Sucesos

El silencio ante las muertes macabras

Municipios del Sur reportan los peores casos de homicidios.
jueves, 28 marzo 2019
Muertos (Wilfredo Álvarez) macabras
Wilfredo Álvarez | Hermanos Jaramillos decapitados en la Bendición de Dios

Encontrar una cabeza, un brazo o una pierna de un ser humano se ha vuelto común en Ciudad Guayana, en especial en aquellos sectores considerados “zonas rojas” debido al alto índice de criminalidad. Residentes han bautizado este nuevo modus operandi como “crímenes creativos”.

 

Entre 2018 y 2019, muchos casos de descuartizados han sonado en el municipio Caroní y causaron conmoción en la población, sin mencionar a la cantidad de personas que han sido desaparecidas y asesinadas.

 

El temor y la incertidumbre, aunado al silencio de las personas que prefieren ignorar la situación, persisten en la colectividad porque las bandas delictivas que viven en las comunidades mantienen las mantienen en tensión constante.

 

Prefieren callar

“No te puedo decir mucho y debo procurar que no me vean hablando contigo”, son algunas de las palabras que habitantes de Puerto Ordaz han mencionado cuando se les hace referencia a la situación de inseguridad.

 

Al otro lado del puente, en San Félix, las condiciones son las mismas. Nadie quiere hablar y si lo hacen es bajo anonimato.

 

El terror se les nota en sus miradas y en lo temblorosa de la voz cuando tratan de expresar lo que realmente se está viviendo.

 

Relatan que desde muy temprano deben resguardarse en sus casas por el miedo a ser víctimas de la inseguridad.

 

“Ya a las 5:00 de la tarde nos encerramos, frecuentemente escuchamos detonaciones y no nos asomamos porque sabemos que no es nada bueno lo que está pasando. Entre los mismo malandros se están matando”, refirió una habitante de Core 8.

 

Imitación de culturas

Funcionarios adscritos a la Policía Municipal de Caroní (PMC), Policía del Estado Bolívar (PEB) y Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) revelaron que “ante la presencia de guerrilleros y paramilitares en las regiones del sur de Bolívar”, muchos de los delincuentes que tenían el control de algunas zonas mineras se han mudado a Ciudad Guayana.

 

Por esto, las cifras de “asesinatos macabros o creativos” han incrementado en la urbe y van cobrando mayor fuerza con el pasar de los días.

 

En los diversos sectores de la región del hierro, las decapitaciones y desmembramientos han causado conmoción y alarma, sobre todo en los lugares que cuentan con mayor espacio que sirven como vías de escape.

 

Aseguran que debido a esto, la mayoría de estos crímenes es ejecutado en los barrios de la ciudad.

 

Directores de los distintos cuerpos de seguridad en el municipio Caroní mencionaron que son una imitación de otras culturas, como las mexicana y colombiana.

 

El objetivo es sembrar el miedo en la colectividad, para evitar que hayan denuncias en su contra y lograr el control absoluto.

 

La mayoría de ellos se dedican al cobro de vacunas, robos y amedrentamientos en zonas comerciales.

 

Casos relevantes

Durante 2018, las muertes macabras comenzaron a tener mayor auge cuando el 5 de marzo fue hallada la cabeza de un joven de aproximadamente 18 años. Pendía de poste en La Bendición de Dios, en Core 8. El cuerpo fue localizado a escasos metros, dentro de un vehículo Malibú azul.

 

La comunidad reseñó en ese entonces que el occiso era un azote.

 

Otro de los hechos que causó zozobra nuevamente en los residentes de La Bendición de Dios, fue la muerte de los hermanos Anderson José y Mayerling Isabel Jaramillo Guerra, de 22 y 18 años, respectivamente.

 

Ambos fueron decapitados en la parte trasera de la vivienda donde la muchacha residía con su pareja.

 

Lo que hizo resaltante este doble homicidio es que los atacantes se llevaron las cabezas, localizadas un día después cerca del Villa Jade.

 

Testigos reconocieron a los responsables, sin embargo no quisieron emitir ninguno tipo de denuncias ante las constantes amenazas.

 

Para ese entonces, detectives señalaban a los integrantes del Tren de Guayana que lidera parte de esa zona.

 

En lo que va del primer trimestre de 2019, aproximadamente tres casos iguales se han reportado en la ciudad, entre los que destacan el hallazgo de los restos de un hombre desmembrado y abandonado dentro de una bolsa en el sector La Laja. Hasta la fecha no ha sido identificado.

 

A este se le suma el hallazgo de dos cadáveres descuartizados en Las Batallas y cuyo residentes alegaron que el lugar se ha convertido en un “vertedero de cuerpos”.

 

El más reciente se registró hace una semana en Francisco de Miranda. La cabeza de un joven de 16 años fue hallada enterrada, mientras que sus extremidades y tronco fueron encontrados dos días después.

 

Cifras

De acuerdo a los datos publicados en el informe anual del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) región Bolívar, en los últimos tres años, la entidad se ha convertido en una de las más violentas del país.

 

Según la información reseñada, para 2018 pasó a ocupar el tercer lugar, superando al Distrito Capital y Sucre. Los municipios del sur como El Callao, Roscio y Guasipati son los más sonados en cuanto a la saña con la que se cometen los homicidios.

 

La mayoría de los homicidios están ligados a las actividades mineras, en las que grupos armados buscan tener el control total.

 

Instan a denunciar

Los jefes de los diferentes cuerpos policiales instan a la comunidad a denunciar las irregularidades que se generan en las zonas. Aseguran que mientras exista el miedo, sus labores de acabar con estas bandas se dificulta.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/HWyKZ9dACBI9Tl0joLIRVu

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia 

Lea Tambien:
error: