Sucesos

Denuncian irregularidades en cárcel de Vista Hermosa

En el centro penitenciario de Ciudad Bolívar, hasta el uso de la cancha está condicionado.
jueves, 09 junio 2022
Cortesía | Familiares denunciaron de forma anónima irregularidades que ocurren en el cárcel

Además del hacinamiento, retardo judicial, alimentación reducida y otras vicisitudes que viven los privados de libertad en el Internado Judicial de Ciudad Bolívar, conocido como cárcel de Vista Hermosa, deben pagar “vacuna”, denunciaron varios familiares. 

Las vacunas son cuotas que les demandan a los familiares de los presos como una licencia que les otorga el derecho de alojarse en un área determinada de la prisión reduciéndoles ciertas vulnerabilidades.

“Para que un preso esté en condiciones medianamente humanas tiene que pagar”, manifiesta un familiar, debido a que, adicionalmente pagar para usar el gas doméstico y de los espacios de recreación, como canchas deportivas.  

Los familiares objetan que desde el centro de reclusión deberían solicitar colaboraciones “porque los espacios requieren su mantenimiento”, pero expresan que la cantidad que se les pide es un “exabrupto”, incluso mayor que el sueldo que recibe un empleado en un puesto de trabajo.

Los parientes de los reclusos afirman que tales tarifas son impuestas por “pranes” con cierto escalafón dentro de la prisión.

Añaden que hay muchos prisioneros con familias de muy escasos recursos, están otros que no tienen a nadie. Por lo tanto, quienes no pagan son encerrados en un “cuartico” hasta que consiguen el dinero que deben.

“Independientemente del delito por el cual estén ahí, siguen siendo seres humanos y no merecen pasar meses o semanas en doble encierro, ni las doñitas merecen vender hasta las ropas que tienen puestas para pagar”, exclamó un familiar.

Estar preso es caer en el baúl del olvido

En el marco legal venezolano se reconoce a los privados de libertad como sujetos de derechos y en la Carta Magna se enuncia que se les deberán respetar durante el cumplimiento de la pena. Sin embargo, sus parientes lamentan que “cuando alguien cae preso, queda en el baúl del olvido”.

Una de las madres alega que tuvo que salirse de su casa para alquilarla y poder pagar la “causa” con ese dinero. Otras mujeres de la tercera edad recorren las calles a pie, bajo sol o lluvia para no dejar a sus hijos en el abandono.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/EYG9YmFLInNEV9d04FckjG

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

error: