “tomaría todas las medidas” necesarias para prevenir la contaminación por el hongo del trigo y que suspendería las exportaciones a China en caso de encontrarlo.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/CyYv6kf0DHHBYcr3iPHRv2

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: