Sucesos

Habitantes de Villa Icabarú viven a la “buena de Dios” por la inseguridad

La inseguridad los azota desde hace algún tiempo. Aseguran que no cuentan con presencia policial, aunque han denunciado en varias oportunidades.
miércoles, 16 marzo 2022
Cortesía | Hurtaron seis aires acondicionados del Centro Comercial 323

Transitar por las calles de la urbanización Villa Icabarú, en Puerto Ordaz, cada día es un “desafío” -tanto para habitantes como visitantes- sobre todo en horas nocturnas. En este primer trimestre, alrededor de cinco hechos delictivo, entre robos y hurtos, se han registrado en el urbanismo.

Este fin de semana, los delincuentes volvieron a actuar. En esta oportunidad, cargaron con radiadores, ventiladores y compresores de, al menos, seis aires acondicionados del Centro Comercial 323. Situación que afectó directamente a tres locales.

El director del Centro Clínico San Andrés, Noel Rodríguez, uno de los afectados, contó que los antisociales ingresaron a la azotea del centro comercial. Presumen que en el hecho hubo actuación de más de un individuo, ya que también se llevaron dos equipos de 5 toneladas cada uno, y estos solo pueden cargarse con ayuda.

Asimismo, mencionó que de tres reflectores hurtaron uno, además de un bombillo.

Rodríguez señaló que no es la primera vez que la clínica es víctima de los vándalos. El pasado mes de enero, asegura que en par de oportunidades, también cargaron con piezas de otros equipos de aires acondicionados.

Explicó que actualmente de unos 18 equipos que alimentan al centro comercial solo quedan 9 en funcionamiento, de los cuales tres son de la clínica.

Por su parte, la encargada de una farmacia -otra de las afectadas- explicó que también les ha afectado, ya que necesitan de los aires para mantener acondicionadas algunas medicinas. Además, añade que que se les hace cuesta arriba reponer un equipo de esos, ya que se necesitan alrededor de 1.000 dólares.

No es la primera vez

Y es que no es la primera vez que vecinos acuden a PRIMICIA para alzar su voz por la inseguridad que los tiene azotados. A mediados del mes de enero la dueña de un local de repostería denunció que antisociales irrumpieron en el negocio y se llevaron computadora, puntos de ventas, televisores, además de enseres.

Hace 21 días aproximadamente, una habitante mencionó que sujetos irrumpieron en una carnicería cargando con todo a su paso. Dijo que los delincuentes forzaron las cerraduras.

Desesperanzador 

Los locatarios y habitantes coincidieron que la presencia policial en la zona residencial y comercial es “nula”. Aseguraron que se encuentran a la “buena de Dios”.

Acotaron que han acudido hasta los organismos policiales para denunciar pero no reciben respuesta concretas. “Nos dicen que no patrullan porque no tienen gasolina”, mencionaron al unísono. Situación que los ha “desesperanzado” y “no saben a donde acudir para ser escuchados”.

Otro factor en el que coinciden, es que presumen que los antisociales son de la zona, por la forma en que actúan. En el caso del centro comercial, Rodríguez enfatizó que el único acceso hacia la azotea es ingresado por la clínica.

Es por ello, que reiteran -una vez más – el llamado a los organismos de seguridad, a los representantes gubernamentales para que se tome cartas en el asunto. Piden que haya una reunión con la junta comunal para buscar soluciones.

No hay alumbrado

La falta de alumbrado público es uno de los factores que inciden en el incremento de la inseguridad. Mencionan que a partir de las 7:00 p.m. hay tramos que quedan en oscuridad total. Mencionaron que están en la búsqueda de soluciones para restituir el alumbrado.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Jv2hzmldg1SH1EaFbjb6h2

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

error: