Sucesos

Profanó cadáver en funeraria para sacarle un diente de oro

Cámaras de seguridad registraron el suceso. El implicado confesó que vendió el diente.
miércoles, 09 octubre 2019
Archivo PRIMICIA | El trabajador aprovechó que ningún familiar se quedó en la noche

Agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) recibieron la denuncia sobre el robo de un diente de oro a un cadáver. Ocurrió en una capilla de la funeraria Profamilia, en Unare.

El familiar del occiso acudió a la sede de la policía científica y denunció la profanación.

Explicó que la víctima falleció de manera natural, el lunes a primera hora. Esa misma tarde el cuerpo fue entregado a sus dolientes para velarlo.

Se dirigieron a Profamilia, pues el servicio fúnebre estaba pago por el difunto desde hace mucho tiempo.

A las 8:00 de la noche les notificaron que cerrarían las puertas del recinto. Ninguno de los dolientes accedió a quedarse.

A las 7:30 de la mañana del martes regresaron a la capilla y notaron irregularidades en el espacio.

La corona de flores no estaba en el mismo lugar, encima de la urna, y había hojas y pétalos regados en el piso.

Además, se notaba que el cadáver fue movido.

Los familiares reportaron lo que vieron a la supervisora de turno. Le dijeron que había algo sospechoso y le pidieron inspeccionar el cuerpo.

Cuando tuvieron permiso para detallar los restos, se percataron que le faltaba un diente de oro.

De inmediato, los afectados pidieron hablar con la directiva de la funeraria, quienes inmediatamente los atendieron.

Una vez que plantearon la situación, los encargados llamaron a los trabajadores del turno de la noche.

Todos se presentaron en la empresa y alegaron ante la directiva desconocer lo sucedido.

Denuncia

Mientras eso ocurría, un hermano de la víctima denunciaba el suceso en la Subdelegación Guayana del Cicpc.

A las 11:00 de la mañana, una comisión de expertos de la Brigada Contra Hurto llegó a Profamilia y dieron inicio a las averiguaciones.

Inspeccionaron la escena y pidieron verificar las cámaras de seguridad.

Fue así como Benito López Barbosa, de 51 años, quedó descubierto.

De acuerdo con la versión oficial, Benito esperó que los familiares salieran para cometer el delito.

A las 9:15 de la noche del lunes pasó a la capilla, abrió el ataúd y con un alicate extrajo el diente.

Benito fue captado por las cámaras cuando ingresó al cuarto por la puerta principal y salió por la parte trasera.

Los sabuesos no recuperaron el diente, porque el arrestado alegó que ya lo había vendido.

Empleado fijo
Según declaraciones de la directiva de Profamilia, siempre estuvieron atentos a prestar el apoyo a los familiares y al organismo de seguridad para verificar la denuncia.

Revelaron que en ningún momento se negaron a dejar que supervisaran las cámaras de vigilancia.

Dijeron que Benito López Barbosa tenía más de diez años como empleado de la empresa.

Detallaron que comenzó en el departamento de Mantenimiento, pero con el tiempo se interesó por aprender el oficio de preparador de cadáveres.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/G1A3T9ZMeGbLSwky655UNo

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien: