Sucesos

“Quiero que reconozcan el 100 % de los gastos fúnebres y una indemnización para mi nieta”

Familiares de los hermanos Medina Plasencia, fallecidos este 13 de julio tras chocar contra un autobús de la empresa CVG Ferrominera Orinoco, se pronunciaron.
lunes, 19 julio 2021
Archivo | Fueron atropellados por un autobús de la empresa

Miguel Medina, padre de Branyer Jesús y Brayhan Miguel Medina Plasencia, pide que “se reconozca el 100 % de los gastos fúnebres de sus dos hijos, además de una indemnización para su nieta”.

Señaló que la empresa CVG Ferrominera Orinoco (FMO) solo ha contribuido con 600 dólares de los 1.500 que se debía cancelar para la sepultura

Reconoció que por “equivocación entregaron a la estatal el presupuesto que no era, pero al percatarse del error avisaron a los representantes y estos quedaron en cancelar el restante, hasta la fecha no lo han realizado”.

Enfatizó que “solicitarán una indemnización” puesto que Branyer Jesús dejó una hija, de casi dos años, en orfandad.

Además mencionó que la unidad de transporte Encava implicada en el accidente ocurrido la tarde del 13 de julio, al parecer, presentaba desperfectos mecánicos por lo que se cuestionó “por qué la tenían operativa”.

“Desde el principio nos hemos sentido burlados por los representantes de la empresa ya que cuando llegamos al sitio habían movido el cadáver de Brayhan y el autobús aproximadamente 10 metros de donde ocurrió”, comentó.

Por otro lado confirmó que su hijo Branyer fue trasladado al hospital Dr. Américo Babó de FMO y de allí lo remitieron al Hospital de Clínicas Caroní donde le realizaron una tomografía.

Luego de ello, alega que lo regresaron al centro médico y “durante varias horas no nos prestaron atención. No fue sino hasta las 5:00 de la tarde que nos dicen que Branyer está estable, pero que debían operarlo debido que se le formaron unos coágulos”, añadió.

Precisó que aproximadamente tres horas después “vieron salir al neurólogo sin decirle ni una palabra”, tiempo después fue que “nos avisaron que Branyer falleció”.

“Mi hijo ya tenía horas muerto, porque cuando lo vi ya estaba frío y rígido. Además mientras mi hijo estaba muerto me pidieron tres donantes de sangre B+ cuando él era A-”, enfatizó.

“Lo único que quiero es que se me reconozca el 100 % de los gastos”, reiteró. Acotó que “me lo trataron como si él fuera un delincuente”.

Recordó que ese día, los dos hermanos Medina Plasencia retornaban a su lugar de residencia en Cambalache, luego de haber compartido con él en el sector Castillito.

Branyer y Brayhan eran los mayores de cinco hermanos.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/BbztawCdW7nIt25Xx251yw

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: