Economía

Lonchera escolar se vuelve un lujo

Visitan distintos negocios en busca de las mejores ofertas.
lunes, 21 octubre 2019
Archivo PRIMICIA | Evalúan alternativas para no dejar a sus hijos sin merienda

Cada día a los padres se les complica comprar alimentos para las meriendas de sus hijos.

Los cabezas de familia hacen un esfuerzo cada quincena, con tal que los niños lleven la lonchera llena.

Anteriormente lo común era armarla con jugos de 1/4 de litro, aunque en algunos hogares preferían que el niño consumiera jugo de frutas. Se complementaba con un sándwich con mantequilla, jamón y queso; así como algunas porciones de frutas picadas.

En la actualidad, esa lonchera “es más un sueño que una realidad”.

Instituciones públicas
Alejandro Rodríguez tiene a su hijo de 5 años en un preescolar público y comentó que es realmente difícil comprar la merienda.

Aunque en el plantel le deberían ofrecer la comida, Rodríguez aseguró que no es así.

El papá explicó que asiste a las ferias los jueves, para hacer las compras. En sus bolsas lleva regularmente paquetes de masa lista para pastelitos, que suele rellenar con queso o, en su defecto, salchicha. Completa la comida con galletas dulces o de soda.

En cuanto a las bebidas, en su carrito de mercado incluye avena o chicha.

Agregó que los domingos se dedica a comprar guayaba o melón para que el niño tome jugos naturales.

Yasmira Bellorín, madre de una niña de 4 años, sostiene que ya no se puede comprar lo necesario para una lonchera.

“Normalmente lleva una arepa con queso y jugo”, indicó.

Regularmente los jugos que la pequeña consume son de guayaba, en vista de que “es la fruta más económica que puede conseguir”.

Cuando puede permitírselo compra cambur, para que la estudiante coma algo entre turno, sin embargo no suele durar mucho.

Acotó que en el preescolar donde tiene a su hija sí dan almuerzos, pero “comúnmente son platos de arroz con lentejas y, en casos peores, solo le dan arroz”.

Pago en dólares
Katherine González es madre de un niño de 4 años. Comentó que es un gran esfuerzo el que hacen su esposo y ella para alimentar a su hijo.

González mencionó que su pareja prefiere adquirir divisas en efectivo para comprar en los mercados, alegando que “le resulta mucho mejor”.

Entre sus compras semanales para la comida del hogar enumera cajas de cereal, pan de sándwich, paquetes de galletas y masa lista para pastelitos. Con eso arma la lonchera escolar.

En su carro de mercado también lleva parchita, naranja y guayaba, con las que prepara jugos y le adiciona otras frutas para que coma, como cambur o mandarinas.

Sus compras las hace en ferias de San Félix, “porque los precios son más bajos en efectivo”. Luego van a los mercados de Puerto Ordaz.

González precisó que los alimentos no alcanzan para más de una semana.

Asimismo, indicó que solo en las cosas de su hijo gasta un promedio de 300 mil bolívares que, sumando otros desembolsos alimenticios para el hogar, sería aproximadamente un millón de bolívares por semana.

Por su parte, Bellorín comentó que semanalmente gasta mucho más del sueldo mínimo, «porque los productos están sumamente caros», y deben ingeniárselas “matando tigritos” a fin de conseguir lo suficiente para abastecer sus repisas.

Cada vez se le hace mucho más complicado al guayanés el comprar alimentos para sus familias, sin embargo siguen haciendo esfuerzos para tener sus platos de comida, especialmente lo que tiene que ver con la merienda de los niños.

Incumplen

Padres y representantes consultados denunciaron que en algunas instituciones públicas no estarían cumpliendo con la comida diaria para los niños. Aseguraron también que ellos hacen esfuerzos para conseguir los alimentos, por más caros que estén.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/IuK8vrwvtcMGlAcYTJLmYF

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien:
error: