Placeres

Aislamiento social provoca explosión de “lives” musicales en Brasil

La gran competición empezó el 29 de marzo, cuando Gusttavo Lima reunió a más de 750.000 personas con un concierto.
lunes, 01 junio 2020
Cortesía | Incluyen todo tipo de música brasileña: desde sertanejo a samba, MPB, pagode, rap, axé o funk

El aislamiento social decretado en Brasil como forma de prevención contra la enfermedad del nuevo coronavirus (covid-19) ha detonado en el país un nuevo método para disfrutar la música con los «lives» (actuaciones en vivo) que cada noche hay en la televisión y redes sociales, y que se han convertido en un auténtico fenómeno.

Considerado como uno de los países del mundo con una mayor riqueza y diversidad musical, Brasil ha asistido en los últimos dos meses a una revolución del mundo de la música, que ante la imposibilidad de ofrecer conciertos con público en un escenario, los hace ahora desde las residencias de los grupos o cantantes, con centenares de miles de espectadores a distancia.

Debido a ello, la agenda de «lives» se ha convertido en una de las principales búsquedas en internet de Brasil, para saber las actuaciones del día, y ha permitido un acceso a conciertos en directo de miles de personas que, en condiciones normales, por distancia o distintos motivos, no habrían podido ver a su cantante o grupo en directo.

Según datos de la plataforma de vídeos YouTube, las búsquedas por contenido en directo en Brasil crecieron un 4.900 por ciento desde el inicio de la pandemia.
Algunos de los artistas más famosos del país lograron un público récord, con millones de espectadores.

La cantante Marília Mendonca logró reunir a 3,29 millones de espectadores simultáneos. La pareja de sertanejo (country) Jorge y Mateus, hicieron un concierto en abril de cuatro horas y media que logró reunir a 3,1 millones de personas. También superaron el millón de espectadores Gusttavo Lima (2,7 millones de espectadores), Sandy y Junior (2,6 millones) y la pareja Simone y Simaria (1,5 millones).

La gran competición de los «lives» empezó el 29 de marzo, cuando Gusttavo Lima reunió a más de 750.000 personas con un concierto desde su casa retransmitido en las redes sociales. Ello provocó que los fanáticos de otros cantantes y grupos pidieran sus actuaciones, por lo que, se produjo un auténtico alud de «lives» musicales y una disputa por días y horarios. Los «lives» incluyen todo tipo de música brasileña: desde sertanejo a samba, MPB, pagode, rap, axé o funk.

«En tiempos de cuarentena, poder ver actuaciones de los grupos favoritos es un gran pasatiempo. Prácticamente veo uno o dos conciertos diarios», explicó a Xinhua el estudiante carioca Yuri Yeler, de 18 años, quien afirmó que los «lives» permiten que su abuela de 86 años también asista a algunos de los conciertos.

Los «lives» incluyen una parte solidaria: en su mayoría, los artistas piden donaciones para personas, entidades y hospitales que pasan por necesidades debido a la pandemia. Así, el «live» «Amigos», que juntó a los cantantes Chitaozinho e Chororó, Zezé di Camargo y Luciano e Leonardo logró recaudar más de 1,7 millones de reales (320.000 dólares) que fueron entregados a un hospital.

Ya el cantor de pagode Ferrugem logró recaudar 40 millones de toneladas de alimentos tras pedirlo en una de las actuaciones que realizó desde su casa, mientras que Léo Santana prometió donar 10 cestas básicas de comida por cada 10.000 espectadores.

Uno de los sectores más beneficiados de las actuaciones en directo durante la pandemia son las marcas que se anuncian, principalmente las de comida y bebidas, que logran una gran visibilidad de millones de espectadores, algo básico en un momento de caída de las ventas del sector debido a la crisis económica que provocó la covid-19.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/CyYv6kf0DHHBYcr3iPHRv2

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien:
error: