Sucesos

Presentan a guardia que asesinó a sus tres compañeros

Pretendía vender las armas a una organización delictiva.
miércoles, 31 julio 2019
Cortesía | Mató a tres funcionarios para vender las armas de fuego

Delta Amacuro.- Erick Hidalgo Martínez fue trasladado al Tribunal 16, en el estado Anzoátegui, en el que será procesado por el homicidio de sus tres compañeros militares.
La audiencia estaba pautada para este martes, pero hasta el cierre de esta edición se desconocía la decisión del juez.
Tras el triple homicidio ocurrido en el Puesto de Control San Francisco de Guayos del municipio Díaz, en el estado Delta Amacuro, las autoridades comenzaron las diligencias para procesar al presunto culpable.
No tardaron muchas horas en identificarlo, debido a que eran cuatro los efectivos de turno, adscritos al Destacamento de Vigilancia Fluvial 61, donde tuvieron lugar los hechos.
Todo indicaba que Hidalgo Martínez era el responsable.
Los infortunados fueron identificados como Luis Alfonso Cedeño Medina, Medardo Cotúa Rodríguez; quienes eran sargentos primero, y Jesús Tomás Zavarce Araujo, sargento primero mayor.

Venta
Trascendió que el objetivo de Hidalgo, luego del crimen, era esconder las armas de sus compañeros y luego venderlas.
Supuestamente, el castrense estaba relacionado con los integrantes de una banda delictiva que le solicitó los AK-103.
Al parecer, los delincuentes tienen el control de un yacimiento y pretendían llevar los armamentos para mantener el poder.
También se dice que Erick Hidalgo tenía pensado irse del país, entonces quería usar su uniforme para llegar a alguna frontera y vendes los fusiles.

Capturado
Los responsables de las averiguaciones precisaron al sujeto cuando ingresaba a su vivienda.
Según trató de evadir el procedimiento, pero luego acató el llamado de “alto” y no interfirió con los cuerpos policiales.
Presuntamente Hidalgo trató de fingir que el caso se trató de una masacre y él resultó ileso porque se había aislado del puesto, en el momento que llegó un grupo comando y comenzó a disparar.
La versión no estaba acorde con las pruebas, porque a Hidalgo, le decomisaron cuatro fusiles AK-103; el que tenía asignado y los tres que se llevó luego de segar la vida de los castrenses.
Además, cuatro cargadores y más de 80 cartuchos.
Se supo que luego de varias horas de interrogatorio, Hidalgo confesó.

En Bolívar
Varios casos de homicidios han ocurrido en la entidad bolivarense, en los que las víctimas son militares.
En abril, dos pistoleros ultimaron al sargento mayor tercero del Ejército, Paúl Hourry Rivero, de 31 años, mientras realizaba el servicio en la subestación eléctrica de la avenida Gumilla, en San Félix.
El uniformado estaba adscrito al Destacamento 642 del Batallón de Ferroviarios en Palúa.
Los bandidos se llevaron el fúsil AK-103 asignado a Rivero.
Dos sargentos fueron sentenciados de múltiples balazos en la cabeza; sucedió en enero en el Puesto de Control de El Retumbo, vía a El Pao.
El grupo también cargó con los dos fusiles.

Escape truncado
Supuestamente, Erick Hidalgo tenía planificado salir de la zona el día que fue arrestado.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/G1A3T9ZMeGbLSwky655UN

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: