Deportes

Jeserik Pinto: Estar entre los mejores atletas del mundo para mí fue un éxito

La guayanesa indicó que trabajará para llegar a París 2024 con el apoyo de su familia.
lunes, 06 septiembre 2021
Yainel Reyes | Pinto se mostró feliz con su actuación en Tokio durante su visita a PRIMICIA

Jeserik Pinto vive un momento dulce en su vida, no solo en lo deportivo sino también en lo personal, porque se prepara para casarse.

Sin embargo, ha sacado tiempo para  atender a los medios y contar su experiencia olímpica mientras se alista para participar en el Mundial de Piscina Corta de diciembre.

Aunque han pasado varias semanas desde que culminó su actuación en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 sigue latente la vivencia y la guayanesa lo recuerda como si fuera ayer.

«Fue una experiencia súper única, mágica, tenía muchísimos años tratando de lograr este sueño y creo que una de las claves por las cuales clasifiqué fue que en los últimos dos años me dediqué exclusivamente a la natación, también a raíz de la pandemia», relató en su visita a la nueva sede de PRIMICIA.

«Un atleta de alto rendimiento debe dedicarse 100 % a su carrera, las horas de descanso también son importantes», añadió.

Comentó que como el apoyo económico por parte del Estado no era, ni es el idóneo, «tenía que hacer otras cosas», como terminar su carrera universitaria y montar su empresa de venta de ropa y trajes de baño, «pero ahora me dediqué completamente, conté con el apoyo de mi familia y de mi novio».

Reiteró que siempre había soñado con el momento de ir a unos Juegos Olímpicos.

«Estar allá no había manera de no disfrutarlo, inclusive cuando no obtuve los resultados que quería, pero ya he pasado por una serie de competencias y experiencias a lo largo de 20 años de carrera deportiva y sencillamente he aprendido a disfrutar de las cosas cuando no salen bien y más estando en unos Juegos Olímpicos rodeada de los mejores atletas del mundo», dijo con la emoción aún latente.

Esperaba más

Pinto reveló que esperaba mejores resultados de los que consiguió, «honestamente tenía mejores expectativas por como venía evolucionando, en los últimos años de mi carrera han sido los mejores, he hecho mis mejores tiempos, me he sentido muchísimo mejor» contó.

Sin embargo, «cuatro semanas antes estaba haciendo un ejercicio pesado y se vieron afectado el tendón de Aquiles de los dos pies. Estuve tres semanas antes de irme a Tokio en terapia y al final no me pude recuperar 100 %. Previo a la competencia tuve que hacer terapia, me inyectaron en los pies para poder competir, creo que más que físicamente, mentalmente creo que eso me afectó».

Contó que había días en los que no se podía parar de la cama. Cuando hacía las terapias se tenía que tomar el día libre por el dolor.

«El día de la competencia creo que la adrenalina hizo que no me doliera nada, pero mentalmente sí me pegó. Yo decía nada puede perturbarme este momento, trataba de pelear con mis pensamientos porque ese momento lo soñé tanto y tenía que disfrutarlo, fue único y espectacular para mí», añadió.

Pese a que no consiguió meterse en el podio asegura que no se arrepiente de nada, «estar entre los mejores atletas del mundo para mí fue un éxito. No puedo decir que cambiaría algo, entrené y le dediqué mucho para estar».

En cuanto al apoyo, Pinto sostuvo que todo atleta necesita condiciones óptimas tanto en la parte física como en la mental.

«Evitar ese estrés para cualquier atleta es un plus, pero valió la pena cada momento negativo o de estrés para poder conseguir una piscina y entrenar, conseguir un gimnasio, la comida, gasolina. Cuando estuve en Tokio todo eso se borró», expuso Jeserik.

Destacó el respaldo que recibió de su novio, quien se encargó de dirigir sus entrenamientos, tras la muerte de su entrenador hace dos años, dos meses antes de los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

«Tuve que reestructurar muchas cosas, cambiar la rutina y mi novio estuvo ahí al 100 %. La pandemia en parte nos ayudó para que tuviéramos el tiempo para la preparación a Tokio», rememoró.

Rumbo a París 2024

La guayanesa indicó que trabajará para llegar a París 2024 con el apoyo de su familia, «vamos paso a paso, ya me llamaron para convocarme al Mundial de diciembre que es en Dubai, voy a cerrar el año en el Mundial de piscina corta y el año que viene comienza el ciclo olímpico, ya iremos viendo, pero por ahora sí».

Ante esto se enfoca en obtener su segunda clasificación olímpica. Contó que reinició sus entrenamientos el 30 de agosto y permanecerá en la ciudad haciendo los preparativos para su boda civil que será el 25 de septiembre, después del enlace estará trabajando entre Valencia y Puerto Ordaz.

De la ayuda prometida por el presidente Nicolás Maduro tiene sus dudas, porque aún, «no tenemos apoyo económico, las becas no existen. Contacté a alguien del ministerio (del Deporte) a ver si había una beca mayor para los atletas olímpicos y qué íbamos a hacer con la nueva preparación y me dijo bueno estamos luchando eso. Entonces dije: bueno si nos dijeron sí a todo y ahora es otra cosa, pero seguiremos luchando hasta que el cuerpo aguante».

Aprendió a disfrutar la experiencia

Pinto manifestó que lo más importante es disfrutar lo que haces, «si haces las cosas sin que sea tu pasión creo que las cosas no se dan. Fue una de las cosas que disfruté de camino a Tokio y por eso logré lo que quería».

De la hermandad que mostró la delegación, la nadadora afirmó que casi siempre estaban en contacto y como no podían asistir a las competencias del otro tenían un área en la que todos se encontraban para ver la actuación de sus compañeros.

«Eso nos unió  bastante y nos llenó de mucha vibra bonita. Hubo apoyo de todos los atletas, el intercambio de información, conocer las reglas de otros deportes, a veces uno se enfoca solo en su deporte y no sabes del otro. Conocimos bastante las demás disciplinas y eso fue bien bonito», contó.

Mensaje de motivación

La olímpica le recomienda a los nadadores que están comenzando que no se amilanen y que si no tienen piscina, se dediquen a realizar entrenamiento fuera del agua.

«En pandemia nos tocó trabajar solamente la parte física, hacer entrenamientos adaptados como si fueran en el agua. El que tiene ganas hace lo imposible», indicó.

Destacó que tienen toda la vida por delante y tienen tiempo, porque está segura que la situación va a mejorar, «de hecho uno de mis planes a futuro es ayudar a la masificación del deporte, montar una academia de natación y recuperar aquí muchas infraestructuras para que esos niños puedan volver a nadar y ayudarlos con mi experiencia, dedicarles ese tiempo».

Admite que se ve más como entrenadora que como dirigente, porque así estaría más cerca de los atletas.

«La dirigencia no me gusta, creo que todo el que cae ahí se contamina, entonces no quiero verme ligada en eso. Si me gustaría ser parte de la federación, ser presidenta de la federación pero no sé qué tanto, porque al final las cosas no sale como uno desea, porque no solamente soy yo, sería un equipo del que también dependes, vamos a ver», expresó Jeserik.

La idea la tienta porque ha sufrido mucho, al ser atleta del interior del país, «el trato para la gente del interior es otro, es una de las cosas que me gustaría cambiar. Hay muchos que son rechazados, los olvidan, les hacen trampa, prefieren meter a gente de Caracas, te convocan para el mismo día y finalmente te dejan. Por eso me vi en la obligación de salir del estado, las cosas se facilitan mucho más cuando estás en la capital».

Jeserik comentó que ha apoyado en lo que ha podido a Lismar Lyon, «es una niña que es buena y necesita muchas cosas. Está detrás de mí y debería tener mucha más atención porque es una atleta de proyección a París y a las otras olimpiadas. No tiene vivienda, transporte, está muy desasistida y eso yo lo pasé».

Aspira evitarles ese tipo de problemas a los atletas en crecimiento porque, «eso a uno lo desmotiva, quieres abandonar. A unos les pega más que a otros, pero yo también he tenido mis momentos de tristeza, porque a veces voy a Caracas a reunirme con el ministerio y me provoca salir llorando, te tratan mal, no te dan el puesto que mereces. Cada vez te ponen más trabas».

El apoyo de su mamá ha sido fundamental y lo importante para ella es seguir con la firme convicción de mantenerse en lo que te gusta, «sin importar lo que pase a tu alrededor, luchar con eso, porque al final es un momento tuyo. Lo haces por ti».

Sin apoyo regional

Recordó que seis de los atletas que asistieron a Tokio 2020 son guayaneses y ninguno contó con el apoyo de la gobernación del estado Bolívar, «de hecho estamos casi todos aquí y no ha habido ningún reconocimiento, sí tenemos de un coronel en cuanto a la gasolina porque él fue atleta».

Pinto piensa que la labor de cambiar la cultura del deporte y de muchas áreas es ardua, «el estado Bolívar ha estado abandonado en muchísimas áreas».

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/E4kw8Z2Re62BtUbU9io3Sl

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: