Especiales

ACV: La importancia de detectarlo y actuar a tiempo

El neurólogo y especialista en Medicina Interna, Ernesto Guerra Alcalá, advierte que durante un minuto podrían perderse 20 millones de neuronas si no se actúa de inmediato ante la enfermedad cerebrovascular.
viernes, 29 octubre 2021
Cortesía | El 29 de octubre se conmemora el Día Mundial de Prevención sobre la enfermedad 

El 29 de octubre se celebra a nivel mundial el día de prevención y concientización sobre los Accidentes Cerebrovasculares (ACV); fecha conmemorada por iniciativa del Grupo de Estudios de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología.

Los accidentes cerebrovasculares se incluyen dentro del grupo de enfermedades cardiovasculares, siendo la principal causa de muerte en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Explican que los ACV suelen ser fenómenos agudos provocados por obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el cerebro, debido a la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos.

Ernesto Guerra Alcalá, neurólogo y especialista en medicina interna, explicó que la enfermedad vascular cerebral afecta tanto los vasos sanguíneos como su contenido, en el caso del sistema nervioso central, es decir, el cerebro.

Mencionó que es la segunda causa de muerte a nivel mundial y ha venido en aumento durante estos últimos años, en consecuencia del aumento de los factores de riesgo como: la hipertensión arterial, obesidad, el consumo excesivo de carne, y el poco consumo de fruta.

«Son factores de riesgo para producir lo que se llama ACV o estado de Stroke, que viene siendo un ataque agudo, que agarra al paciente de sorpresa y provoca que el paciente empiece a generar una serie de síntomas», argumentó.

Síntomas 

Sobre los síntomas, el especialista expuso que algunos de los más comunes son: debilidad muscular, desviación de los rasgos faciales, parálisis facial, hablar torpe y debilidad de las extremidades inferiores, generalmente de forma unilateral.

Sin embargo, Guerra señaló que hay otros accidentes cerebrovasculares de tipo o territorio posterior que generan síntomas distintos. Es decir, no producen debilidad, ni lenguaje torpe, pero sí generan en los pacientes mareos, visión doble, vértigo, visión borrosa e inestabilidad postural de forma aguda.

«Es diferente al otro tipo de enfermedad vascular, que es la parte del territorio anterior, donde hay un déficit motor, es decir, debilidad ante las extremidades», informó Guerra, a la vez que indicó que es importante ser conscientes de ello para que puedan identificar la enfermedad y llamar lo más pronto posible a un centro de hospitalización o atención médica.

Actuación inmediata

El también profesor de Medicina y Neurología de la Universidad de Oriente (UDO) y Universidad Central de Venezuela (UCV), precisó la importancia de actuar de manera rápida ante la presencia de una posible enfermedad cerebrovascular, porque entre más tiempo pasa, más neuronas se pierden.

«Dentro de la Neurología tenemos la premisa de que el tiempo es cerebro. Ya que por cada minuto que pasa en el que no se ayuda o se alivia el problema de circulación a nivel cerebral, se pierden 20 millones de neuronas, es decir, hay un desastre a nivel del cerebro cuando no se actúa de inmediato», apuntó.

 

Secuelas

Con relación a la secuelas que pueden dejar las enfermedades cerebrovasculares, Guerra dijo que los ACV son la segunda causa de discapacidad en el mundo. Además de que también es la segunda causa de demencia.

«Mucha gente se asusta por el Alzheimer, porque es la causa número uno de demencia en el mundo, pero de forma degenerativa. Mientras que la segunda causa de demencia es por los ACV, porque comienzan a perder la memoria, pero no es Alzheimer, es producto de ACV previos que van acelerando ese otro problema de incapacidad», profundizó.

A su vez, reiteró que la enfermedad genera que muchos pacientes queden en sillas de ruedas, con parálisis en la mitad de su cuerpo o una pierna, o brazo. En otros, también genera discapacidad para hablar o dificultad para comprender lo que se dice. Además de otras secuelas como trastornos de memoria.

El especialista advirtió que cada año hay más de 15 millones de ACV, a la vez que cinco millones de personas fallecen cada año producto de las enfermedades cerebrovasculares, siendo un problema de salud pública mundial.

 

 

ACV y jornadas laborales prolongadas

Durante este año 2021, la OMS y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertaron que las jornadas prolongadas de trabajo aumentan las defunciones por cardiopatía isquémica o por accidentes cerebrovasculares, puesto que en 2016, 398.000 personas fallecieron a causa de un ACV como consecuencia de trabajar 55 horas a la semana o más.

Estudios revelaron que «entre el año 2000 y 2016 el número de muertes por cardiopatía isquémica debido a las jornadas laborales prolongadas aumentó en un 42 %, mientras que el incremento en caso de las defunciones por accidentes cerebrovasculares fue 19 %».

Ante ello, el neurólogo expresó que todos los factores que puedan generar una sobrecarga de estrés o una sobrecarga emocional, podrían representar un factor de riesgo, por lo que resaltó la importancia de descansar al menos siete u ocho horas diarias.

«Si no tenemos esas horas de sueño o descanso, obviamente el riesgo estará más latente (…) a la larga eso produce factura, porque durante el sueño se reparan las neuronas y muchas cosas de nuestro sistema nervioso central”.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/ITZlFCo0K0dALE2WM1S3z8

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí: https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: